19 de agosto de 2011

Defender los derechos civiles es defender la democracia


"Primero vinieron a buscar a los inmigrantes y no dije nada porque yo no era inmigrante.

Luego vinieron por los parados y no dije nada porque yo no estaba en paro.

Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los “indignados” y no dije nada porque yo no iba a todo eso del 15M.

Luego vinieron por mí; pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada"

(Adaptación de una cita de Martin Niemöller, atribuida a Bertolt Brecht por error)

5 comentarios:

carmen jiménez dijo...

Así es cuando uno no siente la emigración en su carne, el hambre en su mesa, las injusticias en su propio juicio, la indignación de todos en su propia alma...Espero que no hayan muchos "mis o tus" y nos convirtamos en "nosotros todos" antes de que no quede nadie a quien acusar de intentar VIVIR!
Mi querido Pepe, muchos abrazos atrasados.

FLACA dijo...

Comentar después de Carmen siempre es una tarea difícil, porque ella dice mucho mejor que uno lo que uno hubiera querido decir. Y, la mayoría de las veces, hasta se anticipa a nuestro pensamiento. Así es de inteligente y sensible.

Sólo voy a decir que me siento muy conmovida por esa defensa de los derechos de los inmigrantes junto a los propios, porque España está llena de queridos emigrantes nuestros, casi 100 % hijos o nietos de emigrantes vuestros. Ya sabemos, porque lo hemos descubierto blogueando, cuán parecidos somos en esencia.

El abrazo de hoy va por la hospitalidad y solidaridad de los pueblos hermanos.

FLACA dijo...

Ayer salió en BRECHA, un semanario uruguayo que sale los viernes, justamente lo que podrás leer en esta dirección:

http://www.brecha.com.uy/inicio/item/8969-todos-los-muros-el-muro

calmA dijo...

Si, dentro de poco ya no va a quedar ni el apuntador, creo que cada día la sociedad está más deshumanizada, cada uno se mira su culo y punto.
No sé... no me gusta nada lo que está pasando, y en la medida de mis posibilidades, hago lo que puedo, te lo aseguro, pero me siento impotente, nada es suficiente.

Besote

Mediorama editorial dijo...

Gracias, muchas gracias por tus bonitos comentarios en mis sesiones nostálgicas de Mediorama. Mi mamá (la Flaca) siempre me ha mostrado con mucho cariño tus escritos, por lo que es un privilegio poder pasar por aquí ya desde la interna de este mundo bloguero. ¡Es un gusto inugurar esta instancia de encuentro transocéanico!

Un abrazo,


Mariana