1 de abril de 2008

PARA TODOS VOSOTROS, NUESTROS JÓVENES...


Pasan lentos los días
y muchas veces estuvimos solos.
Pero luego hay momentos felices
para dejarse ser.

Mirad:somos nosotros.


Un destino condujo diestramente
las horas y brotamos.
Llegaban noches. Al amor de ellas
nosotros encendíamos palabras,
palabras que luego abandonamos
para subir a más:

Empezamos a ser los compañeros
que se conocen
por encima de la voz o la seña.


Ahora si: Pueden alzarse
las gentiles palabras
-ésas que ya no dicen cosas-
flotar ligeramente sobre el aire;

porque estamos nosotros enzarzados
en mundo, sarmentosos
de historia acumulada,
y está la compañía que formamos plena,
frondosa de presencias.


Detrás de cada uno
vela su casa, el campo, la distancia:
Pero callad,
quiero deciros algo.
Sólo quiero deciros que estamos todos juntos.

A veces, al hablar, alguno olvida
su brazo sobre el mío,
y yo aunque callado le doy las gracias,
porque hay paz en los cuerpos y en nosotros.


Quiero deciros cómo todos trajimos
nuestras vidas aquí
para contarlas.
Largamente, los unos con los otros
en el rincón hablamos, tantos meses
que no sabemos bien, y en el recuerdo
el júbilo es igual a la tristeza.

Para nosotros el dolor es tierno,

Ay el tiempo! Ya todo se comprende.


(Jaime Gil de Biedma, Amistad a lo largo)

11 comentarios:

ANA dijo...

Ay! Pepe,
cómo me gusta Jaime Gil de Biedma,
lo sabías? bueno, está tan inundado de calma su poesía!
El si que alza y conduce distramente las palabras.
Qué placer cuando un amigo olvida su brazo sobre el tuyo, cuando sigue hablando y el calor de su contacto añade calor a sus palabras.

Ver a tus amigos tras meses hace que la separación parezca dolorosa, se les echa de menos y, Ay! el tiempo pasa...
Un beso Pepe,
ana.

Sasian dijo...

y como de rápido pasa el tiempo cuando ya somos. Cuando es tanta nuestra historia vivida que los recuerdos ya casi sólo nos hacen sonreir.

conservar la amistad a lo largo de la vida.. eso sí que es ser.

Un beso de ceras de colores

PIZARR dijo...

Que la vida iba en serio, uno lo empieza a comprender más tarde, como todos los jóvenes yo vine a llevarme la vida por delante...

Como ves te dejo palabras de Gil de Biedma yo también.

UN BESO de madrugada.

Maria Coca dijo...

Un gran poema de un estupendo poeta. Gracias, amigo.

Besosss

FLACA dijo...

Pepe:
quiero que sepas que, para mí, entrar aquí es algo especial. Me encuentro con muchas cosas gratas que me hacen cosquillas en el corazón. Me pregunto, Pepe, cuántos años tendrás. Y después sé que no importa, que aquí estamos, vos colgando estas cosas y yo emocionada cuando las encuentro. No vas a creer que entré aquí ayer y te leí. Era tarde; estaba tan cansada que no te dejé ningún comentario. Quería agradecerte por hacerme conocer a Jaime Gil de Biedma, a quien yo no conocía.Me gustó que dedicaras esos versos a nuestros jóvenes ( los tuyos estoy segura de que son también los míos). Hay versos que podrían aplicarse a nosotros los blogueros.
Hoy entré de nuevo aquí, estaba mostrándole a Él las maravillas de tu blog, cuántas cosas nuestras entrañables están aquí. Hoy era temprano y tenía los parlantes conectados, y casi infarto,Pepe: empiezo a escuchar a Cat Stevens cantando el tema que no sé por qué es el que siempre me gustó más, desde que tenía 14 años. Hace tres días lo había bajado de internet porque no podía ser que no lo tuviera. Esto es demás. Me pregunto cuánta gente escucha aún a Cat Stevens. ¿Hay edad para encontrarse en la sensibilidad y en el blogueo? Eso es lo bueno que tiene esto.
Sólo falta que me digas, porque ahí sí que no entiendo, por qué el blog se llama "Aguas abajo", te firmás "Codorníu"( que no puedo saber qué significa) y firmás "Pepe". Un abrazo.

ANA dijo...

Yo recuerdo especialmente de Cat Stevens, una canción,"Father and son"exactamente es ese el título, decía:
"It's no time to make a chage,
just relax, take it easy...",

http://es.youtube.com/watch?v=Jek6iP6AuAQ
precioso recuerdo!
ana.

Margot dijo...

Ummm Gil de Biedma y el valor de la amistad... una generación que se identificó por ella, esa amistad de libros y madrugadas etílicas. Hace tiempo leí algunas de sus cartas a Barral y me hacían gracia: se despedían mandándose besos en los carrillos... jajaja.

Y el tiempo, ay, todo se comprende, sí. Fíjate que es un precio a devolver por aquello que supuestamente nos quita. O me gusta pensarlo así. No siempre la vida va a ser una zorra desalmada...

Besote desde mesa de maderas y vinitos conversadores.

-Pato- dijo...

Los he sentido muy cercanos a estos versos de Jaime Gil de Biedma, tal vez por verme reflejada en ellos como caminante de estas calles de letras y amigos.

Y si, el dolor por aquí es tierno.

Un abrazo Pepe.

calma dijo...

Admiro a Gil de Viedma, escucho a Cat Stevens del que he posteado su música en varios de mis blogs y del que tengo toda la música.
Y a ti... te admiro y además te siento... sí Codorniú, no sabes cuánto.
Besos Pepe, no voy a dejar de venir por aquí, seguro que no. Lo tuyo es purito oro molido.

Clarice Baricco dijo...

No conocía al poeta, me gustó.

Abrazos.

mera dijo...

Este poema me recuerda a Puri, que regala bulbos en primavera, bueno en relidad me recuerda los bulbos, estan ahí y luego renacen y cuentan su vida en la flor y hasta la muerte se hace tierna, porque el bulbo renacerá la próxima primavera. El tiempo.