8 de diciembre de 2009


En mis piernas retumba todavía el hormigón. El puente que atraviesa la carretera de Toledo vibra al paso de los coches y los camiones. Con los párpados entornados me dejo caer en el tresillo a la vuelta del trabajo. Son unos segundos tan sólo. Como cada tarde, enseguida se ponen en marcha páginas y páginas de rutinas milimetradas. Mi pobre Sísifo jamás deja de subir por ellas la bola que colecciona presentes imperfectos…

La mirada como boca de mina abandonada… y los sueños, exiliados en otro lugar por el efecto demoledor de este realismo sucio.

Codorníu.

14 comentarios:

alfaro dijo...

Estaba justo escribiendo la palabra micromiligramos de pócimas cuando suena el ring de tus rutinas milimetradas...ay, yo miro a los ojos de la lechuza blanca, espero la sabiduría de su mirada, quizá esté ahí todo el mundo de los sueñoa también.
Un beso.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

"La mirada como boca de mina abandonada… y los sueños, exiliados en otro lugar por el efecto demoledor de este realismo sucio".
Me has dejado igual que la boca de mina...es precioso.

TORO SALVAJE dijo...

El realismo sucio lo exilia todo.

Saludos.

FLACA dijo...

Ay, Pepe!!!... Hoy me levanté 7.30, me fui a trabajar, llegué, salí para el super, volví. Acabo de llegar, me queda comer, lavar los platos,ordenar el dormitorio, aprovechar la tarde en que llegué más temprano para cocinar y guardar en el freezer, hacer la cena. Y después sentarme a tomar un delicioso café (por supuesto, sin cigarro ni licor); ese placer incompleto del dìa será a las 11 de la noche más o menos, cuando ya se me cierren los ojos y se me doblen las piernas.
Justamente eso que escribíste estaba pensando cuando bajaba del auto las bolsas del super y subía la escalera de casa(repetidas veces) rumbo a la cocina. Se me vino el flash de otra Flaca que no era ésta, y que, a veces, le salía chispitas de los ojos."(...)los sueños exiliados en otro lugar por el efecto demoledor de este realismo sucio".¡Qué bien que lo expresaste,Pepe!... Cuánto admiro que puedas hacer poesía, escribir tan bello , con este sentimiento agotador que nos embarga a veces.

Un abrazote.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

"La mirada como boca de mina abandonada… y los sueños, exiliados en otro lugar por el efecto demoledor de este realismo sucio"... Pero los sueños no nos lo puede quitar la realidad, nuestros faros entonces se apagarían y dejaríamos de ser una estrella que brilla dentro de nosotros... no, no quiero llegar ahí. Debemos incansablemente escribir inventando la luz.
¿Un carajillo con beso?

gaia56 dijo...

¡Qué lúcido eres!
"La mirada como boca de mina abandonada… y los sueños, exiliados en otro lugar por el efecto demoledor de este realismo sucio".
Un beso.

mangeles dijo...

¡Me encanta la muñeca¡...y tú forma de contar las cosas. Eres muy grande Pepe...seguro que ante tanta desolación aparente, siempre está tú sonrisa de buen chico.


Un besote, amigo

media luna dijo...

Pues yo sólo diré que siento la vida mientras ruedo por el hormigón de las carreteras, y siento que mis sueños pueden llevarme todo lo lejos que quiera. Eso sí, con un poco de realismo del limpio.
Un beso amigo, y no olvides que pronto caerán las primeras nieves y se llevarán las hojas secas del otoño.
Que no decaiga.

marisa dijo...

Ay pepe...qué belleza.me quedo un rato en tu casa.Besos

Gala dijo...

Realismo sucio, si.
Solo nos queda cerrar los ojos y volver a esos sueños que aunque solo sean eso, nos evade de esa triste realidad.
Magnifico como siempre
Besos

-Pato- dijo...

Te vi...Ahí sentado con los ojos perdidos, así...

(lo que cuesta escapar del realismo sucio, lo que cuesta!!! ¿Seré una soñadora absurda si lo sigo intentando?)

Un abrazo.

Maria Coca dijo...

El realismo sucio nos ensucia. Debemos dejarlo a un lado y mirar al cielo desde donde estemos. Siempre hay una estrella que nos sonríe, aunque no podamos verla.

Muchas gracias por el blog que me has dado a conocer, Pepe. Me gusta muchísimo.

Cuídate.

mera dijo...

Buenos dias.
Tampoco está tan grave la cosa...Siempre queda algo de mineral aunque no sea comercialmente rentable.

made dijo...

El puente de la carretera de Toledo atraviesa la frontera donde los sueños pueden ser realidad.
Bonito día de Nieve.
Un saludo