14 de marzo de 2009

.
.
...............Esta foto... ¿qué os dice esta foto?

............Codorníu.


31 comentarios:

Codorníu dijo...

Corresponde a las inundaciones de Caldas de Reis en Noviembre del 2006

Quizá el dato del lugar o las circunstancias no sean aquí lo más importante, ya lo sé.

Podría haber sido en cualquier otro sitio. Convendréis conmigo que lo que impacta es otra cosa.

A ver qué os dice.

alfaro dijo...

Me asusta, me da miedo, me hace pensar en la muerte, en la soledad, en los que esperan fuera del agua, en que alguien llegue, en el agua que es vida y ahogará la vida
porque es un pozo de soledad donde la mujer lo único que ya puede hacer es echarse las manos a la cabeza.
Y solo queda la muerte.
Parece una fotografía de hace muchos años, de una "momia",parece petrificada y aún el agua sigue ahogándola.
Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Desesperación.
Tragedia.
El ser humano desbordado.
Es una foto tremenda.
Impresionante.

Saludos.

FLACA dijo...

El gesto es impresionante. No hay palabras que expresen ese dolor.Creo que vi ese gesto algunas veces; para mí equivale a aquellos versos de Vallejo "y el hombre ,pobre -¡pobre!-,/ vuelve sus ojos loco/ como si ante ellos /la resaca de todo lo vivido/se empozara en el alma...¡Yo no sé!".Creo que no estoy citando textual, pero son los versos que vienen a mi memoria.
Ése es el gesto de cuando ya no sale ni el grito. Esa mirada busca lo insondable,se asombra ante lo que la impacta sin dar explicación.
Lo del agua, que por tu explicación sabemos que es circunstancial a la escultura (no a la foto), le agrega un valor simbólico: te hundís, te ahogás, te quedás sumido en la total desolación, pero no te morís; la vida te deja la nariz afuera y los ojos para que respires, para que veas, para que sufras, para que aprendas.

FLACA dijo...

Me fui con la imagen en la cabeza. Busqué información a ver si averiguaba de qué época era la escultura. No encontré. Pero otras cosas que impactan es que puede interpretarse también el gesto como el horror de la mujer a esa agua que la va tapando mientras ella está inmóvil allí, atrapada en el mármol,sin poder hacer nada para salvarse.
Lo increíble es que la estatua atrape el gesto, que es instantáneo. Es una estatua que parece una fotografía.
(¿Me pasé de rollo?)

Dédalus dijo...

Da la impresión de que las manos surgieran de la profundidad y se aferraran a la cabeza para arrastrarla hacia el fondo... Terrible, Pepe.

Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

...Buenos días corasó. A mí me ha recordado a mí misma mismamente. Hay días en que necesito ahogarme en agua para que resvale todo lo que bulle en mi cabeza. me meto debajo de la ducha hasta que salgo con otro espíritu.
Los dedos de la imagen es como si fueran las raíces de los pensamientos que ahogan a la figura.
besucos con sabor a café decente (no me ha salido malo del todo)

Codorníu dijo...

Cuando me tropecé con la foto, lo primero que hice fue preguntarme qué había pasado que aún no supiera o qué estaría a punto de suceder.

Hoy, escuchando la radio, he oído que un día de esta semana ha muerto el cantautor uruguayo Quintín Cabrera. El próximo viernes 27 de marzo a las 22.30h en el Auditorio Marcelino Camacho (C/ Lope de Vega 40, Madrid), se celebrará el concierto en homenaje a este hombre bueno.

Ahora ya sé que me quería decir a mí la foto.

Codorníu dijo...

Encontré esta entrada en un blog con uno de sus últimos poemas.

http://smfdiario.blogspot.com/2009/03/se-nos-fue-quintin-cabrera.html

Frabisa dijo...

La foto me sugiere, angustia, ahogamiento, resignación, presencia de ánimo. Sí, ya sé que es una escultura que no siente, pero es lo que me ha sugerido.

Por otra parte y como a mayores, soy uruguaya, estoy de duelo por la pérdida de este magnífico cantautor uruguayo. Voy a visitar el link que pones.

un beso

Inuit dijo...

Mucha desazón y una mirada terrorífica. Me cojo a mi misma para compadecerme; me abrigo con mis manos para aceptar la desesperanza y el desgarro del fin.
Me ha recordado aquella imagen, tremenda, que recorrió las tv de todo el mundo :La niña que murió
entre las aguas hace algunos años en Sudamérica.
Inuits

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... Venía a contestarte lo que me habías dejado en el blog y he descubierto ¡A estas alturas! que tienes otros dos blogs... hijos, tié que haber de todo, hasta yo puesta por un ayuntamiento despistado jajajaja.
En cuanto a tu mensaje he de decirte que jamás debemos dejar de esperar. Hay malas rachas que se convierten en eternas y otras son pasajeras, pero si dejas de esperar la luz morirá.
No estoy dispuesta a dejarme arrastrar por esos días, antes mejo del primer cuello que pase para que me ayude.
besucos más...

FLACA dijo...

Buen día de domingo. Veo que la foto a todos nos sugiere más o menos lo mismo,pero con diferentes matices.

Sabía que admirabas a Quintín,pero ahora veo que se trata de mucho más que eso.
Cuando entré aquí recién y sentí su música ...¡¡¡puf!!!
Ya sabía yo la noticia desde antes de ayer, la vi en un aviso fúnebre, puesto por tres amigos suyoa uruguayos, en el diario La República de antes de ayer. Es lo único que se dijo de él acá.Ni una noticia más.Yo lo conocí por vos,y creo que esa canción que suena hoy aquí, suena mucho más lindo.
Un abrazo.

Codorníu dijo...

Gracias a todos, amigos. Es cierto que es (aún no me sale el fue) un cantor muy querido por aquí.

Dejo otro enlace; pertenece a los obituarios de El País:

http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Quintin/Cabrera/cantor/solidaridad/amor/elpepinec/20090314elpepinec_2/Tes

mera dijo...

¡Ay, mimadriña!¡Acudiglglg...

marisa dijo...

Se callan las voces de los cantores y calla la vida...¿Nos ahogaremos al final, pepe entre tanta mentira como nos rodea mientras nada hacemos?Un beso

untalgregorio dijo...

la cuestión es que solo se completó la escultura cuando el agua le llegó a la desesperación.


Un abrazo
aguas acá
Grande el carnavalito.

made dijo...

Cuando la vi pensé ...es espantosa ..luego reflexionas y piensas lo que dicen tús amigos del blog y bla bla bla...
Me gusta ver la desesperación con otros colores ,nunca me gustó la piedra fria.
La muerte es la consecuencia de haber vivido..nunca muere quien es recordado por otros y anida en sus corazones.
Te deseo una buena semana

calma dijo...

A mi me ha recordado a la niña que se hundió sin remedio, que no pudieron rescatar, eso me ha evocado la imagen, aquello fue lo más cruel que yo he visto en mi vida.
No conozco al cantante, voy a mirar los enlaces que pones.
Besos Pepe querido

Martin dijo...

A mi me ha recordado a la misma niña a la que se refiere Calma, estaba con el agua a la altura del cuello y con toda esperanza decia que cuando la sacara de alli queria salir en television y que la sacaran muy guapa, (creo que fueron unas inundaciones en El Salvador), al final no pudo ser liberada de los escombros que la atrapaban, y se ahogo lentamente.
Estaba escondida en un pequeño sitio de mi corazon. La imagen me la ha traido a la cabeza fue un reportaje desgarrador que creo no ha podido ser olvidado por nadie que lo viese, cuanto dolor.

karina dijo...

La sorpresa ante la azarosa venida de la muerte, la incompresión, la no escapatoria, todo lo pendiente, en ese rato de conciencia que todavía queda...
Mis sueños incumplidos, la certeza de fin y un mar de lágrimas.El arrepentimiento por haber osado desear algo siendo tan poco, la revelación tardía, el dolor. La inminencia del fin siempre inesperado, dialogando con el ser humano.

Besos Pepe, impresionante, ya entraré a las páginas que decis.

karina dijo...

(Me hace recordar a las expresiones de los rostros de la gente de Pompeya ánte la erupción del volcán.)

PD: la foto de las hojitas verdes entre los adoquines me encanta, es justo lo opuesto, la vida misma que brota, que se cuela insólitamnete, inevitablemente hasta por el cemento y por qué no, hasta en la muerte.

(Me copé):)

gaia56 dijo...

¡Con el agua al cuello! Intento de sobrevivir aunque la quietud en la mirada, el gesto impasible es lo que de verdad asusta.
¡qué buen ejercicio codorniu!
un beso

-Pato- dijo...

La foto me provoca mucho miedo, una espantosa sensación de quietud ante el peligro inminente.
Pánico.

Y luego he leído los comentarios que siempre son enriquecedores y he visto que hemos coincidido con la sensación de final.
Y al leerte a vos comprendiendo el porqué se te había cruzado antes de la muerte de un cantor que admirás, me impresioné por ciertas señales que nos anuncian cosas que no comprendemos y luego nos cae la ficha y dentro nuestro nos cierra la cuestión.
Como si uno intimamente supiera o intuyera el movimiento de algunas fichas de antemano, no sé, me ha impresionado eso.

Un abrazo Pepe.

Sibyla dijo...

La foto me recordó, al igual que a calma, a esa niñita que tuvo una agonía dilatada en 1985 en Colombia, se llamaba Omayra...

La sensación de impotencia ante la muerte, es una de las sensaciones más aterradoras.

Cada vez que muere un cantautor, se apaga una estrella.

Besos querido Pepe:)

Maria Coca dijo...

Me recuerda a aquella niña que murió hace algunos años cuando quedó atrapada en el barrio. Su imagen dio la vuelta al mundo... Me la ha recordado tristemente...

untalgregorio dijo...

Permiso pepe, esto es para la flaca, Se trata de los heraldos negros, y comienza algo asi como
"Hay golpes en la vida tan fuertes, yo no sé
Golpes como del odio de dios..."
Un abrazo, y lo pongo por acá, que alla en el blog de ella, estaba de cumpleaños.

mangeles dijo...

A mí las manos me dicen la desesperación y el horror de lo inevitable...la pérdida la vida en una gran catastrofe compartida...en el agua...

Y el rostro serio, sereno, y con la boca cerrada....la resignación ante lo inevitable.

Besos Pepe

mangeles dijo...

También me dice el frío, y la soledad de la muerte.


Oye...que he visto lo del Auditoriu Antonio Machado...el otro día al ir a desayunar...a lo mejor voy al concierto. Si éstas por allí....PRESENTATÉ EHHHHH (Ya me conoces por la foto del blog)...

mangeles dijo...

AUDITORIO ANTONIO MACHADO¡¡¡ a mí se me va la olla ...AUDITORIO MARCELINO CAMACHO jejjee...I'm sorry

Sasian dijo...

Es ahora cuando puedo decir algo sobre esa foto. Hace tiempo la miro sin decir...ahora se por qué. Me veía a mi misma. Sin encontrar la respuesta. Ahí, esperando poder salir sin sucumbir. Con la sensación de que únicamente yo encontraría la salida.
Me perturbo mucho.
ahora puedo por fin enfrentarme a ella.

un beso Pepe