23 de enero de 2010

Abrir los ventanales, esperar un nuevo día... y encontrar otra vez empañados los cristales: estos ojos míos que a menudo olvidan, que aún queda luz para enderezar el rumbo.

Debo borrar las noches de rabia y debilidad. He de borrar el pensar que siempre nos toca perder, mirar mucho más allá de esta niebla espesa, aprender a luchar sin tener herramientas.

Y el paso del tiempo (horas repetidas), van labrando la piel cada vez menos libre.

Sin ganar nada, perder un trozo de vida, e irse a la cama haciendo ver que se sueña. Qué esta silla coja y estropeada, los viejos portalones y la larga escalera han sido la gran mentira que nos llevó a perder la esperanza.

Por eso me levanto ahora que aún puedo.

(Lluís Llach, Despertar)

.

16 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que aún puedes...

Más que una frase es una guillotina.

Saludos.

Codorníu dijo...

Ya lo sé, amigo... ya lo sé.

Sin embargo, hasta el último instante todo es vida.

MartinAngelair dijo...

Algo tan sencillo y mecánico como levantarse, ponerse en pie,...


...a veces, resulta de lo más duro y cansado.





...Cuando ya no sólo es querer, sino que también hay que barajar el poder.






Pero estoy convencida que sí, que da igual si despiertos o no despiertos,...

...pero se querrá y se podrá.






Qué bonita la imagen!

[...siempre con tus otoños :)...]





Un beso muy fuerte y B.N.




(muchas gracias por L.L.)

Isabel dijo...

¿Y como se borra la rabia?, ¿como luchar contra la nada?.
Un beso

Camille Stein dijo...

abrir las ventanas y encontrar los cristales, turbios, de unos ojos nublados...

un abrazo

Inuit dijo...

Pero Codorníu,¡ cómo dejas a esta pobre Fucsia bicicleta tiritando de nieve en la calle!, ¡cómo es que no le has puesto una mantita de angora!. Acuérdate de la bici de Inuit, toda tejida de ganchillo para los tiempos que se sabían gélidos.

Como dice la canciones infantiles:
"un peu a cada pedal, l'esquena dreta i el cap ben alt. Un xic de força amb el peu, i ja puc córrer per tot arreu!"

"pedalant , pedalant, sempre endavant amb la bicicleta" ;)

(un pie a cada pedal, la espalda derecha y la cabeza bien alta. Un poco de fuerza con el pie, y ya puedo correr por todo por todas partes!"

"pedaleando , pedaleando, siempre adelante con la bicicleta ;) )

Inuits

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

...No estoy en menorca, estoy en el cemento; fue como tu dices una evocacion destilada de unas notas y ultimamente estoy muy ceniza pienso que el mundo esta fatal, que mirarle de frente es hundirte en la rabia y la desesperacion. tal vez esos hilachos de miradas puras son las que nos hacen meternos en un refugio antinuclear para no perder lo poco que nos queda.
como veras muy alegre yo... mejor, tomemos un cafe. por cierto ya que sabes un de algo, se me ha roto la tecla de los acentos, ¿puede tener solucion eso en un portatil? no acentua, puerca miseria

made dijo...

A pesar de que te cueste !levántate!...Puede que encuentres algo un día en el camino.
La vida es así.
Un saludo

mangeles dijo...

Que grande Lluis Llach. y que bello suena. ¡Y QUE CUADRO MÁS FANTÁSTICO¡.

Pepe...si ¡vamos a ganar el futuro¡..venga...no lo dudes.

Besos, amigo.

marisa dijo...

¡Qué maravilla! Lluís y mi ventana...Un moimento sublime.Gracias.

calma dijo...

No me gusta nada cuando siento que no estás bien, aunque lo que has escrito sea delirantemente bello y bien escrito, pero eso... casi es lo de menos, por habitual.
Abrazo grande y cálido

calma dijo...

Qué preciosa imagen y la música me está llorando el corazón.

FLACA dijo...

Esa bici en la puerta me recuerda que debo echar a andar el boliche y que sería bueno que pudiera encender las tertulias. Por ahora, empiezo por aquí a visitar a los amigos.
Ya he vuelto a casa, ayer terminaron los paseos de mis vacaciones. Todavía me queda libre una semana más.
Aún no comprendo cómo es que aquí,en Uruguay, no se conoce a Lluis Llac. Este texto creo que nos hace cosquillitas a muchos que andamos por esta etapa vital, tan descreídos de tanto y, sin embargo, con esa obstinada esperanza que nos hace creer que en un nuevo día, o nuevo año, o vuelta de la hoja, encontraremos la felicidad que buscamos.
Yo creo que lo más difícil no es levantarse cada día, es poder cerrar los ojos cada noche manteniendo aunque sea una migajita de sueños.
En este momento en que ha comenzado un nuevo año, un nuevo gobierno y está por comenzar un nuevo año de trabajo yo mew entusiasmo creyendo que voy a poder cambiar el mundo.
Esa fuerte creencia amortigua,creo,
las decepciones diarias.
El cuadro me encantó y la música también.
Un fuerte abrazo, querido Pepe.

-Pato- dijo...

Tanto Lluis Llac como vos tenían y tienen una heramienta necesaria para la vida, el buen uso de la palabra, el espacio de la belleza que crea la palabra, a mi entender es una de las cosas que hace mas bonita la vida hasta el final.

Un abrazo Pepe, que a tus ojos se les vaya la niebla.

Gala dijo...

Si la vida sigue pasando por nuestra ventana debemos levantarnos para recibirla.
Tal vez un dia el paisaje que se nos ofrezca sea merecedor de ello.
Gran texto.

Un beso

Maria Coca dijo...

Si: hasta el último instante todo es vida. Y hay que sacarle partido a la vida, aunque no se deje querer. Aunque cueste dejarse querer.

Un abrazo, Pepe.