15 de octubre de 2010

Según los datos estadísticos, los planes de pensiones acumulan una ganancia media del 0,09% en los últimos 12 meses, cuando la inflación actual -en ese mismo periodo- se encuentra en el 2,1%. Sólo hay que hacer la resta para ver que los ilusos que metieron su dinero en el último año en un plan de éstos pierden el 1,2% en términos reales. Aunque, en períodos más largos, el panorama es todavía más desolador: en los últimos tres años pierden el 0,99% anual. Y tendríamos que  remontarnos a 10 años para ver rentabilidades positivas; aunque de carcajada...  sólo ganarían el 0,73%. Conclusión: habrían logrado mucho más comprando bonos del Estado a 10 años, que ofrecen el 4%. 

Para más INRI, está el tema de la liquidez: estos productos sólo se pueden rescatar en caso de paro prolongado o enfermedad grave. O sea, no se puede sacar el dinero con el argumento de que el plan vaya mal. Si a eso unimos las elevadas comisiones y una gestión tan poco acertada, es lógico que los que aún tenían alguna duda hayan huído de estos inventos financieros como de la peste.

La reforma del sistema de pensiones en que está obsesionado el Gobierno continúa suscitando miedo en la gente corriente. El temor a que el modelo actual quiebre en el futuro debería traducirse en una suscripción masiva de planes privados. Pero no es así, porque la rentabilidad conseguida por estos encantadores de serpientes queda lejísimos de la que ofrece hoy la deuda pública o los depósitos.

Y ése es el drama. El drama de los bancos. Un suculento negocio de miles de millones, ahí a sus pies… que no convence a nadie...  De risa.

Y a la vez, qué pena. Porque ya que no hay alternativas, deberíamos defender con uñas y dientes el sistema público de pensiones.

Ahí están los franceses, luchando como en el 68.

A ver si lo consiguen.

Codorníu.

8 comentarios:

Martin dijo...

Transcribo aquí la opinión de un lector de periódico de Cataluña.
"He leído en EL PERIÓDICO que los ¿técnicos¿ abren otra vez el tema de la subida del recibo del agua, como ya ocurrió con la luz, el gas, el IVA, el copago sanitario, el recorte de los salarios y la congelación de las pensiones. ¿Cuándo habrá ¿técnicos¿ que digan que hay que subir los salarios y las pensiones, que no hay que despedir a nadie, que es conveniente bajar los precios de los pisos y que la banca no tiene que echar a las familias de sus casas porque no pueden pagar la hipoteca? Que alguien me diga dónde están estos ¿técnicos¿ que puedan ayudar a los trabajadores.

-Pato- dijo...

Respondiendo a Martín, esos técnicos no existen, las escuelas que forman economistas y financistas, se olvidan del ser humano. Lo ven como un número y han calculado mal, han pensado que los hombres tenían una media de vida de 70 años y pico y chau! Hasta ahí les cerraba, cuando la gente entra a vivir mas de lo planificado no saben qué hacer con ellos...

Es triste pero real.

Besos Pepe!

mangeles dijo...

¡¡¡NO OS PERDAIS A DIANA MERINO... CHILENITA EN MI BLOG...PINCHAR..JEJJE EN SU NOMBRE ...VENDE CASAS EN CHILE JEJJEEJJ¡¡¡

BESOS

mera dijo...

Los franceses con luces y sombras han dado siempre lecciones de combate en defensa de sus intereses, solo me queda la duda de sus resultados electorales, serán otros franceses? Un abrazo, Pepe.

FLACA dijo...

Es muy sinteresante tu post y también los comentarios, ni qué hablar de los dibujos.No entiendo mucho de economía, aunque -como todos los docentes- soy una experta en llegar con el sueldo a fin de mes y hacer que me dé para hasta algún gustito.
Sólo pasé a dejarte un abrazo y dejarte ondas positivas que contribuyan a que estés bien.

Maria Coca dijo...

Hoy lo he leído en un titular y lo comparto: cuán diferente es la respuesta de los ciudadanos franceses y españoles... Aquí deberíamos aprender y rápido. La desmotivación hasta se huele en el aire.

Un beso, Pepe.

FLACA dijo...

¡¡¡Y viva los franceses que noninó!!!

mangeles dijo...

¡¡¡HOLA PIRATA PATA PALO¡¡¡ ¿Como va esa vida sedentaria y de reposo pastelero?

Besitos....