30 de enero de 2009

.
Con la crisis,
las escaleras de los sesenta,
vuelven a ser como eran...


Cuando recuerdo,
ése que se parece a mí
no es sino bruma...
.
Afortunado el que aún viva en los recuerdos;
cuando los demás, o viven o mueren.
.
Ninguno de los dos -en el fondo- sabe lo que dice.
.
Tampoco yo sé nunca cuál es mi sitio, ni dónde estoy...
.
Tal vez, en tierra de nadie. Como la gente que habita ese plural solidario,
donde tan cómodo me encuentro.
.
Codorníu.
.

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Bruma.
Jo.
Tremendo.

Saludos.

FLACA dijo...

Codorníu: No se puede vivir de los recuerdos, así no se avanza. Los recuerdos deben servir para recordarnos quiénes somos y dónde debemos estar parados.Nada más.
Pepe: me encanta la imagen de la escalera, pero me da vértigo (debe ser que estoy un poco mayor).
Un beso.

marisa dijo...

Pues aqui estamos, en tierra de nadie, pero vivos y dispuestos a seguir caminando, y subiendo(o bajando) escaleras que no llevan a ningún sitio... porque lo que importa es el viaje, el camino y los compañeros de viaje que, cuando son como tú, reconfortan, acogen y alivian la marcha de la vida.
Besos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Te inspiró el paseo entre la niebla.
¿Sabes? Los que intentamos escribir tenemos una ventaja: nos encerramos en las palabras y construimos una historia como nos da la gana. Nadie nos maneja, somos libres y pisamos unna tierra: la nuestra.
Un besote y gracias por inspirarme mi hormiga luminosa.

FLACA dijo...

Volví. Me encantó la música. Mercedes Sosa es de lo más grande que hay,¿él es Wagner, el brasilero?-

Vine a decirte que no sé dónde estuve ni qué estuve haciendo estos días que no vi tus anteriores entradas. Veo que empezaste la serie de las escaleras.Ésa de la entrada anterior es muy parecida a la que hay a la salida de la cocina de mi casa y que lleva al terreno del fondo.
Mi vida está llena de escaleras: para llegar a mi casa, cuando abro la verja que separa el frente de la vereda hay una ancha escalera exterior (¿será eso una escalinata?),llego al zaguán y debo subir cuatro escalones más, para llegar al resto de la casa subo tres escalones más ( y ya ahí es como si hubiese llegado al cielo) y para ir a la mesa del comedor bajo dos. Si quiero ir al fondo debo bajar otra escalera, muy parecida a esa de la foto de la entrada anterior. Hace treinta y cinco años que vivo aquí y subo y bajo, siempre,como en la vida.Al principio me divertía y me gustaba mucho, ahora también, sólo que ahora lo siento, me duelen las rodillas y a veces clamo por una casa en planta baja, plana, sin escaleras.
Nunca se me hubiera ocurrido -como hoy al leerte- que eso que es real en mi vida pudiera ser mirado e interpretado en forma metafórica.
Estoy de duelo por Saleta.

calma dijo...

Yo ya no se ni cómo se puede vivir, sólo necesito renacer.
Qué foto más preciosa... me encanta ese tono sepia en las imágenes.
Besos cor

mera dijo...

A mi me da envidia tu batusi de la primera foto, las montañas a sus puies sin mascarilla. Como soy gallego nunca estoy en tierra de nadie, nos la hemos apropiado toda. O estás en la tuya o en la del vecino. Ni se te ocurra pensar, que alguien registró la idea en Creative commons.
Un fuerto abrazo Pepe, que ya llega.

alfaro dijo...

... en mi tierra, la tierra de nadie es la comunal: bardiales, algún monte que se comparte en particiones..., cada vez menos montes y más bardiales...,
prefiero la tierra de nadie metafórica por donde todos andamos tan a gusto sin pelarnos por fronteras...
besos.

Sibyla dijo...

Me gusta vivir en los recuerdos...

Es uno de los lujos que me puedo permitir, y me fascina ese regusto entre nostalgia y melancolía que se produce en la garganta...

Besos Pepe:)

Inuit dijo...

"Tampoco yo sé nunca cuál es mi sitio, ni dónde estoy..."

Esto es tremendo Codorníu porque siempre se está perdido y no hay amarre que te sujete a tierra segura. Pobre de los náufragos sin islas ni palmeras ni cocos que resguarden del duro calor ni sacien de la sed.
Sin tierra Juan, tú; pobre de él.
Sin tierra, Ana, tú; pobre de ella.


Sin patrias ni frontreras Antonio, Manuel, Isabel, María todos, UNO

Inuits

Miguel A. Guevara dijo...

"Tal vez, en tierra de nadie. Como la gente que habita ese plural solidario,
donde tan cómodo me encuentro."

Afortunado soy! Mis recuerdos me hacen quien soy!

Bueno muy bueno =D1

SAludos

Maria Coca dijo...

Creo que casi nadie sabe tampoco cuál es su lugar. Por eso la tierra no para de moverse dando vueltas...

Besoss