9 de febrero de 2010

"Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto nos cambiaron todas las preguntas"

....................(Mario Benedetti)

Yo no sé lo que está pasando, pero desconfío. Desconfío sobre todo del pensamiento único para salir de esta crisis que se vende como inevitable; de los tambores que anuncian el fin del mundo: de eso, más que de nada. Desconfío de ese miedo al futuro, que me recuerda lo que se urdió en torno a la gripe A, o la mentira de la guerra de Irak, por citar tan sólo dos ejemplos fabricados con descaro.

Yo no sé que está pasando con las grandes cifras, repito. Pero cuánto más leo, más me enredo; más se me llena la cabeza de análisis sesudos, de números fríos, de pánicos sembrados por economistas con despacho de caoba y largos pasillos silenciosos donde suenan al fondo las suaves melodías de La naranja mecánica.

Y me imagino a estos tipejos tras amplios ventanales de impresionantes panorámicas, las mejores de cada ciudad, precisamente (y eso es básico) desde donde no se ven los cuatro millones de parados. Con secretarias despampanantes (también es básico), que pisan mullidas alfombras persas y les llevan la agenda para que no olviden comer a diario en sus restaurantes favoritos junto a otros elementos como ellos que, en su día, fueron también los "números uno" de cada facultad de Económicas.

Y me parece muy bien que la gente de a pie desconfíe de los que sólo ven como solución los recortes sociales. Y además, me encanta.

Codorníu.

15 comentarios:

mangeles dijo...

Creeme Pepe...a cientos...a cientos...llevamos los expedientes de despido, regulaciones de empleo, etc... en mi despacho.

Las separaciones y divorcios se han paralizado por completo...(no hay dinero para separarse..y se aguantan un tiempo más)

Hay crisis, y mucha...y la estan pagado los trabajadores sin duda...


Pero hay mucha gente que tiene trabajo...o somos muchos los que por suerte (¡milagro¡)tenemos trabajo, y como todo es más barato...y todo baja con la crisis...pues no es que no lo notemos..es que a nosotros...la crisis no nos afecta y nos viene bien.

Triste, pero real.

Besazos amigo

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Pepe
Nunca vamos a entender, mientras los economistas manejen el mundo (léase "grupos de poder")nunca vamos a entender, pero eso si, seguiremos pagando las sucesivas crisis que nos acompañen por el resto de nuestras vidas.

Un abrazo

Codorníu dijo...

MANGELES:

Tal vez no me he expresado bien. Por supuesto que me creo (y lo veo) que hay crisis y paro y muchas tragedias derivadas en la gente de a pie.

Pero no me refería a eso, sino a las "recetas" para salir de la crisis. Al miedo al futuro que intentan inocularnos los sesudos servidores de los mercados.

Isabel dijo...

El miedo es precisamente lo que está agravando la crisis, la gente no consume. Y los de los grandes ventanales que van a comer a restaurantes con glamour, pasan de currantes en paro. Pero supongo que saldremos de esta. Lo que hace falta, es que cuando salgamos, hayamos aprendido algo, el dinero es solo un medio, no es un fin; se puede ser muy feliz con poco, mientras no te pisen la cabeza. Un beso

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

vamos a ver, un poquito de por favor que no me he tomado ni un café todavia: los despachos esos me suenan a peli, ¿sabes por qué? porque hay hijos de puta de a pie, como tú y como yo; ayer vi uno, y lo sentí en mis carnes.
E insisto desde hace tiempo: siento que algo, alguien nos están manejando... yo no me dejo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

ay, se me ha olvidado dejar el café y un beso... buen día

TORO SALVAJE dijo...

Nos están preparando para el matadero.
A unos ya los tienen convencidos, son los votantes fanáticos que sólo repiten como papagayos lo que oyen de los políticos de su partido.
Y a los demás nos bombardean con estadísticas manipuladas y falsedades varias para intentar comprarnos la voluntad a base de miedo.
Que se vayan a la mierda.

Saludos.

-Pato- dijo...

Me encantó cómo terminó el comentario Toro, que se vayan allí y se dejen de hablar de futuros negros, que el mañana se hace ahora, y mientras hablan y prometen y muestran estadísticas y numeritos, se olvidan que ahora hay gente sin laburo, ahora hay gente que no puede acceder a una vivienda, ni a la salud, ni a la educación como es debido.

El futuro es hoy.

Un abrazo Pepe.

FLACA dijo...

No puedo imaginar cómo es vivir una crisis allá. Yo viví la vida entera en crisis, y en el 2002 no me quiero ni acordar lo que fue. Recién ahora, desde que somos gobierno, estamos levantando un poco la cabeza.Por supuesto, las crisis siempre las pagamos nosotros;cada vez que anunciaban crisis nos metían la mano en el bolsillo y, además de subir todos los precios y no los sueldos, siempre nos agregaban nuevos impuestos al trabajo (nosotros los uruguayos pagamos impuestos por trabajar). Nunca nos devolvieron la plata ni nos bajaron los impuestos cuando algo mejoraba un poco. Por lo menos ahora sabemos que nuestro salario no va para pagar bancos fundidos por estafa de sus dueños, sino para hacer justicia social.
(Ya te he dicho que políticamente estoy con mucha esperanza.
Un abrazo.

mangeles dijo...

Ahh..Pepe...ando espesa con eso de tantas canciones de carnaval ejjeje...


Síii...intentan asustarnos...

Los trabajadores solo necesitamos un salario...lo demás son los ricos lo que temen perderlo...

BEsotes

made dijo...

En estos momentos me siento feliz de tener empleo y no ser parte de esa gran lista de parados.
Un beso

calma dijo...

Desconfío Pepe, yo también desconfío.
Un beso

mangeles dijo...

¡Ya te he puesto el barquito¡ En Mangeles...

Besotes

marisa dijo...

YO también desconfío...pero quiero seguir confiando en los que quedan por venir. Quiero creer, necesito hacerlo:(Besos guapo

Maria Coca dijo...

La verdad es que existe una desconfianza general que resulta triste y preocupante. Estos tiempos... cómo pasarán a la historia?

Un abrazo, amigo Pepe.