6 de junio de 2010

"Yo nací en San Antonio de los Baños, que es un pueblo que está a unos 40 kilómetros de La Habana. Es un pueblo que tiene su personalidad, un pueblo con un nivel cultural bastante alto, con una cantidad enorme de publicaciones a lo largo de su historia, muchas de ellas humorísticas. Es una tierra de humoristas, de pintores, de cantores repentistas. Es decir, de poetas. Ahí nací yo, que tuve una etapa de dibujante, o sea que pasé por esa cosa que te inculca o te imprime el pueblo: el gusto por las artes plásticas. Incluso me gane la vida haciendo dibujos de historietas en la adolescencia.

Cuando triunfó la Revolución hacía un mes que había cumplido 12 años. En la Cuba revolucionaria se inauguró mi adolescencia. Éramos un país con muchos analfabetos y había que alfabetizarlos. Recuerdo que en 1961 se detuvo la enseñanza oficial para que los muchachos que lo desearan se incorporaran a la campaña de alfabetización, cosa que por supuesto hice. Yo tenía 14 años, fue la primera vez que salí de mi casa, que dormí fuera. Y vaya si dormí; dormí una pila de tiempo y en condiciones bastante difíciles. En esa época yo estaba muy cerca de la actividad del Escambray (Lucha contra bandidos ―alzados contrarrevolucionarios). De mi propio contingente hubo un muchacho que mataron, que es un mártir de la Revolución hoy día, que es Manuel Ascunce Domenech. Lo asesinaron, lo torturaron... un muchacho de 15 años. Ésas eran cosas muy fuertes que las viví de muy cerca.

Yo espero que no desaparezca la Revolución Cubana. Cuando digo que no desaparezca la Revolución lo que espero es que no desaparezca el espíritu y los logros, las cosas que ha conseguido este pueblo a través de ese proceso. Estoy muy conciente de que algo diferente se avecina, pero espero que no sea para atrasarnos, sino para adelantarnos; que sea para dar un salto cualitativo. Eso implica que muchos de los logros de la Revolución, de lo que nos ha mostrado, de lo que nos ha enseñado, se mantenga e incluso crezca. Ojalá sea así. A mí no me parece mal que mis canciones estén ligadas a la Revolución. Hay cosas peores a las que estar ligado en esta vida que a una revolución que aunque haya tenido errores, se lo ha jugado todo por los que menos tienen. Por eso para mí es una honra correr su misma suerte"

Silvio Rodríguez.

13 comentarios:

mangeles dijo...

Hubo mucho de amor, de libertad, de humanidad, en la Revolución Cubana, y sigue ahí, ...pero las dictaduras no son buenas. Eliminar o encarcelar al contrario político es una barbaridad.

Silvio Rodríguez es un cantante inmenso, y un poeta inmenso, que nos ha regalado cultura, felicidad, ternura....y tiene todo el derecho del mundo a reivindicar la revolución en la que creyó, ...a reivindiar el mundo que imaginó y que no pudo ser.

Estamos en otro siglo. Y este siglo traerá otras "revoluciones"...la revolución más importante es la de conseguir los objetivos sin guerras....y la de conseguir un reparto más justo de la riqueza que se produce por el trabajo de tantos millones de seres en el mundo.

Buscar la forma de hacer, que el ser humano pueda cubrir sus necesidades básicas, de alimentación, de vivienda, de cultura, .... y sus anhelos de felicidad y bienestar.

SEguro que algo conseguimos...y Silvio Rodríguez, tendrá que estar ahí...con la nueva Cuba que surgirá...y que precisará de poetas y de cantantes, y de hombres buenos.

Besitos, Pepe.

Pd.Ya tengo el carnet de CCOO..¡¡¡tiene florecitas y es de diseño, muy moderno¡¡¡

Codorníu dijo...

Dedicated to Mangeles:

He sacado la entrada actual fruto de un impulso mágico al leer esta noticia en el periódico:

"Con un caluroso recibimiento por parte del público, que llenó el viernes a la noche el prestigioso Carnegie Hall de Nueva York, el cantautor cubano volvió a pisar los escenarios de Estados Unidos, tras 30 años de ausencia. El recital se inició con esta canción:"

Para no hacer de mi ícono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su Parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares.
me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
me vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

Yo no se lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.

Yo quiero seguir jugando a lo perdido,
yo quiero ser a la zurda más que diestro,
yo quiero hacer un congreso del unido,
yo quiero rezar a fondo un hijo nuestro.

Dirán que pasó de moda la locura,
dirán que la gente es mala y no merece,
más yo seguiré soñando travesuras
(acaso multiplicar panes y peces...)

Yo no se lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví...
Yo me muero como viví.

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas
cuando la Revolución se venga abajo,
que machacarán mis manos y mi boca,
que me arrancarán los ojos y el badajo.
Será que la necedad parió conmigo,
la necedad de lo que hoy resulta necio:
la necedad de asumir al enemigo,
la necedad de vivir sin tener precio.

Yo no se lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví...
Yo me muero como viví.

(Me parece toda una declaración de autenticidad)

FLACA dijo...

Qué decir después de las palabras de Mángeles, esa amiga tuya increíble.

¿Sabés que Silvio tiene un blog?...
Actualiza casi diariamente y creo realmente que no es joda, que es él de verdad.
http://segundacita.blogspot.com/

Codorníu dijo...

FLACA:

Muchas gracias por darme a conocer el blog de Silvio. Me ha venido como llovido del cielo para empalmar con lo que le decía a Mangeles. Transcribo a continuación sus propias reflexiones acerca del recital del viernes en New York:

"El Carnegie Hall está vivo. El sonido camina inquieto cuando está vacío, pero las frecuencias encuentran su lugar cuando se llena. Uno puede salir desconcertado de una prueba sonora, pero lo que sucede cuando los cuerpos humanos completan el teatro es algo así como el destino de la música. Ahora me explico por qué tantos grandes insistían en tocar allí. Es un lugar donde el sonido tiene la oportunidad de organizarse y encontrar sentido. Dicen que Horowitz trasladaba su piano hasta el teatro por el placer de escucharlo entre aquellas paredes. Y es que la caja acústica del Carnegie realiza el milagro de reproducir los más insólitos matices. Cuánto deben haber disfrutado talentos como Stokovsky o Berstein, gozando a fondo las posibilidades de una acústica que roza lo perfecto.

Otra cosa que no me esperaba fue el entusiasmo de la gente. Cuánta sed acumulada había en los seres que estuvieron allí. Algunos lloraban y se bebían sus lágrimas. Creo que lloviznó por todas partes. Bendita tierra, pues"

-Pato- dijo...

Siento una inmensa admiración por Silvio, lo siento honesto, auténtico y un poeta de alto vuelo.

Me daré una vuelta por este blog que dice la Flaca :)

Besos.

mangeles dijo...

Pues yo también voy a ver el blog de Silvio.

Y...preciosa declaración de principios.

Un besazo a todos y todas.

mangeles dijo...

¿por qué me dá que mi amigo Pepe, se lo va a pasar genial con el blog de Silvio?...En youtube hay videos de la actuación del día 4 de Junio. En el segundo post del blog, alguien deja los links.

Más besos

Marisa Peña dijo...

Ay Pepe...yo solo te puedo decir que no me arrepiento, ni reniego, ni me vendo...pero el desánimo está ahí, y la desilusión ,la decepción y la apatía.
PS.Yo también lo encontré hace unas semanas, desde el blog de santi.

calma dijo...

Hombre honesto y magnífico poeta Silvio, ojalá Cuba tenga prosperidad y libertad, gran país.
Un abrazo

Isabel dijo...

Me encanta Silvio Rodriguez, de la revolución cubana, no me atrevo a opinar, supongo que en su dia, fué buena, pero hoy, se hacen necesarios algunos cambios, sobre todo en lo que respecta a la libertad de las personas. Un beso

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Pepe.

Que maravilla encontrar todo esto.

La situación de Cuba es dificil.

Y evidentemente se avecinana cambios,

esperemos que esos cambios puedan ser basados en las razones de la revolución, pero viendo algunos otros ejemplos, y sobre todo con el gran monstruo enfrente, y toda la midia contra, me parece dificil.

Enorme Silvio

Un abrazo

Maria Coca dijo...

La verdad es que sí, esa canción es toda una declaración de principios. Siempre me ha parecido un personaje interesante, Silvio Rodríguez, además de un gran compositor.

Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... me pasa como a pato, silvio me resulta yana rara especie de ser humano. autentico, cabal, honesto. Y ante esas personas no puedo hacer otra cosa que admirarlas.
besines de manzanilla(son las 7)