15 de marzo de 2010


"La impaciencia es un mal que aqueja a los viajeros.
Si uno anda, quiere llegar, y si ha llegado,
muy poco después quiere partir.
¿Dónde está, pues, el placer del viaje?
Como el de tantas cosas,
en el recuerdo"
(Bioy Casares)

Gracias a una entrada en el blog de La Flaca (felicidades, amiga) he desempolvado una época de mi vida en que cruzaba este país de norte a sur y de izquierda a derecha a lomos de un 600. En el modesto salpicadero había colocado un pequeño cartel en el que rezaba la cita de Bioy que antecede; estábamos en nuestra cuenta particular de los veinte a los treinta. Cuando miro hacia atrás me veo siempre filosofando, con Saleta en el asiento de al lado. Qué cosas. En una conversación reciente, le decía a Chumpéter: "No es que pase de todo, es que todo ha pasado".

Codorníu.
.

15 comentarios:

MartinAngelair dijo...

...y pasando.




Que no se malinterprete,...ni se mal/lea.




'Maleando' recuerdos,...y compartimentos.







Me gustó mucho esta entrada.







B.N.C.P.
Beso.

FLACA dijo...

Gracias,Pepe, por el regalo de esta entrada y por traerme,tambièn, a Saleta y a Chumpéter en este día.

Respecto al Fitito, te digo que vos sí que tuviste suerte, se ve que el 600 te marchaba muy bien; yo con la Fiti a duras penas podía llegar de Las Piedras al centro (Montevideo), 23 km.

Me gustó el cartel de tu guardabarro.¡Cuánto placer en el recuerdo!...más todavía cuando una se está poniendo mayor...jajajaja.

Gracias, de nuevo.

mangeles dijo...

Hay muchas cosas que aún no han pasado...¡estate atento¡..

Besos, Pepe

TORO SALVAJE dijo...

Los recuerdos son un tesoro.
Aunque dicen que los alteramos con el paso del tiempo y que no somos conscientes de ello.
Puede ser.

Saludos.

-Pato- dijo...

Qué linda la entrada de La Flaca, me dio curiosidad y fui a leerla.

Sabés, me voy a quedar con la frase de Bioy Casares para el programa de radio y contaré de dónde la he sacado, es una hermosa frase sobre viajes, que es la palabra que abordaremos el próximo sábado, si no te molesta, claro...

Un abrazo Pepe.

-Pato- dijo...

¡¡¡¡Gracias Pepeee!!!

media luna dijo...

Hola Pepe: ¡Qué gusto poder pasar por aquí y detenerme un ratito! Luego iré camino a casa de la Flaca, y te aseguro que de ambos me quedará el recuerdo. Yo también viajé en un 600. Fue el primer coche de mi padre y el primero de mi novio, del primero, jeje. Ahora viajo en otros coches y sigo esperando coleccionar recuerdos.
Me gustó mucho la frase que le dijiste a Chumpéter, pero creo que la vida puede sorprendernos a la vuelta de cualquier esquina. ¡La vida!
Un abrazo grandote.

Maria Coca dijo...

Te imagino en tu seiscientos recorriendo cada lugar... qué buenos recuerdos tienes que tener, Pepe!!! Eres todo un privilegiado.

Besos desde el sur.

mangeles dijo...

Veamos llorica....estoy leyendo el libro de Vargas Llosa "El paraiso en la otra esquina"...colega....sin el movimiento obrero...seguiriamos trabajando metidos en cloacas, durante 16 horas al día , por un sueldo que no nos daría ni para comprar la leche y el pan diario...

Eso...eso...eso...

Eso lo han conseguido los sindicalistas....nadie más, que las mujeres y hombres sindicalistas y obreros,que creyeron en el poder de la clase obrera...

Pues ..eso...a ver...si vemos y recordamos lo que debemos...

Besos amigo, compañero.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... no pasas de todo porque tu libro de la memoria está ahí para pasar páginas y visualizar sentimientos cuando el alma se hacina en pasar de todo.
un beso de café

made dijo...

Ese es el problema,tener tantas cosas en el recuerdo.
Me agrada ver que escribes.
Un beso

Inuit dijo...

Buenos días PEPE Codorníu y FELIZ onomástica.
Inuits

mangeles dijo...

FELICIDADES PEPE...por partida doble...o mejor tiple...

Besos, amigo

calma dijo...

Felicidades Pepe, muchas.
Recuerdo muy bien un texto que escribiste sobre el viaje en 600 a Portugal, me gustó muchísimo, pero bueno, eso no es ninguna novedad.
Chin chin, un abrazo

Isabel dijo...

¡Que no hombre!, que no ha pasado todo, que aun tiene que pasar, y mientras pasa, tu nos dejas estos momentos bonitos. Que recuerdos me trae el 600, y cuantos kms. de felicidad. Un beso