28 de diciembre de 2010

Que nada es lo mismo para nadie es la madre de todas las verdades. Basta detenerse a modo de muestra en lo que nos evoca un día como el de hoy: Los santos inocentes.

Para los creyentes, conmemora una matanza (nunca probada por documento histórico alguno) de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén. 

Podía haberse quedado en una fecha para impedir que caiga en el olvido el castigo injusto. Pero en algunas esferas (supongo cuáles) nada interesadas en dejar asentarse un permanente recordatorio de sus desmanes, le dieron la vuelta a esta tragedia (histórica o no), haciendo de ella una derivada incomprensible: la costumbre de realizar bromas de toda índole; la más popular, un monigote de papel prendido en la espalda de algún descuidado.

A mí este día me trae a la mente la película del mismo nombre dirigida por Mario Camús sobre la novela de Miguel Delibes. Quien la recuerde convendrá conmigo que por desgracia para muchos seres inocentes la vida es todo menos una broma ingenua. Porque inocente es aquel que no teniendo culpa de nada recibe el castigo, mientras los intocables de este sistema de castas en que se ha convertido el mundo “occidental” se van de rositas con sus vacas sagradas. 

Y luego decimos de la India.

Codorníu.

8 comentarios:

Pato dijo...

Cada uno recordando lo suyo en este día de los inocentes, vos tenés en la mente esta peli y yo a mi viejo, que hoy era su cumpleaños y le escribí algo, ojalá lo pueda leer desde algún otro cielo.

Un abrazo Pepe.

calma dijo...

Gran película los santos inocentes y gran verdad lo que dices Pepe, la vida para muchos es una pesada cruz.
Yo casi ni recordé el día que era, con lo que le pasó a mi perrita.
Besos

gaia56 dijo...

Qué injusto es el mundo para muchas personas y que indiferencia mostramos ante ello.
El chiste de Forges es genial pero es la realidad que cada día pasea por ahí.
Y en cuanto a la película me sobrecoge el recordarla y veo como tú muchas castas que sobreviven y se agrandan en nuestros días.
Un abrazo y fuerza para el 2011.

mangeles dijo...

Pues yo me lo he pasado bien gastando alguna bromita.No muchas...que ya se sabe...que ¡los madriles son muy serios y todo el mundo es muuiiii serio y folmalllll¡¡¡


Lo que hay que hacer es olvidarse de la pasta. Trabajar en algo que nos haga más o menos felices o al menos estemos agusto....y ya está...


BESITOS INOCENTITOS

carmen jiménez dijo...

No he visto la película, ni he leído esa novela de Delibes, o sí, ya sabes que mi memoria no funciona a todo su potencial, pero en lo que sí convengo contigo es en esa visión de los inocentes pagando las culpas de los intocables.
Un beso inocente

Marisa Peña dijo...

Qué dura y real esa historia que nos trajo delibes.Siempre habrá "santos inocentes" e intocables que se van de rositas.de nosotros depende cambiarlo, o al menos protestar por ello.
Un beso pepe, y que este nuevo año sigamos protestando...

Marple dijo...

Codorníu:

¿y por qué no lo ves por el lado bueno? Los inocentes que creímos hace como 40 años que podíamos cambiar el mundo y aún seguimos con la esperanza a cuestas TENEMOS NUESTRO DÍA EN EL CALENDARIO:28 de diciembre:)
Te dedico "Imagine" de John y todas las que te gusten de este joven inmortal.(Soy incapaz de elegir, me gustan todas)

PD)Uno de mis deseos de fin de año: leer bien tu historia de Saleta,así te puedo comentar mucho más.Es la pura verdad.

mjromero (alfaro) dijo...

para ver, para curar, para que el mundo sea algo mejor... efectivamente no hace falta ir a la India.
Te deseo 365 días de felicidad
un abrazo grande y fuerte.