8 de julio de 2010

.
La calle está que explota. El calor invita a tirarse en las fuentes. Los más jóvenes se meten: es una tentación. Los coches pitan y pitan al pasar. Impresiona ver tanta alegría expresándose. Supongo que, por dentro, cada cual tendrá sus motivos. Éste que suscribe ya se da por premiado, aunque no gane "la roja" el campeonato del mundo. Éste que suscribe sólo quería llegar hasta aquí para darse un baño después de tanta mugre. No saben lo que me he acordado de esa frase que dicen nuestros amigos uruguayos de "romperles el orto". Los alemanes (ayer lo confesaba el Deutsche Bank en primera página de todos los periódicos) estuvieron especulando contra la deuda pública española, primero; y contra los bancos españoles, después. Se dice pronto. Y eso que somos sus socios de la Unión Europea. Con cada punto porcentual con que se castigaba nuestro bono a diez años, quién sabe cuantos recortes sociales nos podríamos haber evitado.

Al parecer, no tuvieron suficiente con financiar la mayor parte de las hipotecas basura del mundo inmobiliario de nuestro país en la última década. Porque fue entonces, su dinero, el que llegó a espuertas a sabiendas de lo que hacían.

Ahora, para echarnos la lápida, son los principales defensores de los planteamientos económicos más antisociales de toda Europa; los principales responsables de haber puesto de rodillas a nuestro Presidente en aquella famosa reunión de mayo; los culpables de meternos en una deflacción que durará hasta el 2018 -por lo menos-; y todo gracias a su odio calvinista por todo lo que huela a keynesianismo.

Ya me he quedado a gusto; aunque sólo sea por todo esto que acabo de vaciar. Porque imaginar a la Merkel, con la cara de ajo que se le habrá quedado es una compensación sin par. Al menos para mí. Y es que en esto de las noticias (aunque sean deportivas) cada cual ve lo que ve, e impregna de significado propio los aconteceres de la vida corriente. De ahí que haya (como siempre hubo) patriotas y patriotas.

Ah, se me olvidaba... jeje... Hablando de fútbol:

Los alemanes salieron acojonados, metidos atrás todo el primer tiempo y treinta minutos del segundo. O sea, que perdieron sin dignidad, sin honor y sin vergüenza; que es la manera más humillante de perder. Los teutones jugaron como lo que eran: un equipo inferior. Y la pena es que fallamos unas cuantas ocasiones, porque por juego se deberían haber llevado un saco de goles.

Reconozco, eso sí, que nos jugaron limpio, sin faltas; que perdieron con educación, sin liarla.

Hasta ahí.

Luego está lo otro. Lo que algunos tildarán de extradeportivo, y me criticarán por este enfoque.

Lo siento. Para mí no ha sido un partido más.

La final, ya no me importa tanto.



Codorníu.
.

17 comentarios:

Martin dijo...

Haber si dejan ya de dar por cu......
o vamos a Berlín y lo ponemos patas arriba.

-Pato- dijo...

En el fútbol se mezcla todo, cada uno tiene una lucha personal y a falta de poder pelear en otro campo, se pelea en ese.
Y han ganado rompiéndoles el ortoffhen ajajajja!
Hicieron lo que no pudimos nosotros.
Gracias!

Y felicitaciones, España ya ganó!

Un abrazo Pepe.

-Pato- dijo...

Ahhhh y me encantó verle esa cara a la mina esta que la odié durante dos horas a ella y a su traje rojo, ajajajajajaj!!!

¡Qué buena foto!!
Besos

mangeles dijo...

La alegría de muchísima gente, es una maravilla. La alegría compartida por algo tan "trivial" como ganar un partido de fútbol. Es terapia de grupo. A mí me encanta. Y me encanta ver a la gente joven disfrutar tanto. Y a los mayores claro.

Maripili y yo seguimos el mundial en un bar cerca de mi casa, y ayer nos lo pasamos genial. La gente estaba entregada y feliz. Todos hablabamos con todos, camareros, clientes, ...todos hablando del fútbol, del partido, de la sorpresa de ver una Alemania tan agarrotada y derrotada desde el inicio del partido....de ver como la ROJA veía por donde entrar pero no le salía....en fin...divertidísimo.

Y hay algo especial, había en Madrid multidud de Sudamericanos apoyando a la Selección, y también Chinos....Eso es lo que más me ha gustado Pepe. Los sudamericanos y otros imigrantes en España, están tan integrados que comparten la alegría de ayer. No nos hacen falta TEST de integración...solo hay que verlos disfrutar con el fútbol de la ROJA. Y eso es genial, que los inmigrantes puedan compartir y sentirse absolutamente integrados y cómodos en este pais.

Eso vale más, que el triunfo del mundial, y de 20 mundiales.

Y a la MERKEL que la JOAN...POR MALONA.

Besos, muchos besos, amigo.

mangeles dijo...

Ya, ya sé, que tienen muchos problemas con los contratos y las condiciones laborales...pero "reclaman", nosotros tenemos decenas de clientes sudamericanos y polacos, y ¡chinos¡...y mientras reclamen y sepan sus derechos...la cosa mejorará.

Más besos

mangeles dijo...

Por cierto, se me olvidaba...¡¡¡compré dos bufandas de España¡¡¡ En la mía pone eso de "a por ellossssss"..ejjeje

(que mi bandera es la republicana y es la que tengo, y claro...no podía ser)

Y ...Pepe...¿tú sabes donde juega el PEDRITO ese?....¡yo no sabía ni que existía¡ jejejejj

APAPACHOS

FLACA dijo...

jejeje... Parece que todos tenemos algo en común, la alegría por ver con cara de ajo a la señora de chaqueta roja y barriguita hinchada de tanto pancho (frankfurter) seguramente con cerveza...jejejeje. Claro que tampoco me gustó nada la princesa Máxima con su chalina naranja en el cuello ( igualita a la mía celeste) - argentina ella, y traidora- festejando los goles que nos hicieron los holandeses a nosotros sus hermanos...jajajaja

Bueno, mi querido Pepe, yo ya te había dicho que -después de ver ganar y ganar a Uruguay- en este mundial todo podía ser y lo más importante: que LOS ÚLTIMOS SERÍAMOS LOS PRIMEROS. Así es lindo.

Por otra parte,-¡puta vida!-, cómo me hubiera gustado ayer haber estado en Madrid, festejar en la Plaza Mayor y en La Puerta del Sol y después haber terminado de tapas por ahí, de calle en calle, de taberna en taberna, hasta llegar a la de Cerdeiras y haber destapado el caldeiro de las meigas.

Todo eso pasaba por mi cabeza ayer mientras lo imaginaba festejando y no me apartaba del fuego de la estufa a leña porque aquí es invierno y hace mucho frío.

calma dijo...

Verdades como puños, eso es lo que escribes con maestría y conocimiento, cuánta mierda hay suelta por esos lares, nos han jodido bien, lo malo es que se haya permitido por parte del gobierno y la banca española, ahora a pagar los de siempre, por ejemplo, tú y yo, estoy que no me aguanto.
Un beso super Pepe o Pepe super :)

gaia56 dijo...

Suscribo de la primera a la última tus palabras y sentimientos.
Y el domingo a por todas...
Un beso.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

buenos días cuore... se te ha olvidado que los politicos con la economia que es de donde sacan sus haberes no saben de deportividad y sí de juego sucio, pepe.
oye el domingo que nos tomamos mientras nos ponemos de los nervios ¿cubatita de ron para luego cerrar la ronda con cava, ganemos o perdamos? te dejo que me voy a sentar para que a las 11 el pulpo me susurre quién ganará
un besote

Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora dijo...

Oye, que estoy yo como loca desde que el pulpo ha pronosticado nuestra victoria.

Que ya no como ni duermo pensando en el domingo.

Un abrazo desde Huesca.

FLACA dijo...

Ya sabés lo que nos pronosticó a nosotros ese pulpo no digo de qué porque , por más que en estos días futboleros ando muy patotera, no quiero ser grosera. Pero te digo, Pepe, que realmente me gustaría que ese pulpo asqueroso fuera cocinado bien sabroso "a la gallega", por pulpo traidor con los uruguayos.

Para mí la final nuestra de mañana ya no importa tanto tampoco; es más no me importa nada el resultado. Aquí ya es una fiesta, tanto que hasta suspendieron las clases en Secundaria el lunes para que los jóvenes puedan ir a recibir a los héroes, y eso antes de saber el resultado de mañana. Ya les mandaron hacer unos escudos bañados en oro para entregarles de regalo a cada uno del equipo ( y le darán como hasta el cocinero, porque hicieron 40), y ya están armando el estrado en las escalinatas del Palacio Legislativo para que el acto de recibimiento sea allí.
Así que, como te digo, el resultado de mañana ya casi me es indiferente, ganar nada le agrega a la actuación impresionante de los jóvenes que nos representaron en en el Mundial.

Pero ya sabés,¡¡¡cómo me gustaría reventarlos a goles!!! ...Y digo "reventarlos" porque aquí en tu blog ya te dije que no quiero ser burda hablando.

¡Qué bueno que estaría que Chumpéter se trajera un buen albariño para festejar las victorias !

mangeles dijo...

Pues a disfrutar de la fiesta FLACA..que todos los triunfos, merecen ser celebrados, y también hay que dar oportunidades a la alegría y la felicidad.

Por cierto, que el pulpo ese...es muy feo...y siempre elige la misma urna, y me tiene mosqueada jejee

Besos a repartir

mangeles dijo...

Por cierto Flaca...por acá andan diciendo que no nos van a jubilar hasta los 70 años, y que la crisis va para largo....asi es que lo mismo nos teneis que hacer un sitito en Uruguay, que dice BOTIN que el Banco Santander va a invertir en hispanoamérica porque tiene unas grandes espectativas de futuro....

A mi me encantaría ir a vivir a Uruguay, Argentina, Chile....`¡quién sabe¡

FLACA dijo...

Mángeles: Te encantaría y te diré que , aunque un poco menos desarrollados, no sentirías la diferencia. En la generación de mis padres hay tantos españoles aquí como uruguayos allá. Nuestras culturas están amalgamadas.

Pepe:

Ojalá pudiéramos hacer que el albariño con cazuelita de pulpo no fuera virtual.

Codorníu dijo...

Ojalá, Flaca. Yo por si acaso estoy cocinando. Espero sacar con éxito las pruebas de mi daikiri gallego para todos vosotros.

Maria Coca dijo...

Pues estoy contigo, Pepe. El partido contra Alemania me pareció fabuloso. La final, qué quieres que te diga, mucho menos.

Un abrazo.