4 de agosto de 2009

.
"Y ahora que nada soy,
soy pues el hombre

A su regreso a Santiago, Saleta esperaba encontrarse de nuevo con todo aquello de lo que había huido. Había tomado la decisión una noche que Yailene le dijo al oído que así como asumía los riesgos, también destejía los mitos cuando rodaban por el suelo; que aquello por lo que un día había venido a Madrid estaba muerto de antemano. Tan intuitiva como siempre, venteó el olor a estancado sin tener que quedarse para ver lo que había al otro lado de la dictadura. Lo que no sabía es que le aguardaba una barca que -como ella- había regresado sola, y un libro con una frase subrayada. Con eso no contaba.
.
Chumpéter tampoco llegaría a tiempo muchos años después. Por eso me lo dio todo a mí: los papeles, las fotos... Hoy, por una de esas limpiezas que lo ponen todo patasarriba, ha terminado en mis manos el libro. Aún se conservaba tal cual, con sus pastas salpicadas de chorretones por la blancura del salitre reseco; con el calendario del Dépor que hacía de marcapáginas, parando el tiempo en dos -su mar Rojo particular- para que los ojos se nos fuesen a los renglones de Sófocles subrayados a mano por su padre.
.
El destino me depara ahora la fortuna de leer directamente la cita. Creo que ni él mismo sabía el alcance testamental que le dejaba a Saleta a través de ese hecho.

Una vela apagándose; otra, aún entera, encendiendo su cabo con ella.

Codorníu.
.

26 comentarios:

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Tus palabras dibujan unas escenas muy fáciles de apreciar.
Tienes una bella forma de dar a las cosas más cotidianas una categoría importante.
Y el final de tu relato de hoy, una piensa en la continuidad que ofrecen los objetos y los libros cuando pasan de unos a otros.
Y...gracias por tus comentarios.

mangeles dijo...

¿Y qué decía la cita?...es mucho pedir D. Pepe...que no nos deje con tanta intriga...joooo...

Vale, vale...tendré paciencia.

La hija tiene ahora el testigo...veremos..

Besos

Codorníu dijo...

MANGELES:

Yo te mato. Dime donde quedamos que te mato.

No me digas que no está clara la cita, arriba, al principio, jeje...

No besos, hoy.

Bueno, sí.

mangeles dijo...

Anda por DIOS¡¡¡...vale, vale, soy muuuu burra ....lo reconozco...

"Y ahora que no soy nada, soy pues el hombre ".

Pues sí...no somos nada, pero a la vez lo somos todo...somos el hombre...

Como la vida no es nada, pero lo es todo...es la vida...


Pasando el testigo¡¡¡¡

mangeles dijo...

Que me he dado cuenta yo sola ehhh....joder...es que con la foto que has puesto...lo primero que he hecho ha sido mirar la foto...y no dejo de mirarla...

I´m so sorry
(que no se diga que no me ha servido para nada mis clases de inglés)

Más besitos

Codorníu dijo...

MORISOT:

Pues es cierto, Pilar. ¿A que da qué pensar?

La cadena de consecuencias que a la vez son causas desde y hasta el infinito nos indica que hay un "continuum", que es la verdadera realidad, y no lo que percibimos desde el pequeño yo.

Un beso.

mangeles dijo...

¿y por qué el subconsciente me ha hecho poner...su hija tiene el testigo? ...¿puede ser su hijo, al fin y al cabo....?...Hoy estoy espesa...o más espesa que de costumbre

Más perdones...y un abrazo, que los besos ya se me han acabado.

Codorníu dijo...

MANGELES:

No, nooo... es hija. Saleta es hija.

Acuérdate de esta entrada:

http://tabernalentiscal.blogspot.com/2006/07/y-ahora-que-nada-soy.html

Es que... ¡Vamos!

En fin, un bono de besos te mando que ya veo que sos pobre, jeje.

mangeles dijo...

¡¡¡Pero como me voy a acordar de un post del 2006¡¡¡ que yo no tenía ni móvil..y mucho menos ordenador....¡¡¡ VOY A LEERLO...

Inuit dijo...

"Y ahora que nada soy,
soy pues el hombre”

Pues eso es tremendo, grande e inconmensurable, ser el hombre, porque si el hombre deja de ser, como el árbol dejara de ser árbol o el agua agua o las montañas montañas.. ¿Qué sería de nosotros?
Dejaríamos de amar, conmovernos, alegrarnos y gozar, luchar, reivindicar, aceptar, vivir. Llegar a esta tremenda conclusión es ser lo que se es.
Es texto me resulta melancólico pero bellísimo.
Deseo, de corazón, que la luz de la vela no se extinga del mundo fenoménico, pero sé que todo tiene su tiempo y que la vida es impermanente.

La comas no están bien puestas y algún acento, suerte que en el mundo esencial no existen; discúlpalas.
Inuits

Codorníu dijo...

INUIT:

La vida es impermanente sólo en lo que al pequeño yo se refiere. La llama de la vela lo enhebra todo, su extinción incluída.

No hay comas ni acentos mal puestos de tus manos.

Un beso.

Inuit dijo...

Qué bonita la respuesta y profunda y dices que no has tenido Kensho, pues debe ser una forma de satori lo que enhebra tu escritura. Me parece muy bella, sí.
Un abrazo
Inuits

TORO SALVAJE dijo...

Iba a decir nosequé, pero después de leeros a mangeles y a ti no puedo parar de reír.

Lo siento.

:)

Saludos.

Codorníu dijo...

TORO:

¿Qué menos que unas risas?

Si es que lo pide el veranito...

Un saludo.

Isabel dijo...

Es increible lo poco que cuesta leerte, y lo que jode que se acabe el texto. Un beso

Codorníu dijo...

ISABEL:

Gracias, Isabel. Qué curioso: a mí me pasa igual con los tuyos.

Un beso.

calma dijo...

Depende de cómo me siento, me provocas mareas emocionales, suerte de los comentarios que me han hecho sonreir. Sólo la música ya me hace navegar por un mar de sensaciones emocionales.
Besos mi Pepe querido

Codorníu dijo...

CALMA:

Pues sí. La traca de comentarios ha estado simpática. Y en verano, cuando todos tenemos más tiempo, llegan a ser el plato principal, y refrescan como las ensaladas o más. Ya sabes que, en una buena mesa, las compañías son más importantes que el menú por muy de boda que sea.

Estás en tu casa. Ya lo sabes.
Pasa y sonríe, o lo que toque.

Un beso.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Hola corazón, buenos días.
Me ha pasado un poco como a Torito. Soy una cotilla y ayer a la tarde en el banco sin ná que hacer, os leía el teje maneje de comentarios tuyos y de mangeles y me daba la risa. tenía la sensación de un cruce de cartas.
Un beso de estupendo café con unas gotitas de leche(como me voy de vacas ya no me queda ni leche)

Codorníu dijo...

M.A.C.:

Je,je... nada de cotilla. Como le decía a Calma, los comentarios son lo mejor en muchas ocasiones. Cuando el trabajo nos snifa la energía ya no da tiempo a este "teje maneje", pero la verdad es que la vida sin aderezo, ¿qué es?

Deseo que disfrutes de lo lindo. Te veo en la raya de salida esperando el pistoletazo.

Llévate unos besos para el camino.
Codorníu

mangeles dijo...

Se avisa al personal, que una ya tiene un esquema general de la historia, muy concreto y muy interesante.

Pero igualmente se avisa...que dada la tendencia de esta menda a olvidarse de las cosas, y de leer según el color del día que toca...pues fijo que METERÉ LA PATA VEINTE VECES MÁS.

Un besito a todos.
Y dos para tí Pepe, uno por bueno, y otro por tú paciencia conmigo.

Codorníu dijo...

MANGELES:

Tus meteduras de pata son pasitos de son caribeño. No dejes de hacerlo, porfa. Que este baile que todo el mundo ha podido seguir por aquí no tendrán el placer de disfrutarlo ni en el mítico Consulado de la calle Atocha... por más que volvieran a ponerlo en pie.

Con tu permiso, voy a sacar una entrada con el resumen que te pasé pues me temo que nos viene bien a todos.

Un beso, amiga.
Y baila.
Codorníu.

-Pato- dijo...

Leí primero la cita, luego tu escrito y finalmente a Mángeles que me ha matado de ternura :)

Ay yo no sé, "tengo el alma de valija, pero de valija que vuelve" como dice el tango y entre tus letras y esta música que no sé dónde me lleva, muy poco puedo decir, mas que emociones sueltas, como gajos.

Besos Pepe.

mangeles dijo...

¡Permiso concedido¡, faltaría plus, ...plis...please (esta es inglés).

Besitos

Como tengo bono...otro beso para Pato.

Codorníu dijo...

PATO:

Debería buscar qué significa tener el alma "de valija", pero intuyo que debe ser como "de viaje", algo volátil...

Por cierto, muy bonita la metáfora de los gajos.

Un beso.

Codorníu dijo...

MANGELES:

Bueno, pues ya lo he puesto. Gracias por permitirme hacer público el mapa. En realidad,
lo hice para ti.

Otro.