2 de julio de 2010

En esta incierta hora...

Habibi, este vocablo árabe tan hermoso que repite Carlos Cano en esta canción, significa amado, querido, añorado. Una palabra que desaparecerá no tardando mucho, porque nuestra sociedad irá perdiendo todo vocabulario que no esté ligado al individualismo, arrastrada por un plan diseñado a la perfección por eso que llamamos (en un abandono de frivolidad) “los mercados. Y es que el amor, eso que nos aproxima a la divinidad, no debería terminar -como no termina el color azul con el tono celeste o marino- en la relación objetal con la pareja, ni con el nido familiar.

Hay en nuestro interior un reclamo de amor social, un sentimiento de solidaridad, llamémosle X, del que de sobra sois conscientes sin que me extienda. Sin esa emoción, sin ese proyecto de que progresamos, sin esa construcción de futuro, uno no llega -ni de lejos- a la categoría de hormiguero o enjambre. Y sabe que sus días, su sociedad, están contados sin su esencia.

Al-Mutamid fue un poeta notable; sin embargo, tal categoría no fue lo más importante. A lo largo de su reinado, la cultura, la sensibilidad y la solidaridad florecieron en Sevilla esplendorosamente. En su corte gozaron de favor los poetas y literatos; pero además hubo muchos progresos sociales. Los almorávides (que no veían más allá de sus narices religiosas) retornaron a la península en 1088. Y esta vez no sólo combatieron a los cristianos, sino que fueron conquistando uno a uno todos los reinos de taifas; Sevilla, entre ellos. Al-Mutamid fue depuesto por el emir almorávide en 1090 y desterrado a África, donde murió en Agmat, lleno de pena, en las inmediaciones de Marrakech.

Su dolor al abandonar Sevilla (la canción lo refleja) no era por la ciudad, yo estoy convencido. Era el desconsuelo al ver como se pierde la vida, los avances de la civilización, la esperanza de un mundo más libre, su Ítaca: un trágico calco del momento que vivimos ahora. Pienso -salvando las distancias históricas- en los obreros del XIX, en los años de cárcel, en la muerte que les rodeó luchando; en la jornada de ocho horas, en los sufrimientos de los seres humanos por tantas y tantas conquistas; en los innumerables avances arañados en la sanidad, en el descanso necesario, en la Educación, en el salario justo, en las pensiones de nuestros mayores…

En Saleta, en Chumpéter, en mí mismo... .

Codorníu.

.

17 comentarios:

Marisa Peña dijo...

Pues sí querido amigo, una forma de ver el mundo, de encarar la vida se está perdiendo.Yo también pienso en ellos, en tanto luchado, en tanto ganado, en tanto perdido...Un beso

FLACA dijo...

Pepe:
Volveré luego a comentar esto en serio, ahora sólo te digo que tu título parece puesto para nosotros -"en esta hora incierta"- justamente ahora que falta sólo una hora para el partido con Ghana. Perdón, perdón, PERDÓN, pero no puedo pensar en otra cosa.Ya sabés qué fácilmente me entusiasmo y me inflamo de patriotismo. Y me perdono, porque es bueno darle un poco de alegría colectiva a mi corazón . Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

buenos días mi habibi... no puedo añadir más de lo que tú dices, lo pienso igual al 100x100.
Exclente entrada chaval... ¿cafelito de oferta con 18% de IVA? jajaja
un besito cielo

made dijo...

Un texto para reflexionar,acompañado de buena música,creo que las musas te despiertan.
Un saludo

mangeles dijo...

El dolor de salir de España en aquella Reconquista bárbara de los pueblos ibéros, debió causar muchas lágrimas a los musulmanes, a los judíos y a los cristianos cultos...

Pero....nada acaba compañero...ahora vamos más lejos....LOS BANCOS, EL SISTEMA FINANCIERO, y LOS MERCADOS....no han podido con nosotros (todavía) y no lo conseguiran...tranquilo...

Es cuestión de apretar los dientes y seguir...pa delante...

¿no has visto la que liamos en el metro? ejjeje...todo Madrid, andando...(agujetas y kilitos fuera) jejeje....

Besos....

Pd. oe, oe, oe.....

FLACA dijo...

Siempre me fascinaron todas esas historias de los musulmanes en la península ibérica.
Y a pesar de los tiempos que corren, de la Reconquista, del dolor de los seres humanos por cada conquista, apuesto a que la palabra "habibi" (hermosa como todas las árabes) no caerá nunca en desuso, a pesar del desalmado individualismo de alguna gente y de los mercados, siempre hay hombres ( y mujeres ) dispuestos a ofrecer el corazón.

Me encantó lo que publicó Silvio hoy en Segunda Cita. Parece escrito para vos y para Mángeles en este momento.Estoy de acuerdo con eso, sé que es así.

Beso. A las 15.30 de aquí voy a estar hinchando por ustedes.
¡¡¡FUERZA!!!... y suerte, mucha suerte.

FLACA dijo...

¡¡¡Ópitííííí!!!... ¡¡¡Y oléééé!!!... Finalmente terminaremos jugando juntos. Un abrazo. Y espero que este triunfo les sacuda un poco el bajón.

mangeles dijo...

SIIII SOMOS GRANDES...JJEJEJE...GOLITO GOLITO JJEJEE...

Vale...ya me pongo seria...

A POR ELLOSSSSSS OE, A POR ELLOSSSS OEEEE.E..

ya.ya. me pongo bien, jejeje


Y SI SOMOS LOS MEJORES BUENO Y QUE...Y SI SOMOS LOS MEJORES...


naaa...es un aire...se pasa enseguidata.....

Besinessss

mangeles dijo...

Anda...tienes razón Flaca..seria preciosa una final URUGUAY-ESPAÑA...pero tenemos que sufrir mucho todavía...con Holanda y Alemania...pero...vamos a ello....

A POR ELLOS OEEEEEE...

Besines niña

calma dijo...

Inolvidable Carlos Cano, preciosa canción Pepe, estremece escucharle, junto a tus letras, siempre tan llenas de contenido, siempre tocando la fibra, pues que salgo de tu página "tocada".
Abrazos amigo del alma

-Pato- dijo...

Me pasa lo que a Calma, doy vuelta la página de los comentarios y la alegría futbolera (o la pena mía) y lo que nos queda es la realidad mas allá de la fiesta o la derrota, lo que queda es la falta de educación, el salario que no alcanza, los precios por las nubes, la inflación que no se puede tapar con nada, las pensiones de nuetros mayores son un fiasco que no les alzanza ni para cubrir sus remedios, la violencia en las calles, la falta de seguridad, la corruptela...

Me pregunto si queda lugar para el amor entre tanta inmundicia...
Y si, íntimamente la respuesta es que si. Algo que no sé de dónde me viene, de qué iluso rincón de mi ser me dice que si.

Que el amor es mas fuerte que toda esa maraña inmunda llamada "mercados" que nos pega siempre donde mas duele.

No dejes de creer en el amor Pepe, no bajes los brazos.
Yo creo que es lo que nos sostiene.
Besos.

Maria Coca dijo...

Cierto que vivimos un momento incierto que dura más de una hora y de un día y un mes... A saber lo que nos dura ésta nostalgia que nos cala hasta los huesos. Sólo espero y deseo que esa palabra tan maravillosa y lo que significa nunca desaparezca de nuestro entorno. Ojalá.

Un besazo, Pepe.

mera: jamera151@gmail.com dijo...

Hay que seguir luchando, aunque sea diferente, aunque seamos viejos, aunque sepamos que hace años que hemos perdido. Un abrazo, nostálgico amigo.

mangeles dijo...

BUENO....NOS LO HEMOS PASADO GUAY...

Flaca, en el bar todos ibamos con Uruguay....pero como Silva, Villa y Casillas han dicho que prefieren para la final a Holanda...que Uruguay les dá yuyo...pues nos hemos conformado....¡Si nuestros chicos prefieren Holanda y se sienten más seguros...posss¡¡¡


Besines...¡¡GRAN PARTIDO¡¡¡lo hemos pasado genial

mangeles dijo...

Por cierto Chumpérchute....¿no irás con Alemania ehhh?

Besoss

FLACA dijo...

MANGELES Y PEPE:



¡¡¡VAMO' ARRIBA ESPAÑA!!!... Ya lo dijo Federico:
Alemania tendrá "musa" -sabido es que ellos parecen muy perfectitos y apolíneos-, pero ustedes tienen DUENDE, tienen esa fuerza y esa magia con las que no hay quien pueda.

A NO AFLOJAR, A REVENTARLOS A GOLES.

FLACA dijo...

MERECIDA VICTORIA (aplausos,muchos aplausos). Ya imaginan por quién voy a hinchar el domingo.
UN ABRAZO A TODOS, y a ver si esto (ya sé que es fútbol)les trae alguna alegría y les da alguna revancha.
Además de alegrarme por verlos a ustedes ya casi campeones, me alegra que el fútbol nos dé estas revanchas y que los dueños del mundo no siempre lo puedan todo.
Un fuerte abrazo.