17 de febrero de 2010

¿Se imagina usted que gana 5.500 euros a la hora? Tenga en cuenta que no es por cada hora de trabajo, sino por cada hora del día. O sea, también cuando duerme. Cuando come. Cuando está en la ducha. Y cuando nada en la playa junto a su mansión en los Hamptons, la zona de Nueva York en la que veranean los millonarios de Wall Street. Ahora, pongámoslo un poco más difícil: ¿Se imagina ganar eso durante 12 meses consecutivos?

Probablemente, no. Pues ese dinero, es decir 2.913 millones de euros, es lo que ganó en 2008 John Paulson, el fundador y gestor del hedge fund Paulson & Co. En ese año, su fondo, que hasta entonces había tenido un comportamiento mediocre, ganó 10.900 millones de euros. ¡Más que el PIB de Bolivia, un país de 10 millones de habitantes!

Ahora, Paulson es uno de los tiburones financieros que está detrás del ataque contra la deuda griega, portuguesa y española de las últimas dos semanas. Es, sin embargo, muy complicado saber cuál es su verdadera parte de culpa del desplome del euro y la subida del precio de la deuda española. Los hedge funds no están regulados, y nadie sabe lo que decide Paulson en su oficina en la esquina de la calle 57 y la Avenida de Madison, en Manhattan, desde la que se ve una de las pistas de patinaje de Central Park, y cuyas paredes están adornadas con originales del pintor y escultor Sandy Calder.

Otro «especulador» al que se refería el ministro de Fomento, José Blanco, para justificar la caída del euro es Brevan Howard, el mayor hedge fund de Europa, dirigido por Alan Howard, un hombre que bate records de discreción en un sector caracterizado por su nula transparencia.

También podría haber actuado Moore Capital, gestionado por Louis Moore Bacon, cuñado de uno de los pioneros del sector de los hedge funds, Julian Robertson, el hombre que, con su ataque especulativo contra el baht tailandés en 1998, desencadenó la crisis que provocó la suspensión de pagos de Rusia y Corea del Sur y llevó al mundo al mayor cataclismo financiero hasta el estallido de la crisis subprime. Una crisis que fue precisamente la que permitió a Paulson aquel año dorado de 5.500 euros a la hora.

CÓMO INVIERTEN

Los hedge funds son fondos de inversión de alto riesgo. Su principal característica es que están exentos de restricciones a la hora de invertir, a diferencia de los fondos tradicionales. Además, buscan obtener rentabilidad en cualquier momento del mercado, incluso cuando éste cae, por lo que su riesgo es mucho mayor y, por ello, generalmente están reservados a inversores con alta cualificación y patrimonio.

Los fondos que están, supuestamente, llevando a cabo estos ataques contra el euro suelen ser denominados macro, porque su estrategia se basa en seguir los grandes acontecimientos de la macroeconomía mundial. En el último mes, estos fondos han tomado posiciones en divisas a través de contratos de futuros, unos instrumentos derivados que permiten ganar dinero tanto si una moneda sube como si baja. En este caso concreto, los inversores han negociado cerca de 6.000 millones de euros a través de 40.000 ventas de futuros, según las cifras del Chicago Mercantil Exchange (CME) que recogía esta semana Financial Times.

CONTRA QUIÉN ESPECULAN

La cuestión es que cuando estos gestores invierten, lo hacen con volúmenes enormes de dinero. Eso convierte a esta gente en creadores de mercado más que en meros inversores. Si todas sus operaciones apuntan en una dirección, arrastran al resto de inversores a hacer lo mismo. Y así se desploma cualquier mercado.

(Hasta aquí el artículo firmado por JAVIER GALLEGO/PABLO PARDO en el dominical especial MERCADOS. Domingo, 14 de febrero de 2010. AÑO XXII. NÚMERO: 7.362- aparecido en el periódico EL MUNDO. Edición Madrid)

Y yo pregunto: ¿No es acojonante que tengamos que pagar nosotros -con recortes sociales- lo que a estos tipos les supondría una ridícula tasa impositiva?

Codorníu.

..

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Pues si.
Acojonante y deprimente.

Saludos.

marisa dijo...

El sistema, pepe, el sistema...Es como un gigante Monopoly y cada pequeña vida de un paria de la tierra ¿qué importa si el dinero fluye por las arterias de los mercaderes? Ay, qué pena.Un besazo.

PS.He leído varias cosas de V.Navarro, un hombre lúcido, sin duda.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

AcojonANTE... PERO NO TE PERDONO QUE EN MI TIEMPO LIBRE (TE RECUERDO QUE TRABAJO 8 H. DIARIAS EN BANCA) RESERVADO A MIS HUMILDES PLACERES ENTRE LOS QUE ESTÁ LEERTE, ME HABLES DE LOS BUITRES CARROÑEROS ALIAS hedge funds( ESTE TIPO DE PRODUCTOS LOS TRABAJA GENERALMENTE LA BANCA PRIVADA, ALIAS GESTIÓN DE GRANDES PATRIMONIOS, VAMOS, NI TÚ NI YO)
mE PONE DE MAL CAFÉ PENSARLO POR LO QUE NOS REPERCUTE A LOS FULANITOS DE A PIÉ (TÚ Y YO POR EJ) PERO POR LO DEMÁS NO LES ENVIDIO. ¿QUÉ IBAMOS A HACER CON TANTAS PELAS? LAS CAÑAS CUANDO SON RICAS ES CUANDO LAS SABOREAS PORQUE NO HAY MUCHAS PARA TOMAR... NO SÉ SI ME SIGUES, CUORE...
¿HACE UN TINTO DE MI TIERRA? ES LA HORA
PD. UN ARTÍCULO BUENÍSIMO

Kundry dijo...

Más que acojonante, es indecente y abyecto.

mera dijo...

A veces me dicen cosas que no entiendo. Y es por lo de las potencias. Cualquier potencia de diez, superior a diez elevado a dos, a los curritos nos marea.
Un abrazo y a darles duro, que se lo buscan.

-Pato- dijo...

Es acojonante y todo lo que han dicho quienes han comentado antes, esto es delictivo.

Un abrazo Pepe.

calma dijo...

Es cojonudo del nudo, además de acojonante, qué les jodan.
A ti, mil besos

mangeles dijo...

¿y si nos cargamos la Bolsa?...Al fin y al cabo no "producen nada"...solo venden y compran humo a precio absurdo...Si alguien quiere acciones del Banco Bilbao, que vaya al Banco Bilbao y las compre....Si alguien quiere acciones de una linea aérea, que vaya y las compre...¿Se acabaría así con algo tan irreal y falso,y maldito como la Bolsa?...

No tengo ni idea de económía...pero...me parece desastroso lo que ocurre con esos "inversores"...
Besosss

Gala dijo...

Indignante diria yo.
Yo despues de leer estás escalofriantes cifras aún me reafirno más en lo injusto que este mundo.

Besos

alfaro dijo...

Sí acojonante, amoral, y no sé por qué se les deja 'circular' tan impunemente.
Tampoco entiendo que los que roban millones se les deje libres sin haber devuelto el dinero que se han llevado.
Yo tengo un cerebro de hormiga y me pierdo en estas cosas de la Economía.

Maria Coca dijo...

Resulta increíble, pero sabes? la mayoría de la gente carece de esta clase de información. Los medios de hoy desinforman más que nunca.

Un abrazo, Pepe.

Cordelia dijo...

me pierdo en temas políticos y económicos, siempre me he perdido, además cada día le presto menos atención, o sea, casi nula.

Pero lo que sí entiendo es que esta frase final no necesita interrogación. Es acojonante

saludos