7 de abril de 2013

Son ellos, no nosotros...




Esta foto me atrae, la subí hace tiempo. Algunos seres corrientes nos preguntamos en nombre de qué ha sido destruido nuestro sentido común. Repito: el nuestro. Con la vista clavada en el absurdo, como en un laberinto cretense (ya veis que todo está escrito e inventado), intentamos descifrar la razón o razones de este infierno que va en contra de la evolución...

En el charco de tinta que deja el llanto de esta noche mediterránea, griega y minoica, ellos (los mercados) mojan la pluma para escribir la historia; y sobre ella destilan las últimas gotas del origen de la tragedia.

La literatura de este periodo debería descomponer la realidad en elementos, construir a partir de ellos (como ladrillos), nuevos mundos esperanzados donde nos aguarde la luz que nos ha de introducir en un enfoque más libre heredado de los setenta.

Sí, la literatura de los blogs debería ser lumínica… y tarde o temprano lo será -contra el oráculo de la Sibila-por más que se esfuerce tal predestinación en propiciar el sentido final según sus intereses. Aunque no nos quede tiempo para verlo, es imprescindible que propaguemos la claridad de los griegos. Esa que volverá a iluminar el mundo... Y si no, observad la más vulgar de sus obras y veréis la más inequívoca de las vitalidades. De ahí saldrá la luz.

Codorníu.

2 comentarios:

calmA dijo...

Si tú lo dices Pepe... si tú lo dices, yo, AMÉN.

Besos

carmen jiménez dijo...

Bravo, bravísimo mi querido Pepe. De literatura como la tuya, nacerá la luz aunque nuestros ojos no puedan verla. Y aunque haga tiempo que no te vea, quiero decirte que habitas en mi memoria, ésa que nunca deberíamos perder para que la Historia no se repitiera como parece que así está siendo cuando no recrudeciéndose cada día más.
Un abrazo.