26 de mayo de 2010


Antes de la quiebra de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, hubo numerosos signos de que el largo ciclo de crecimiento estaba tocando a su fin. Pero los Gobiernos y las autoridades prefirieron ignorar las malas noticias.

Alan Greenspan, el ex presidente de la Reserva Federal, expresó sus temores de una recesión en 2006, pero permitió que se siguieran vendiendo productos financieros de alto riesgo porque, según sus palabras, generaban un efecto multiplicador del dinero.


Hay, pues, una responsabilidad directa de los Gobiernos en su incapacidad para prevenir lo que se avecinaba. Pero existe, además, otra responsabilidad todavía mayor en no tomar las medidas para erradicar las causas que nos han llevado a esta situación.

Cuando las cosas se pusieron muy mal a finales de 2008, el G-20 realizó un listado de reformas del sistema financiero, mientras se hablaba de refundación del capitalismo. Ninguna de estas iniciativas se ha llevado a cabo.

Ni se ha creado una autoridad internacional que supervise el funcionamiento de los mercados ni de la banca, ni se ha penalizado la especulación, ni se han modificado las normas contables, ni se han limitado las insensatas remuneraciones de los ejecutivos. En síntesis, no se ha hecho nada.

La UE pretende ahora frenar los ataques contra el euro con un fondo de 600.000 millones para ayudar a los Estados a financiarse con unos tipos de interés razonables. Pero ello no va a servir para nada si no se cambian las reglas de juego.

Lo que la crisis está poniendo en evidencia es la incapacidad de los Gobiernos frente al mercado, convertido en ‘deus ex machina’ que determina nuestras vidas. El poder político ha dejado de ser soberano frente a ese monstruo sin cabeza, que funciona con una lógica autónoma.

Sigmund Freud identificó la acumulación de capital con las neurosis infantiles y, más tarde, acuñó la idea del instinto de muerte para explicar el drama de la guerra de 1914. Esa pulsión sigue latente en los mecanismos irracionales de una economía que nos lleva a la autodestrucción.

Artículo de Pedro G. Cuartango, en "El Mundo", 26/5/2010


9 comentarios:

mangeles dijo...

Pepe, sabias que Chumperchute,tuvo una novia pija del barrio de Salamanca. Se llamaba Fabi...Fabiola, y era hija de una familia del Opus...8 hermanos...un padre alto funcionario del Estado...Rubia, alta, delgada, pura y católica,....buscaba ser feliz...pero la mandaron a Paris ...y con tan poca luz...perdió la esperanza...y volvio y fué madre de familia numerosa...

Pero nunca olvidó los momentos vividos junto a Chumperchute...y siempre fueron los mejores de su vida...

Besines

Codorníu dijo...

Jeje... creo que debes seguir por mí. Lo haces "dabuti" (Lavapiés dixit). Nadie como tú para dar continuidad a Chumpéter. Por cierto: hoy le he visto en un bar releyendo la desamortización que hizo Pascual Madoz en el siglo XIX.

Te cedo los trastos.

Siempre a tus pies...

FLACA dijo...

La verdad es que leer sobre economía, y justamente hoy, no me enloquece. Pero me gustó el dibujito, la cita de Freud y eso de que no hay gobierno que sea inocente cuando recibimos un mazazo económico así. Me saltó el corazón cuando leí que te habías cruzado con Chumpéter.
Y respecto a cuán libres somos, eso es imposible en esta sociedd de consumo y con esta vida que llevamos, siempre corriendo atrás de la coneja.
Te va a gustar ver el video que te dejo en este link

http://www.youtube.com/watch?v=whFm75ORPbE&feature=related

Saludotes.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos díiiiiiiiiiiiiias, genial despertarse ampliando información.
Un besito a cafe, café, buen día amigo mío

Carlos dijo...

....Completamente de acuerdo con el artículo... "Item más", hace tiempo que vengo sosteniendo, y lo digo donde puedo, que estamos "gobernados" por psicópatas y caraduras, que no tienen un "plan", que no hay un grupo de "listos" encerrados en un cuartito secreto del Pentágono planificando, no. Van apropiándose de lo que pueden y quieren, van actuando día a día, explayando sus "neurosis", claro que sí. Y es que, además, una de las características destacadas de los psicópatas es que son muy, muy listos... ¿Qué hacer?... ¿Intentamos curarles? ¿Les descubrimos? ¿Les encerramos?... Perdón, pero es que estoy oyendo la radio y me enfado y me lío a "hablar" con ellos, como hacía mi padre cuando salía "el sátrapa" en la tele... Me estoy haciendo viejo... Besos

FLACA dijo...

Van dos veces que escribo un comentario que se me borra. No importa: la tercera es la vencida.

Carlos:
Yo ni cerca de estar haciéndome vieja y ,cuando miro el noticiero o los escucho por la radio, me paro, gesticulo, les increpo, protesto. Y eso que estoy al otro lado del océano y en el otro hemisferio. Es que de algún modo hay que desahogarse; eso es sano. Me reconforta saber que no soy la única.

Pepe:
Te recomiendo el video del link
que te dejçe, es tu tocayo -antes de ser nuestro Presidente y antes del fotoshop- filosofando sobre la sociedad de consumo y la libertad mientras toma mate amargo tranquilamente en su humilde chacra y un periodista le hace el reportaje.
Feliz fin de semana. ¿Cuándo empiezan tus vacaciones? Un abrazo.

calma dijo...

Un beso Pepe, buen fin de semana.

calma dijo...

Pepe, alucino con las sincronías, se han cruzado nuestros mensajes.
Hace dos meses celebrábamos que Nuria había superado un cáncer de mama, ahora Nuria tiene cáncer en los dos pulmones 44 años y un hijo de 8 que sufre además una discapacidad y la necesita mucho, y yo estoy que me muero, no puedo más, de verdad.

Maria Coca dijo...

Un artículo que todos deberían leer. Muy bueno y certero.

Besossss