29 de enero de 2010

.
Aumenta la edad de jubilación hasta los 67 años y se endurecen los tiempos cotizados para poder acceder a una pensión digna, que cada vez lo será menos; asistimos a un retroceso social sin precedentes, un giro cruel a contramano de la Historia.

Las medidas contentarán a los mercados financieros (los auténticos responsables de este calvario), porque esta Europa hace tiempo que se entregó a ellos y se olvidó de las personas de carne y hueso.
.
Qué lástima que esta sociedad no tenga a mano un sueño para seguir avanzando; que no se busquen otras soluciones que no sean mantener a los ancianos en los andamios o a los maestros sirviendo de befa a una juventud desnortada.

Por si había alguna duda, ya queda claro quién va a pagar los platos rotos. Los escritos de Orwell han dejado de ser utopías y en el siguiente paso (con la próxima vuelta de tuerca), tal vez alguien sostenga que es mejor hacer leña de los barcos varados.
.
No sé si quiero estar aquí para verlo.

Codorníu.
.

10 comentarios:

MR-MONSTER dijo...

No podría haber sido mas claro y conciso.Las nubes de tormenta se vislumbran en el horizonte.El futuro se ve mas miserable que nunca.

MartinAngelair dijo...

Si te vale de consuelo,...y visto lo visto,...


...ojalá algunos profesores nunca se jubilaran.



Por otro lado,...qué fantástica la expresión: tal vez alguien sostenga que es mejor hacer leña de barcos varados.




(...y ojalá te tuviese cerca de profesor para un alumno que se lo merece...)





Muchos besos, y muy fuertes.



B.N.C.P.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Hola, hola, levantateeeeeeeeeee... Buenos días. No te ofrezco café, cada vez me sale más agua chirri y no me han subido el sueldo para comprar cafetera, ¿vale? y no pienso estar trabajando hasta esa edad porque me lo digan esos mermados. Mira bien sabes que soy una idealista, que saco las cosquillas amables, tirando a la basura los pellizcos, pero el año pasado aterricé dandome la leche del siglo que aún me supura el corazón y el alma por más remiendos que la pongo está rota: las empresas, los mercados no entienden de personas por mucho que gritemos que gracias a la gente existen. Para ellos somos números y aun con eso(mal que lo diga yo, pero en mi curro no soy mala) te dan la patada sin miramientos. de nada ha servido tu teson, tu lealtad, tu prudencia, tu sacrificio... toda tú; de las mayores decepciones de mi vida y que no supero.
Que les den por donde ya sabes, cabr... hijos de... el micro espacio de libertad, mi dignidad no me la van a quitar, leñe
¿Beso?

TORO SALVAJE dijo...

Hace un par o tres de años no conocía casos cercanos a mí de gente que lo estuviera pasando mal. Si que sabía que la cosa empeoraba pero nunca pude imaginar ésto.
Ahora conozco cinco personas, algo mayores, que lo están pasando muy mal, y eso no es lo peor, su único futuro será de aquí un tiempo una mísera pensión asistencial que seguramente también será recortada.
Por edad están fuera del mercado de trabajo, no por experiencia ni por ganas, simplemente por la edad y son carne de indigencia si las cosas no cambian.
Independientemente de ideologías nos están llevando al matadero.
No sé, quizás al final será o ellos o nosotros y ante eso no creo que debamos dudar.
Son tantos los recortes... sobre todo en las libertades que ya no me asombran.
Bueno, si, me asombra que todavía no haya ocurrido alguna desgracia seria, pero estoy seguro que ocurrirá.

Saludos.

mangeles dijo...

Tendrá que estar aquí para verlo y para cambiarlo, o intentar cambiarlo.

Los trabajadores debemos aprender de los errores. Nos dijeron que ser pobres era "una verguenza", y todos nos pusimos a intentar parecer "pijos y ricos", y muchos votaban al "PP" para no ser o parecer obreros.

Los bancos nos daban dinero para comprar de todo, casas, coches, vacaciones, ordenadores....Y LES DIMOS NUESTRA VIDA y nuestro trabajo, incluso algunos hasta el de sus hijos.

Se puede vivir con muy poco. No debemos entrar en su mundo consumista.

Lo vamos a pasar mal. Pero hay que empezar a ser SOLIDARIOS. La solidaridad que ellos no se esperan. La SOLIDARIDAD OBRERA. Los trabajadores con trabajo pueden ayudar a los que no lo tienen. Todos podemos alquilar una habitación al amigo que se ha quedado sin trabajo y sin casa, a cambio de que haga tareas de la casa. No sé...muchas cosas....

Los barrios, las asociaciones de barrios pueden empezar a funcionar. Treinta personas que trabajan,pueden pagar entre todas, una habitación en una pensión a alguien sin casa.

No sé...pero será cuestión de empezar a movilizarnos en los barrios.

Besos, Pepe.

DaliaNegra dijo...

Me ha tocado el corazón el comentario de Mangeles.Creo que los tiros tendrán que ir por ahi, habrá que superar la tendencia a "que lo haga otro" e involucrarse,poner el cuerpo y hacer que la cabeza no rule en el vacío, sino que vaya acompañada de la acción.Gracias por este post, por los comentarios, y por pasarte por mi blog,Codorniu.Un saludo.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Siempre tan interesante lo que escribes..., y en este caso es una chispa que hace saltar a cualquiera.
Busco y vuelvo a buscar un motivo de todo esto y lo único que se me ocurre es que falta solidaridad, porque si el espíritu de trabajo y lucha para vivir mejor lo tuviéramos todos no tenía porqué haber tantas diferencias...que las hay. Y cuando llegue el momento de tener tiempo para pensar tranquilamente, pasear, y cuidar a otros, lo hagamos plenamente convencidos de que nos lo merecemos.
Lo más positivo es que si es a los 67, se nos alarga la "juventud"...(menuda bromita)

calma dijo...

La cosa está muy jodida, sabes que por donde trabajo tengo más datos de lo que quisiera, vivo momentos difíciles y situaciones que incluso me han hecho llorar in situ, y lo peor es que es peor de lo que pensamos, que salir de ésto nos va a costar sudor y lágrimas, estoy con Mangeles en que hay que ayudar, ser solidario, cada uno en la medida de sus posibilidades, todos podemos encontrarnos en situación similar. Me da miedo cada vez que el Gobierno saca una medida para arreglar la situación, la bola se ha hecho tan grande que, sinceramente, hoy por hoy, no veo salida.
Siempre pones el dedo en la llaga Pepe, con maestría y palabras de lujo, con todo el sentido y la fuerza que transmiten, claridad y concisión, no es fácil.
La foto es sensacional...
Abrazo

Isabel dijo...

Dime por donde vas a andar, porqué creo que yo tampoco quiero verlo. Tanta vuelta de tuerca, terminará por ahogarnos. Un beso

FLACA dijo...

Amigos queridísimos:
Los leo y no lo puedo creer. Hasta ahora creí que se quejaban de llenos, porque crisis, lo que se llama crisis, sólo el hemisferio sur podía saber lo qué es eso de pasarla mal o con lo justito. Ya te he contado,Pepe, cuántas veces - por ejemplo- hacemos arreglar los zapatos con el zapatero antes de tirarlos. Pero ahora ustedes me preocupan en serio. Volveré después, o mañana a seguir leyéndolos y a tratar de encontrar alguna palabra que les levante el ánimo.

Para terminar por hoy, te cuento que me sorprendió escuchar a Drexler aquí. Te cuento que en alguna época de su juventud tomó alguna clase de guitarra con el de platinada cabellera. Aquí en Uruguay -ya sabés- somos muy pocos y nos conocemos. No pierdo nunca mis esperanzas de un día toparme con tu amigo Germán. Un abrazo.