24 de octubre de 2009


.
Qué cosas tan distintas se esperan del otoño. Para unos es fuego cromático; para otros, frío. A algunos les da alegría y calor, otros sólo suspiran y recuerdan. Unos desean conservar su pasado, otros quieren -como si pisaran sobre brasas- el olvido.
.
En otoño se muere y se vive por dentro principalmente. Se quiere compartir con todo el mundo; pero, a la vez, se quiere guardar con avaricia. Hay otoños de todos los colores, para todos los gustos; y seguro que hay alguno que se parece más al que tú sientes. En eso andamos cada uno: pintando nuestro propio cuadro, donde lo subjetivo nos hermana.

Para mí es una burbuja hecha para ser explotada en voz baja, un cigarrillo a solas en un banco con los iguales acogidos a media mirada de distancia; o quizá, una taberna con público invisible. Eso también me sirve. Lo que importa es sacarlo de los libros y decirlo como quien inhala. Escuchar para adentro, porque son muchos los rumores que te contestan si eliges las mejores palabras para nombrarlo, para interpretarlo; para que no se diga sólo de una manera, como quieren algunos, los del pensamiento único y maldito. Aquél que intentó convencernos que el capitalismo era el único sistema viable, el menos malo de todos los posibles. Por el contrario, el otoño -como estado interior que es- lleva metido dentro música, pasmo y ese dudoso titilar que tienen las estrellas.

Porque además de contar palabras que caen de los árboles y pisar hojas secas, resuenan muchas otras cosas.

La canción de Serrat que Saleta adoraba, por ejemplo.

Codorníu.
.

21 comentarios:

calma dijo...

Tus letras son la mejor canción, te lo aseguro y tu reflejo, el más bello titilar. Me alegra leer aquí, infinito. La imagen, conmueve.
TQM. Mil besos

FLACA dijo...

Es cierto, amigo, cada uno tiene su otoño. Y no te quiero ni contar lo qué es cuando se confunde con la primavera.
Esta primavera ha estado lluviosa como el otoño de tu foto.
Qué bueno que reapareciste, Pepe. Pasaba siempre por aquí, pero esto estaba muy triste sin tu presencia.

No quiero bromear con tus serias palabras, pero esos otoños tuyos y primaveras mías que "hay de todos los colores", para mí hoy son una estación roja, azul y blanca, y yo hoy lo único que quiero y ansío de tu otoño,que es mi primavera, es mañana la victoria.

Un abrazo. Es una alegría muy grande ver que el tren te trajo de nuevo a casa.

TORO SALVAJE dijo...

El domingo me ha traído un buen regalo.
Volverte a leer.
Me inspira siempre.

Saludos.

mangeles dijo...

El otoño es la calidez templada, la calidez del ambiente, las hojas que nos arropan y bailan a nuestro alrededor, el sol que brilla pero no quema, la lluvia que empapa y envuelve totalmente...el otoño...

Y del capitalismo....Yo no sé de economía. No creo que el Estado deba ser el garante de todo y estar metido en toda la actividad productiva...pero si creo que el Estado, que somos todos, podemos pagarnos entre todos y a todos, las prestaciones que nos son básicas y necesarias como seres humanos: La sanidad, la educación, la cultura, las pensiones, las guarderías, las obras públicas, carreteras, vías ferroviarias, etc...

En fin....la belleza de tú escrito no tiene precio amigo. Un beso de domingo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

¿Ves? Hay otoños de todos los colores, con y sin capitalismo, con fraudes y con sueños, pero siempre habrá un otoño con un cigarrillo, un café y unas palabras que sin ser pronunciadas, han dicho todo.
Buen domingo... ¿otro café? desde las siete está requemado ya, pero aún sabe...

Magnolias en el jardín dijo...

¿Sabes Codorníu? En mi pueblo también hay un señor como el de la foto, de bronce sentado al lado de un banco. El nuestro, carece boina y sostiene un un libro en las manos. El pobre, tiene la cabeza un poco descolorida porque los transeúntes le acarician la calvorota y la gaviotas, a veces, lo bendicen con su gracia.
Más de una vez lo confundo con alguien que contempla el horizonte de nuestras vidas.
Otra similitud. ¡Qué resuenen tripas y corazones!
Magnolias en tu jardín.

FLACA dijo...

Escuchar esta canción hoy de mañana es un regalo de este domingo, como tu valiosa amistad.

Con sus idas y vueltas, Saleta siempre supo lo que era bueno. Me agrada mucho verla aparecer por aquí también a ella.

Un abrazo,Pepe.Siempre es tan grato encontrarte.

mangeles dijo...

Yo creo que Serrat es el "poeta" de nuestra vida...superior incluso a mi adorado Lorca.

Serrat...es ..es..el poeta..nuestro poeta....


Aunque nadie se atreva a reconcerlo...


Pero ningún poeta ha significado tanto , para tantos en años y años....es...es mágico...y es real...es cercano y lejano...es...es MI POETA...¿Y el tuyo?


Besos, amigo bueno.

Isabel dijo...

Que bonita forma de describir el otoño. Es mi estación preferida, y nunca lo había pensado, pero es quizás por eso que dices, "como estado interior que es". Me gusta por la paz interior que siento, por los colores de los árboles, y porque en Madrid, suele ser precioso. Un beso

gaia56 dijo...

Me alegro mucho de la actividad en este espacio.
Para mi el otoño es casi un estado interior, disfruto intensamente la paleta de colores, pienso y me duelo de la transición hacia el frío invierno, es tiempo pausado de reflexión, a veces tras los cristales, a veces paseando la alfombra de hojas secas que cruje bajo mis pies... nunca me dejan indiferente los otoños.
Un beso.

-Pato- dijo...

Tu mirada siempre cercana, siempre un placer.

Besos.

calma dijo...

Serrat siempre tiene una canción para los momentos, ¿verdad Pepe?.
Preciosa
Abrazo

Gala dijo...

Maravillosa mezcla, tus bellas letras y el genial Serrat.

Un beso

alfaro dijo...

Pues, mira que ha llegado el otoño con sus hojas secas y con sol de primavera...
me gusta leerte.
Un beso.

Maria Coca dijo...

El otoño es una estación de tránsito entre diferentes estados emocionales. Vivimos estos cambios como la naturaleza y a ambos nos afectan...

Besos Pepe.

mangeles dijo...

Ufff...cuatro días...con chirimiri cabroncete, que cala pero no moja....pobre abuelo....sentadico...sin moverse....

Enga...¿claveles rojos o crisantemos?...


Besos

made dijo...

El otoño siempre nos trae recuerdos,añoranzas ,tristezas , bonitos colores y días de lluvia.

PIZARR dijo...

Que gusto poder completar mi adorado otoño con tus letras. Me encanta contar de nuevo contigo dentro de este otoño.

Ese cuadro que andas pintando, me gusta... reconozco en él cuanto de ti he ido imaginando.

Un abrazo muy grande Pepe

media luna dijo...

Querido Pepe: Me tomo tu otoño casi como una invitación a explorar el mío propio. Nunca pensé en octubre sino como el comienzo de esa época con una luz especial que nos abordaba a la nostalgía, a la añoranza. Y sin embargo no sé si es porque este año comenzó el otoño como si fuera primavera, pero casi he roto el maleficio y el mes de octubre ha sido un mes parecido a esas letras que bailan en tu entrada. Superpuestas unas a otras, confundidas, diferentes. Un mes que seguramente añoraré en otros otoños no muy lejanos. Un mes que lejos de recordar tiempos pasados, seguro me traerán tiempos futuros. Pero una nunca sabe si no habría sido mejor sentarse en un banco a fumar un cigarrillo, a leer un libro, a ver cómo caen las hojas del Retiro, a ver pasar la vida...Una nunca sabe. Pero sea como sea, tiene ese inconfundible titilar de las estrellas.
Gracias por compartir tu otoño y gracias por la oportunidad de compartir los nuestros.
Un beso.

mangeles dijo...

Vengo a mandar besos de Almudena y Otoño...

Feliz Finde, amigo

FLACA dijo...

Estoy como Mángeles, vine a dejar un saludito. Un abrazo.