21 de junio de 2009

Alguien estornudó bajo los soportales. De unos meses para acá siempre hay unos tipos que pasan la noche allí, como pueden: sobre cartones aplastados, cubiertos con papeles de periódico y tumbados sobre las frías aceras locales. Esa imagen es del dominio público, todo el mundo lo sabe.
.
"Que lo sepa todo el mundo" no es un consuelo, porque yo no puedo seguir como si tal cual. Algo hay por aquí dentro, que también sirve para explicar las enrevesadas relaciones que han llenado de bruma mi corazón: un denominador común, que mi Galicia de Breogán me instaló de serie; tal vez, una brisa que trae y lleva una antigua nostalgia, te la muestra un momento... y luego, más tarde, la esconde.
.
(Quizá la tapa con periódicos... como a esos tipos de los soportales, decía Saleta)
.
De su mano, vuelven muchas contradicciones borrosas y un sólo cuerpo consciente de sensaciones, que -como un jarrón con agua- aún da soporte a este ramillete abierto de yoes que me parece a mí que soy yo.
.
Será por eso, que los rayos de sol no han durado mucho tiempo. La mecedora paró varias veces, fuerza de rozamiento le llaman los físicos. Yo prefiero soñar que despertaba siempre, porque entraba la luz de una mañana blanca, brillante y resplandeciente, que me hacía achicar los ojos. Los charcos plateados evidenciaban, no obstante, un reciente pasado de lluvias, tan persistente, que todavía se descolgaba algún goterón aislado procedente de los canalones de nuestros respectivos interiores. En el mío, al menos, un pájaro empapado quedaba vibrando unos segundos, sacudiéndose el agua sobre una ramita baja, cuando -de este lado de la cristalera- seguía con la vista a esa figura ambivalente (fruto del desencuentro) que cruzaba la plaza despacio, balanceando una maleta sin ruedines..
.
A partir de ese día, peregrinaba -en busca de mi parte fugada- por invocadas tabernas; tan amadas, como pudo Kavafis sentir las suyas de Alejandría. Ensamblándolo todo, su ausencia.
.
Codorníu.
.
.

17 comentarios:

Lena dijo...

Hay ausencias que vertebran.

Ese corazón-pájaro se siente latir en cada letra que escribes.

Suspiro, Ladrón de alientos.

besos de 54321

Lena dijo...

:)

:)

:)


Siempre tengo que volver para darte las gracias....por lo de aquí y lo de allá...

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez que te leo es un bofetón en la conciencia.
Tipos bajo cartones como paisaje cotidiano que ya no conmueve.

Una imagen que damos por buena...

Hablando de imágenes me gusta la que has utilizado para el post de hoy, la de ese hombre de espaldas al lado del bar, debe ser de por aquí, creo deletrear en el rótulo de la calle algo así como "carrer d'otger", lo he puesto en el buscador de google y me remite a un plano de una línea de autobús entre Badalona y Santa Coloma de Gramanet, y en cierta manera me resulta conocida esa imagen, parece la de una noche de invierno en el extrarradio de Barcelona, un bar típico de inmigrantes andaluces o extremeños, un bar donde la soledad se toma una caña de cerveza antes de irse a dormir, un bar donde se ahogaron los sueños de tantos y tantos...

Saludos.

mangeles dijo...

Vaya, que especial, está hoy esto... A mi la imagen de la foto, como a Toro también me resulta conocida, no por ser una calle paseada, sino por ser igual a miles esquinas de muchos lugares de España.

Y la imagen, también cotidiana, de gente entre cartones en la calle,...tantos....

Ha resultado precioso, aunque desgarrador, leer tú post, y el comentario de Xavi, que es de los más hermoses que le he leído.

Un besazo amigo Pepe.

FLACA dijo...

¡¡¡Pufff!!!...Qué posteo el de hoy. Y pensar que hasta temí que este sitio se borrara. Después vuelvo. Ahora me quedo con estas palabras, con la imagen de ese boliche, que parece el "del Hugo" de la esquina de casa (se ve que hay alguno en cada rincón de esos parecidos que unen nuestros mundos) y con esta atmósfera que se respira aquí.

alfaro dijo...

Será por eso... porque los rayos de sol no duran mucho tiempo...

pero la noche, tampoco, y después de ella siempre vuelve el sol.
Un beso

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días, cuore... Ayer leí tu entrada dos veces y como dice Toro es una bofetada a tu conciencia. Ahora bien, es sentirte de nuevo que has regresado a tus paisajes y aún siendo bofetada estas son tus letras... magníficos pensamientos entre los oleajes internos y la zozobras de tierra firme.
Un beso de buen café (hoy me ha salido buenísimo)

-Pato- dijo...

Que cada vez haya mas gente durmiendo en las calles no debe ser consuelo nunca, yo tampoco puedo seguir como si tal cual.

Un abrazo Pepe.

PIZARR dijo...

Lo primero que necesito decirte hoy Pepe es un gracias gigante, porque me ha encantado esa frase tuya en la que me dices:

" Muchas gracias por compartir esos mimbres que hicieron de ti una cestita tan fuerte y sensible para que "Ojos azules" viniera al mundo en el seno adecuado ".


Y es que nadie me había llamado jamás cestita de mimbre fuerte y sensible... GRACIAS


Y ahora decirte que vaya si has vuelto, estas de nuevo en plena forma y estas letras me han removido como a todos. Y ya no me sirve pensar que no puedo hacer nada, sobre todo viniendo las letras detrás de la imagen de ese gran hombre que se nos fue y que tanto hizo por tanta humanidad...

Y esa música Pepe... !Ay... !

Tu corazón y el mio de Marina Rosell sonando.

He encesitado indagar en esa canción y leo que la escuchó cantar a un cantante callejero en Colombia y decidió grabarla.

Dice que el oleaje del Caribe mezcló su sonido con las mareas del Mediterraneo y así nació su disco " Y rodará el mundo".

Una gozada visitarte hoy... y siempre

Yn abrazo

karina dijo...

Hermoso Pepe estar acá, sintiendome pájaro empapado temblando sobre una ramita y así y todo creer que se puede hacer algo. Hermosos todos los comentarios.

Maria Coca dijo...

Ensamblando recuerdos con ausencias. Un texto cargado de melancolía. Me encantó.

Besoss

FLACA dijo...

Pepe: tus palabras me conmueven profundamente. Yo tampoco puedo pasar indiferente al lado de alguien que duerme sobre cartones. Eso me duele y me golpea. Este gobierno del partido que elegí sale a buscar a estos desprotegidos, los lleva a refugios donde duermen en una cama limpia, toman un baño caliente y comen buena comida. Pero eso no alcanza. Muchos no quieren ir. Tengo grabada en la retina la imagen de un adolescente´, en una esquina de nuestra avenida principal ( la 18 DE JULIO) metiéndose dentro de una caja, y cerrándola, para dormir allí. o nunca "puedo seguir así, tal cual". Pero la verdad es que no hago nada. O casi.
Me gustó mucho esa imagen del "ramillete abierto de yoes", maravillosa definición.
Me encantó eso de andar en busca de tu parte fugada.

media luna dijo...

No puedo creer que hayan pasado cuatro días sin leer tu entrada. Me voy a dormir con todas tus letras revoloteando en mi cabeza. Mañana volveré y leeré despacio cada una de ellas y me empaparé de todas las lluvias persistentes.
Un abrazo grande.

calma dijo...

Te lo han dicho todo Pepe, yo hoy no tengo muchas palabras, si mucho miedo, hoy le hacen a mi hija un tac que la llevará a un quirófano, con la diferencia de que sea una operación sencilla o más complicada, depende del resultado, cruza los dedos conmigo amigo, estoy segura que tiene que salir cara, la cruz que me la dejen para mi, ella es muy joven todavía. Un beso

calamanda dijo...

¡HOLA!

Magnífico blog!...Aguas Abajo...
veo que no tienes seguidores...lo
pondré en favoritos ¡ Muy bonito!

Te envío un cordial saludo...un
placer llegar hasta aquí,

FLACA dijo...

¿Te dije que qué buena la música?...Tiene un no sé qué a Nacha Guevara, pero mucho mejor.

-Pato- dijo...

Por ese lado que leíste vos entre líneas iba mi post :)

Un abrazo.