26 de enero de 2010

Las palabras me dictan su fragancia, oh paradoja, cuando estoy próximo a una languidez anunciada. Las de Adriano (de la mano de la Yourcenar, sentado en aquellas escaleras de piedra, donde de joven mendigué a la guitarra otro mundo posible), se deshacen por convencerme para vivir sin dioses.

(Para no darle la espalda al dolor a pelo hay que estar abierto al blanco y negro y sentirlo. En esta foto de mi amiga Made, por ejemplo, se destila el inmenso vacío de los que no tenemos asas. El espejo húmedo y gris, por único suelo, nos acoje resbalando en la noche...)

La última pulsación, detenida entre tanto silencio y tanta retina, sigue la dirección de una estela menguante que cruza; que le da tiempo al tiempo para ignorar que existe el peligro de desvanecerse y pasar a ser un encuadre fugaz, brotando de un agujero negro y oscuro, misterioso y amargo.

Herederos de sí mismos... por toda respuesta.

Codorníu.

(Falta la música, lo sé; pero hay que acostumbrarse, porque a partir del 1 de febrero Gcast ya no se deja. No obstante, lo sigo intentando)

.

12 comentarios:

-Pato- dijo...

Lo de la languidez anunciada no se te nota, tus palabras lucen espléndidas.

(No sabía lo del Gcast :( con lo que me gustaba la música en los blogs...)

media luna dijo...

"...Se destila el inmenso vacío de los que no tenemos asas..." ¿Dónde sujetarse entonces cuando se está próximo a una languidez anunciada? ¿Cómo no resbalar en ese único suelo...? A veces sólo consuela saber que todo peligro se desvanecerá en un agujero negro, oscuro y misterioso. Y amargo.
Leo y releo cada palabra de este magnífico texto. Llego hasta el final vuelvo al principio.
Un abrazo admirado, querido y reflejado.

FLACA dijo...

Me gusta ese espejo, Pepe. Al principio creí que era humo o bruma que salía del piso. Pero cuando miré bien vi que era el cielo.

Me ha gustado también leer las Memorias de Adriano.
Y me ha dejado sin palabras lo del Gcast,¡con lo que me había esmerado buscando la musica de mi próximo post!...Ya nada será igual.

alfaro dijo...

http://www.goear.com

¿Has probado con esa dirección para la música, antes tienes que registrarte, y luego subir tu música MP3 ..., no es difícil.Pero ahí tienes muchísima música.

Sabes? a mi izquierda tengo los ojos de M. Yourcenar mirándome, todas las noches me sonríe, sé que nos reconocemos y luego escribo.
UN abrazo.

MartinAngelair dijo...

Herederos de sí mismos,...por toda respuesta,...


...por el amor de Dios,...cómo es eso de: falta la música, y sabiéndolo,...'pero' hay que acostumbrarse...




Se me olvidó todo lo leído de atrás.





Buenos días y un beso fuerte,...de corazón y de ánimo.

TORO SALVAJE dijo...

Es cierto.
Que vacío.
Inmenso.

Saludos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Un día te despiertas y te sientes vacio: no es malo. Caes al fondo de ti mismo. Ves la pelicula de lo que hay y ha habido a tu alrededor. Despúes la fuerza de ti mismo te hace volver a subir a la superficie a llenar tus pulmones.

mangeles dijo...

¡Pero hace falta más¡ Más que esas letras negras, verdes y rojas, y esas foto en blanco y negro y azul, y gris¡

Y la voz,la voz hermosa, de alguien que cante.

Dice un amigo mío, poeta, que quiere morir, silbando, que su último aliento sea música.

Besos de miércoles, amigo Pepe.

Pd. Preciosa la foto de MADE.

Camille Stein dijo...

la inmensidad, a la vuelta de la esquina: espejos donde sumergirse, espacios líquidos donde el vuelo es posible

un abrazo

Maria Coca dijo...

Pues vaya lo de Gcast no? Pero sabes? Tus palabras llevan su propia melodía. A ti no te hace falta música, Pepe. Tus letras siempre son sonoras.

Besos rítmicos.

Lena dijo...

Yo creo en esto:

donde de joven mendigué a la guitarra otro mundo posible...

Una guitarra, un teclado...las ganas.

Y creo en ti, Sombrerero que llenaste de luz una de mis tardes.

La foto es sencillamente espectacular....(felicitaciones a su autora!!!!)

Un beso, un mimo, un abrazo...!

RMC dijo...

Tus palabras hablan por si solas,
buen texto y buena imagen.
un placer leerte.
feliz semana.