29 de enero de 2011

Cuento los días que faltan. Estoy algo nervioso, porque sé que la Realidad va a su bola y no se casa con nadie. Como si me leyese el pensamiento, mientras le cortaba el pelo, me dijo: Dudar constantemente es lo natural; y estar seguro, la perturbadora excepción que todo lo estropea cuando se quiere retener para siempre.  


Como veis, sigue teniendo la cabeza lúcida y el verbo, fácil. A punto de llegar a los cien, piensa en su nieto y en lo que le espera. Mi agua ya ha pasado bajo el puente, dice. Hilando hilando, hemos acabado hablando de pensiones; de cómo está cambiando todo, de la escasa conciencia de defenderse que tiene la gente corriente... 


(Yo, con la maquinilla; y él, quieto… dejándose hacer) 


Aquí, donde vivimos, hay veinticuatro personas que superan el siglo; casi todas, mujeres. No me atrevo a decírselo para que se imagine que son hombres. Dentro de unos días serán veinticinco. El Ayuntamiento, o el alcalde, o no sé quién, le querría dar una placa o algo así. Qué ingenuos. A mí también me la darían al año próximo, si llego a tiempo y no cambian todo esto de jubilarse.  Pero a ninguno de los dos nos gustan estas cosas... lo de las placas, me refiero. Nosotros estamos más agusto entre los nuestros, entre vosotros. 


Estáis invitados de corazón. Sé que, sin conocerle, ya le queréis; porque lo he compartido con vosotros como si fuera tan vuestro como mío. Cuento los días que faltan. Ya no puedo contar por meses.


Codorníu.

13 comentarios:

mjromero (alfaro) dijo...

Todo son ritos de paso.
Naces y te presentan-bautizo.
llegas a los 9 años y a la iglesia..
llegas a los ...
y llegas...
y así hasta esa placa que te dan el pueblo como reconocimiento
y esto se une a tu entrada anterior de ir saltando vallas,
y llegar a alcanzar un horizonte, me recuerda una conversación con uno de mis sobrinos, el más pequeño, quería llegar a la última calle que veía a lo lejos, no entendía que las calles no se acabarían nunca, y por qué me decía, 'porque tú vas por ellas'.
Y nos olvidamos que no llegamos porque aun estamos caminando.
Felicidades a los dos. Muchas felicidades. Y enhorabuena por haber recorrido un camino tan largo juntos.
Besos.

FLACA dijo...

Justamente hoy me preguntaba en cual dia de febrero seria su cumpleaños. No se la fecha.(Sigo sin tildes). Pero se que somos muchos los que esperamos el festejo; en realidad yo estoy festejando su actitud desde el verano pasado, cuando supo salir tan bien del trance dificil que le toco.

Es admirable que este, que este bien, y que vos estes con el, juntos, atendiendolo, escuchandolo, charlando. Muy probablemente ese amor y esa atencion sean lo que lo mantiene asi.
Un fuerte abrazo a todos.Desde aqui ya empiezo a prepararme para participar de la fiesta.

mangeles dijo...

¡¡¡FELICIDADES¡¡¡ que genial 100 añazos...y sigue "dudando"...que hombre más genial...

Disfrutarlo mucho...

Besotes a la familia...y a él...dale un beso de mi parte ?vale?

Anónimo dijo...

¡¡¡El otro día estaba pensando en él!!!!

Precisamente en esto, que ya andaría por complir los cien, qué bueno Pepe, es que ya los ha cumplido, el día no tiene mucha importancia, y así de lúcido qué dicha!!!

Felicidades, disfruten en familia, con amigos, beban algo espirituoso, coman algo rico, sientan los abrazos, la vida les da un inmenso regalo, las placas sobran en estos casos.

Besos Pepe, qué alegría :)))

Salgo como anónimo porque ando con problemas para dejar comentarios, pero soy Pato

Codorníu dijo...

Queridos amigos: no me he debido explicar bien. El cumpleaños no ha sido aún: es el día 10 de febrero.

Lo que pasa es que yo estoy ya de celebración permanente porque quiero arrancar desde atrás para disfrutar a tope de este hecho excepcional.

Besos y abrazos.

mera dijo...

Con eso de apuntarte a las vallas, es normal que cojas carrerilla. Quedan diez días, los que te escuchamos nos unimos al coro de los Aleluyas. Os deseo lo mejor a ti y a los tuyos.
Un abrazo.

Maria Coca dijo...

Todo un acontecimiento!!!! Claro que hay que celebrarlo!! Los dos sois muy afortunados. Me alegro mucho, Pepe, de todo corazón.

Mis felicitaciones y mi sonrisa para ambos.

made dijo...

Cien años vividos llevan mucha carga de todo.
Tienes suerte de poder estar a su lado.
Quiérele mucho...La vida algunas veces es atemporal,los recuerdos también.
Un beso

carmen jiménez dijo...

¡Qué alegría tener una celebración de esta magnitud!
No me olvidaré de ese día 10 ni de esos 100 años.
Dale un abrazo grande y otro para ti.
Brindaremos!

calma dijo...

Me alegra mucho Pepe después de días perdida llegar y ver que se acerca el aniversario de tu querido padre, y si, es verdad que le queremos, y eso es mérito tuyo por habernos siempre hablado de él y hacerlo un poquito nuestro. Veo que es de febrero, como yo, otro acuario, eso aún lo hace más especial.
Esperemos que llegue el día para brindar, seguro que habrá tarta en esta casa virtual, al igual que en la tuya.
Mil besos

calma dijo...

El día 10 leo en comentario, uff Pepe, otra sincronía, mi madre era del 9, en fin...

Marisa Peña dijo...

Pues s´pepe, claro que le queremos.Porque te queremos a ti, y a través d eti hemos aprendido a quererle.
dale un enorme abrazo, de memoria a memoria...por los que ya no están.

FLACA dijo...

Finalmente llego el dia de ser el feliz poseedor de un padre centenario.FELICIDADES, amigo. Y un abrazo inmenso a don JosE.
¡¡¡CHIN!!!...¡¡¡CHIN!!!...
En La Flacurita tambien se festeja y hay un regalito para el.
Les deseo que pasen hoy de lo mejor, como decimos por aqui; o de puta madre como dicen por alli.