24 de abril de 2010

Lo que pasa en este país es increíble. Pensaba yo que Gabilondo gustaba de separar la buena literatura de la otra, la que tienes que hacer por obligación. Pero me equivoqué: el ministro ha elegido la víspera del Día del Libro para presentar su “Pacto social y político por la Educación”. Demasiado cercanas ambas fechas para descolgarse con un documento que no concreta -una vez más- las medidas para que el sistema educativo reduzca de forma relevante el fracaso escolar y el abandono de una parte importante del alumnado. Como siempre ocurre con este tipo de "literatura al peso", demasiadas expresiones que se pierden en redacciones abstractas.

Baste un ejemplo: la reducción de las ratios. A pesar de estar fijados los máximos hace más de 20 años, no se recoge en el texto una medida tan imprescindible para la mejora del sistema. No se ha querido plasmar una disminución del número de alumnos por aula en ningún tramo educativo, y clases bastante por encima de los 25 alumnos es un número vergonzante cada vez más frecuente. Parece que da miedo ponerle el cascabel al gato, cuando en nombre de la llamada libertad de elección de Centro, el Estado malgastará el dinero en otras opciones procedentes de la iniciativa privada, mientras el fracaso escolar, el abandono y los déficits de inclusión educativa y social no serán atendidos con recursos suficientes y con diligencia. Como siempre, pagando el pato los de siempre.

Qué lástima de tiempo perdido. El ministro se ha tirado meses y meses para intentar consensuar un documento en el que quedan recortados un montón de principios, en los que seguramente cree. Todo en aras de alcanzar un acuerdo con los estamentos y partidos más conservadores de esta sociedad. Y ni aún así (por más gaseosa que le ha echado al vino) se lo van a suscribir por razones netamente electorales ¿Acaso no lo veía venir?

Y ahora que ya está claro que no tendremos un pacto de estabilidad normativa, yo me digo: O lo firmamos todos -que a los demás tampoco nos gusta un pelo como queda- o volvamos a los principios, borrón y cuenta nueva, y a sacar una Ley de Educación como es debido. No que, a cambio de nada, sigamos rodando de cabeza por la pendiente de la regresión ideológica que tanto está deteriorando la enseñanza pública.

No es la primera vez que pasa. Luego se extrañarán cuando pierdan un millón de votos por la izquierda. Y es que... si el gobierno no puede publicar buena literatura tan cerca del Día del Libro, ¿a quién le va a colocar un sólo ejemplar el resto del año?

Codorníu.

.

8 comentarios:

mangeles dijo...

Si es mala, es mejor no firmar y empezar de nuevo.

Eso creo yo. Los pactos son para momentos difíciles, no para una situación de estabilidad del gobierno...O sea...nada de pactos. Si la ley o la reforma no es buena...a tomar vientos....


Muchos besos...Pepe..nos vemos en la mani...te buscaré.

TORO SALVAJE dijo...

El fracaso escolar está llegando a unos niveles terroríficos.
No sé de quien es la culpa pero esto hay que arreglarlo.
Es insoportable lo que está sucediendo.
Nos estamos cargando nuestro futuro.

Saludos.

media luna dijo...

"Educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres". No recuerdo quién lo dijo.
Echo la vista atrás, cuando mi primer hijo estrenó la LOGSE, y creo que hemos ido de mal en peor. Ahora matriculo a mi tercer hijo tras veinte años, y aunque no quiero perder la esperanza, estoy desesperanzada. Lo de los 25 alumnos no funciona con el Bachiller. En la clase de mi hijo mediano son 35. Ojalá pudiéramos hacer borrón y cuenta nueva, pero mientras la política sea quien dirija la educación y la economía la política, mal vamos.
Un beso Pepe, y ánimo para intentar extraer lo mejor de cada uno de tus alumnos. No debe ser nada fácil.
Un beso.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

mi hijo mayor, 24 años, notable de media en el colegio, termina AD en junio con varias matrículas en el bolsillo... ¿Mamá dónde están las rías baixas?
sentí que habiamos fracasado todos, incluidos losprimeros sus padres.

made dijo...

La educación a debate.
¿Para qué ?¿Para quíen educamos?
Cuidado con los pactos
Un saludo

mangeles dijo...

Niñoooo ...despierta...ya he puesto las fotos de la mani....bueno de parte de la mani...la que yo ví. Un besazo

FLACA dijo...

Pepe: te dejé comentario en la Flacurita.

-Pato- dijo...

El nivel educativo es bajísimo, el ausentismo escolar cada vez mas grande.

Ayer en la radio conté un cuento que leí en un blog que (mala cabeza la mía) no recuerdo, pero decía algo así

-Vacas Muertas-
"Dos campesinos criadores de vacas estaban preocupados por lo caro que les salía la bolsa de alimento, uno de ellos pensó que tal vez mezclando el alimento con aserrín iba a economizar, comenzó con un poquito, luego un poquito mas y al final viendo que las vacas comían igual, les dio nada mas que aserrín. Contento del resultado fue a buscar a su vecino, para mostrarle lo genial que le iba dándole aserrín, en vez del alimento.
Al llegar con su vecino, todas las vacas estaban muertas"

Eso nos va a pasar si seguimos sin tener en cuenta qué tipo de educación le damos a nuestros hijos.

Es un tema que me preocupa mucho.
Besos Pepe.