25 de enero de 2009

.
Siempre habrá un banco para ti,
al atardecer...


Después de haber perdido muchos trenes
que parecen más bellos por perdidos,
se llega a algún insólito lugar.


El viaje o su ilusión
cruza inviernos, sorpresas y locuras,
al perderse uno gana,
lleva no pocos años el saberlo.


Querer estar en raros extravíos
y accidentes es el aprendizaje
de echar de menos lo que no se tiene.


Carlos Pujol (Barcelona, 1936)
.
Alargo mi mano en sueños para coger la tuya. Sería un gran regalo salir de este viaje con la seguridad de que mi onírica paloma no lleva caja negra. Si me estrello, no quiero que rebusquen para encontrar la culpa. Cuando dos barcas chocan, las dos están vacías.
...
Codorníu
.

13 comentarios:

mangeles dijo...

Echar de menos lo que no se tiene...

FELIZ DOMINGO PEPE...besos

calma dijo...

Me quedo cont todas las palabras, las de él y las tuyas, acumulan sabiduría y experiencia. Genial Pepe

calma dijo...

Hazme un sito en el banco... anda.

TORO SALVAJE dijo...

Ese banco parece muy acogedor.
Un banco donde descansar los años y los recuerdos mientras acaba el día otra vez.

Saludos.

marisa dijo...

Me he quedado aquí, sentada en ese banco, mirando atardecer. Y me he dejado envolver por las palabras y por la belleza y por la tristeza de saber que nadie tiene la culpa, que simplemente las barcas, como bien dices, están vacías. Besos enormes

Mityu dijo...

http://www.goear.com/listenwin.php?v=777b392

Besos, Codorniu. Sigo leyéndote, acompañándote y dejándome acompañar.
Mityu

alfaro dijo...

...vacías...
o a la deriva.
Buenas noches,
un beso.

mera dijo...

Al que no respete el Reglamento de Abordajes, que lo capen. Un regalo de la memoria:
Si ambas luces de un vapor,
por la proa has avistado,
debes caer a estribor,
dejando ver tu encarnado.
Si el verde da con verde,
o el rojo con su igual,
nada se pierde,
siga a rumbo cada cual.
Si a estribor ves colorado,
debes con cuidadado obrar,
cae a un lado o al otro lado,
para o manda ciar.
Entre un vapor y un velero,
siempre gobierna el primero.

Inuit dijo...

"Siempre habrá un banco para ti,
al atardecer..."
Yo, a eso, lo llamo amistad.
Las palomas son buenos presagios y las cajas negras, si no es mate el color, la síntesis de todos los colores,de la virginidad, de la materia indiferenciada...eso dice mi libro de los sueños.
Dale la mano y camina Codorníu y que pase lo que dios quiera... que la vida es breve y hay que vivir.
Inuits

PIZARR dijo...

Creo que este último será mi favorito, con es apuesta de sol en medio de la soledad, que maravilla Pepe.

Sabias palabras, todas, y yo espero como tú que nuestros vuelos no lleven caja negra, para que rebuscar más de lo debido.

Un beso Pepe.

Frabisa dijo...

¿Cuando dos barcas chocan, las dos están vacías?

A lo mejor es al revés amigo, a lo mejor tienen demasiado lastre y justamente el no tirarlo por la borda antes de iniciar un nuevo viaje, sea lo que las haga naufragar.

Un bico y buen viaje

FLACA dijo...

Me ha llevado toda la vida comprender eso.Yo tampoco quiero que anden buscando mi caja negra si me estrello.
Este banco de hoy y ese atardecer invitan a sentarse. Un beso,Pepe.

Maria Coca dijo...

Un poema cargado de melancolía y unas líneas que quieren aferrarse a un encanto, a un instante de felicidad. Podemos pretender más? Poseer más felicidad de la que somos capaz de descubrir?

Besosss