7 de noviembre de 2009

.
¿Es posible más locura todavía? Una sociedad que no cuida la enseñanza, que no analiza las causas de su fracaso, que se pierde -a buenas horas- en descargar culpas en espaldas ajenas no necesita que le pronostiquen su futuro, porque su mediocridad ya existe aquí y ahora.

En mi opinión, la derrota de las banderas psicológicas de la Educación de los años setenta y ochenta fue decisiva para lograr la desmotivación del alumnado desde las más tempranas edades. Ahora veo con claridad que se trataba de desactivar aquellos brotes tiernos que todo ser humano tiene de creativo, de solidario y de ético. Un hombre, una mujer así no darían el perfil adecuado que necesita esta fábrica de locos.

Dejo aquí un enlace con aquel sueño que ningún gobierno de la democracia se atrevió a vivir.

Codorníu.
.

20 comentarios:

EN PARRAC dijo...

Buenos días Codorníu,
¿Cómo va tu huerto? Totalmente de acuerdo con el artículo.
Un Parrac de Besos.

alfaro dijo...

La educación debería servir para hacer personas más libres, en el sentido de independientes, que sepan analizar por ejemplo una noticia y no dejarse engañar por las mentiras de una cuadrilla de buseros de turno...
Enseñar a dudar, a no ser máquinas..., pero qué retroceso...
¿Cómo es posible que esta generación que tiene unos 20 años sean en su mayoría más conservadores que sus padres, cuando la juventud tiene que ser siempre vanguardia?
No acabo de entender qué hacemos mal, porue la familia es el 70 por cien de esa educación.
Y hablo desde las dos vertientes.
Un abrazo, desde este día gris y lleno de viento y lluvia.

marisa dijo...

Bravo pepe, me sumo a la reflexión y a la profunda tristeza de haber dejado que se prostituyera y se enterrara el sueño de una enseñanza libre y verdadera, plena y eficaz.la que buscaron los pedagogos republicanos, un alumno con afán de aprender y un ser humano capaz de ser autodidacta y libre.
La sociedad está loca, obsesionada por el progreso económico y descuidando el progreso personal, el que da una felicidad duradera que no dependa del dinero ni de los éxitos laborales.En fin...bESOS

mangeles dijo...

Hola, Pepe. Feliz sábado de lluvia dispersa en Madrid.

Muchas veces me pregunto porqué es tan díficil todo...

Yo creo que los niños pueden aprender todo lo que los mayores sean capaces de enseñarles. El problema es que ellos solos no pueden, unos necesitan la ayuda del profesor, y otros la ayuda del profesor y los padres, y otros la ayuda del profesor, de los padres y de clases especiales...

Difícil tarea para los que tienen una profesión tan hermosa y de tanta responsabilidad.

Un beso, amigo.

-Pato- dijo...

Extraordinario el artículo Pepe, el mundo está atiborrado de Saras, de niños perdiendo primaveras. Aquí sucede lo mismo con la educación y los "entendidos" hacen y deshacen programas de estudios sin obtener los resultados esperados.
Y como bien decís vos al principio, no hay que tener demasiadas luces para avizorar un futuro mediocre si no se hace nada por encontrarle la salida al tema educación.

Yo he trabajado con niños de 3, 4 y 5 años, soy profesora en preescolar y la lectoescritura se despierta en algunos niños por propio interés, imponerla a quienes no les interesa aún, es algo forzado y como todo lo que se hace bajo presión, molesta.
Los niños a esa edad tienen que aprender jugando, y cada vez hay menos espacio para el juego libre. Y mas espacio para las actividades hiper programadas, de este modo los niños seguirán como Sara, perdiéndose primaveras.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Aquellos polvos trajeron estos lodos.
Y si, creo que todavía es posible más locura.
La próxima generación será de calabazas.

Saludos.

Isabel dijo...

Un artículo muy interesante, me encanta tu forma de expresarte. Un beso

*[..Clara..]* dijo...

Si amigo, así de mal van las cosas..Así de mal van las cosas a las que la gente no se atreve a hacer frente, suerte que hay personas como tu.

Un abrazo.

Gala dijo...

No se de quien sera la culpa de la poca motivación de los jovenes en aprender.
Tal vez sea de todos en general, de las libertades mal aplicadas que tienen hoy en dia los jovenes, de la falta de autoridad de los padres y que se trasmite en las aulas,de los continuos cambios en los programas de educación... el caso es que vamos hacia atras.
Muy buen articulo y muy buen post.

Un beso y feliz fin de semana

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días cuore de nuevo... estupendo artículo el del país y sí tienes razón. Además temos la próxima generación. Ahora este país está como en la vida: un estercolero, mires donde mires. Sin embargo te traigo un artículo para que lo leas; me encantó y me infundió esperanza, chiquitita, pero esperanza
http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentecorso

calma dijo...

Mi abuela maestra, mi madre también, mi hermana profesora (licenciada), conozco y vivo el tema de cerca y no quisiera estar en la piel de mi hermana.
Me alegra verte activo y escribiendo, aunque sea con cuenta gotas, estupenda entrada e imagen Pepe.
Abrazos

mera dijo...

Totalmente de acuerdo. Afortunadamente tendemos a mejorar a pesar de los políticos. Muchas veces gracias al esfuerzo individual de algunos maestros. Recuerdo conmucho cariño a mi maestra de primaria, en una escuela rural, con ventanas podridas, sin electricidad, con retrete campestre, dando raciones de leche en polvo de la ayuda americana a los más pobres. En fin el peleolítico hace cincuenta años. Hoy los padres quieren hijos adultos a los diez años, para poder pasar. Ellos tambien lo tienen crudo. Un abrazo.

Paty dijo...

Es posible que mi comentario parezca estar fuera de lugar, pero a las muñecas de trapo nos preocupa la educación de los niños, ya que de ello depende el rumbo que tomarán nuestros juegos. Supongo que al espantapájaros de la fotografía le encantaría tener la ocasión de decir cómo se siente, siendo un muñeco desplazado por todos esos estúpidos juegos de ordenador y por la falta de imaginación de los niños. Apenas leen, salvo las marcas de ropa. Una generación carente de imaginación, crecerá sin criterio. Lo más triste no es que un oso de peluche se conforme con estar en la estantería, lo más triste es que ese oso crea que ese es el sitio que le corresponde y que verse atacado por los ácaros y el polvo es de lo más normal.
Los muñecos hemos creado una revista, donde en clave de humor comentamos temas de todo tipo.
Aunque algunos de nosotros parecemos bobos por tener la mente de serrín, acostumbramos a dormir con los dos ojos abiertos, por si a caso se produce el principio del fin.

media luna dijo...

Querido Pepe: Has tocado mi fibra más sensible con respecto a la sociedad. "Educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres".
He leído con atención tu entrada y el artículo de "El País", pero ¿sabes? Lo más triste es que esas generaciones que crecieron con el nuevo sistema de educación lo han pagado muy caro. Y lo peor, es que seguimos "avanzando" en esa dirección.
Ufff! Mejor lo dejo aquí porque si me embalo ya no me para nadie.
Que no decaiga.
Besos.

made dijo...

Enseñar-educar, siempre ha sido un buen tema de debate, asunto complejo.
Según desde que óptica se mire se establecen unos u otros criterios educativos: ideologías, creencias, formas de pensamiento...etc.
Difícil determinar ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo?¿Dónde? Y de que manera educar.
Me parece importantísimo que el profesorado esté formado y que crea en los alumnos, siempre encontraremos un profesor que quiera enseñar y un alumno que quiera aprender, lo primordial es saber llegar,utilizar la metodología adecuada en el tiempo adecuado para cada uno.
La pregunta es, llegar a dónde y para qué.
Un beso

Maria Coca dijo...

Qué razón tienes! has leído el artículo publicado por Pérez Reverte en XL Semanal? Analiza la educación actual y la anterior.

Hacia dónde vamos?

Un beso.

FLACA dijo...

Yo sé, Pepe, que el trabajo apremia, que el otoño es duro, pero, qué querés que te diga, se te extraña por aquí, lo que equivale a decir (por allí)que se te echa de menso, amigo.Ojalá que tengas un buen fin de semana.

FLACA dijo...

Quise decir "de menos".Nunca leo lo que escribo antes de dar el enter, como si estuviera hablando.
Vine a decirte que me llegó la bandada y que un hombre que es capaz de planchar primorosamente y bailar con la plancha canciones del Buena Vista Social Club estoy segura de que es capaz de poder cocinar la receta de la salsa para condimentar la carne que quiera.

Sé que, a pesar de norte y sur, casi todo son coincidencias
(cuántas.¿no?),pero no sé qué quiere decir que "Este otoño(te) va a dar la puntilla".
Con respecto al 29, creo que estoy más tranquila. Mañana es el "banderazo" (= desplegar la bandera tricolor del Frente Amplio, que mide más de 1000 metros) en Las Piedras. Por supuesto que allí estaré ayudando a desplegarla.
Un abrazo,querido amigo.

FLACA dijo...

Nos cruzamos en las visitas, Pepe.
Hay tres fotos de las que están allá que son especialmente para vos, porque sé que las apreciarás especialmente: la del carro tirado por caballos, la de ese auto viejo y destrozadísimo, prácticamente "atado con alambre" para que no se desarme, y la del vagón de tren que duerme en la estación. Un abrazo.

Inuit dijo...

Es cuchar al sabio es encontrar la propia plenitud. No nos podemos resistir a su llamada; el universo entero lo reclama.
El sabio ordena a Codorníu que escriba y publique en su blog.
Inuits