19 de marzo de 2008

"Ya lo sabemos
es difícil decir que no
decir no quiero
ver que el dinero
forma un cerco alrededor
de tu esperanza
sentir que otros
los peores
entran a saco por tu sueño
ya lo sabemos
es difícil decir que no
no quiero
no obstante cómo desalienta
verte bajar de tu esperanza
saberte lejos de ti mismo
oírte primero despacito decir que si
decir si quiero
comunicarlo luego al mundo enajenado/.... y ver que un día/pobre diablo/ya para siempre pordiosero/
poquito a poco abres la mano/ y nunca más puedes cerrarla"
.................................. ..........................(Mario Benedetti)

8 comentarios:

FLACA dijo...

Quié poema,¿no?.Benedetti es un grande, con palabras muy pocas y muy simples qué manera de mostrar la humanidad del hombre.El tema se parece al de un poema que colgó hoy Torosalvaje, que habla de cuandoempieza la derrota del hombre.
Muy buena laelección.Un abrazo.

FLACA dijo...

También me encantó la música que empezó a sonar aquí.
Creo que ya te dije que me encanta tu blog y lo que encuentro en él: los textos,las fotos y la música.
Todo me toca el alma, Pepe, y no me dan los ojos para mirar y los oídos para escuchar.

Y no había entrado para decir esto que voy a decir ahora, sino lo que ya dije, pero aprovecho para disculparme por las erratas, quise decir "qué" y no escribir palabras pegadas. Tendré que cambiar el teclado.

ANA dijo...

..."no obstante cómo desalienta
verte bajar de tu esperanza
saberte lejos de ti mismo"...

Eso es el peor peldaño que baja el hombre, bajarse de uno mismo, alejarse de uno mismo, perder la dignidad.
Es triste perderla por causas como el amor, la justicia o injusticias..., ¿hay causas que puedan justificar una decisión asi?
Luego no suele haber camino de vuelta.
Claro que por el hambre, a veces las personas son ya siquiera incapaces de extender su mano para recibir un pedazo de pan, ya exhaustas. Antes de esto la extendieron decidiendo perder un poco solo de esa dignidad, pero el hambre vuelve y lo que los demás les damos a veces es "pan para hoy y más hambre para mañana", obligándoles asi, a ofrecernos parte de su dignidad cada día,
convirtiéndonos en vampiros nocturnos de esa dignidad ajena.
Pero tendremos que perder parte de la nuestra por el camino, seguro.
No faltará la ocasión, cuando aparezca la flecha certera que acierte de lleno en nuestro corazón o en nuestro particular talón de Aquiles.
Nadie está a salvo.

Pepe, no puedo brindar con codorníu hoy, con este tema no apetece,
pero te mando un besito muy digno y cariñoso.
ana.

moderato_josef dijo...

Y cuanta razón tiene el gran Mario. a veces la desesperanza colma nuestros corazones...Un saludo intenso, gran post!

-Pato- dijo...

Gran poema.

Saberse lejos de uno mismo, no reconocerse, despegarse del que uno creyó ser opara ser otro.

Creo que cuando el hombre comienza a desandarse y comienza a tranzar con lo indigno, es cuando empieza a perderse.

Tristemente humano.

Besos

Faramalla dijo...

Es probable que genere un aluvión de disconformidades y protestas, de desacuerdos e incluso de irritaciones, pero Benedetti nunca me pareció un gran poeta, ni siquiera un poeta: desde mi punto de vista es un escribidor -de verdades, eso sí- mediocre. Ésa es mi opinión. No tiene nadie por qué estar de acuerdo.
Un saludo.

ANA dijo...

Pepe,
por qué nunca contestas comentarios,
no se entabla debate o conversación, falta un pco de comunicación con el lector.
Es una idea,
lo echo de menos.
Un beso,
ana.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Qué vuelta de vacas más divina he tenido; estoy leyendo cosas preciosas y mi M.Benedetti ya la bomba.
Un besote