9 de noviembre de 2008

.
Esta madrugada, cuando desperté, los seres elementales que habitan por la casa aún no se habían escondido.

Tras el desconcierto inicial, lógico por otra parte, les he echado en cara su despiste. Les he dicho que acepto que se metan en el ordenador, que trasteen con él en mitad de la noche, que me dejen por unas cuantas semanas a expensas de las almas caritativas del vecindario. Pero que no estoy dispuesto a que sigan por medio una vez ya despierto.
.
Parece que el mundo de estos pequeños seres anda remando en contra. Aunque, al final, llegamos a un acuerdo a cambio de que se quede uno muy terco en representación de todos: Laura, una canción de Lluís Llach, especialista en removerme.
.
Luego, a salvo de culpas y remordimientos, he podido poner al fuego mi café especial para hipertensos y escribir. Café del bueno, me refiero.
.
Con la taza en una mano, me muevo con cuidado para que no se me despierte ninguno más; camino de puntillas, con pasos delicados, mirando a todas partes… De momento sólo pienso abrir las ventanas que dan al pensamiento; los otros sentidos, que esperen.
.
Mientras escribo, escucho música con tapones en los oídos. Así creo un espacio donde no molesto a nadie; porque los mundos subjetivos -que se mueven al revés de toda lógica- van más lentos (como sin cuerda) de esta manera: sin el ruido del mundo. Hasta amanece mucho más despacio que entre semana, porque la luz -que colabora conmigo- se entretiene por los tejados y tarda en descolgarse por las fachadas. Incluso me parece verlo todo un poco más dorado. Como si fuera el mundo de un anuncio de Codorníu.
.
Entonces, comprendo. Y la semilla de aquel hayku germina, con todo su sentido explosivo:
.
"Nadie.
Tan sólo un sillón de mimbre a la sombra.
Y agujas de pino esparcidas"
..

18 comentarios:

Inuit dijo...

Mi querido Codorníu en las almas. Veo que hoy el arco iris se ha aposentado en las letras de su blog. Quizás atravesó alguna lágrima furtiva..... Y se llamó Laura porque en ella estaban todas, porque acariciaba penas, porque de tan etérea palpitaba.
La amaba en cada uno de sus acordes, casi, casi, media vida le hubiera regalado por cada segundo de su espíritu compartido.
Inuits

calma dijo...

Aunque no abras las ventanas Pepe, tu luz y el brillo de tus letras ilumina este espacio e irradia destellos dorados como esas burbujas únicas de Codorníu. Amo tu prosa y tus espacios.
Abrazos

alfaro dijo...

El meu amic el mar...,se escribirá así? cuando la música venía en discos y al final creo recordar que venía una canción a Laura, preciosa, no me suena igual que el recuerdo aunque quizá sea la misma, cosas que se van olvidando.
Yo también tendría que llegar uno de estos días a un acuerdo con esos pequeños seres que reman contra las cosas que me rodean.
Un beso.

karina dijo...

Hola Pepe, que belleza tiene ese mundo en que te encierras a escuchar tu música con tapones en los oídos y me encanta esa relación con tus seres elementales. Te ví tan claro ahí deambulando por tu casa, en tu compu, con tus seres, precioso.
Me quedo con la semilla que germina.:)

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

No he podido evitar sonreir hoy con tus letras.
Uan de las personas que más admiro literariamente hablando, siempre me dice que aquel que de la nada haga un algo, estará en el buen camino... Y hoy al leerte no he podido por menos que recordarlas.
Paciencia con los virus.
Un besazo

-Pato- dijo...

Me vi en tu relato, empezando el día y sacando de entre mis cosas a esos seres elementales que convencidos que ya pueden usarlas andan por ahí dueños de mi pequeño mundo, como si yo ya no estuviera.

Despejé la zona, me preparé café :) y te he leído mientras.

Me quedo con tu luz siempre y con esa semilla que germina, esa semilla es tuya, no la dejes al alcance de esos seres, espantálos de su lado, que brote entre tus manos y al amparo de tu mirada.

Besos.

PIZARR dijo...

Pepe, que no me he olvidado de vosotros, que ocurre que volvi a casa de madrugada y ahora viene lo mejor...

Mejor no te lo digo todavía... jajajaj

Ahora estoy escribiendo la crónica del concierto. Pero tengo un problema, es larguísima, como siempre me ocurre cuando quiero contar algo. Esta claro que lo e los microrelatos no va conmigo.

Veo que escribes diferente, en un mundo que se me antoja de colores y espero que ello responda a que así lo ves y así te sientes por lo menos mientras escribes.

Controla a los duendecillos pero no los espantes, que al fin y al cabo a menudo nos hacen compañia aunque sea a base de meterse donde no deben o de hurgar demasiado en nuestras penas.

Me gusta eso de aislarte del ruido del mundo y que el amanecer se ralentice.

Definitivamnete Pepe hoy escribes de otra manera.

Respecto a tu final te dire (casualidades de la vida) que los miercoles de 5 a 6 participo en la universidad en un taller de hayku.

Un beso grande y a esperar sin desesperar.

mangeles dijo...

HAYKU...poemas japoneses...

Bien bien...

POR CIERTO LOS ESCRITOS DE COLORES molan...son como arco iris...

Y me parece muy bien que empiece por las ¡¡ventanas¡¡¡ del pensamiento...

Besos...

PIZARR dijo...

YA ESTA.........JAJAJAJ

Un beso Pepe, te vas a cansar de leer.

Lena dijo...

Y, yo, Pepe querido...¿qué te digo después de disfrazarte de Horacio para buscarme disfrazada de Maga?

¿Después de salvarme de la manzana envenenada?

(Y de los siete enanitos...que eran muy siniestros...mucho...jajajajajaja)

Que sí...que los mundos subjetivos se mueven como cuentas,más lentos y sin ruido del mundo ...afortunadamente...

Y fortuna la mia pasarme, que me das la vida salvandome del sueño manzanudo y que me la quitas un poco, robandome el aliento, terco escritorazo, con un bello hai ku.

De pequeña me gustaba trenzar las agujas de pino.

(Me has hecho recordar también mi desconcierto la primera vez que vi pinos junto al mar, en una playa)...

¿Ves? Hay que pasar por aquí cuando uno está repuesto de la gripe....

(jajaja)

Besos, Pepe, en 5 4 3 2 1!!!!!!

Lena dijo...

(y mañana me paso por la Taberna...que estoy repuesta pero no hay que abusar...)

:)

muack!

FLACA dijo...

¿Sentís, Pepe, como todo se vuelve más cercano?... Entré aquí y sabía que lo que estabaoyendo era Lluis Llach, alguien q1ue aquí en Uruguay nadie, pero nadie, conoce excepto yo gracias a vos.
Pero no entré a decirte eso, ni a comentar lo de tus duendes y llorar contigo la muerte súbita de tu computadora, entré a juntar mi emoción con la tuya, a tomarme contigo esta copita y brindar por esa amiga que conocí en tu casa. No puedo hablar más, la emoción es infinita. GRACIAS. "Un abrazo que llega" hasta allí, donde están ustedes,

FLACA dijo...

Perdón por las teclas que se me fueron demás y la barra espaciadora que me falla.

FLACA dijo...

Ese hayku es la desolación absoluta del alma. Me quedo pensando, "un sillón de mimbre" y no de otra cosa...
Pero hoy, mi querido amigo, vos y yo andamos a años lus de ese sillón.
Vine a decirte, Pepe, que me encanta verte así, como en tu visita, que me siento una elegida.De corazón lo digo. No se puede creer el regalo que nos hizo Pizarr.
Qué he hecho yo para merecer esto...Ha sido inmensamente generosa.

En cuanto a lo que me dijiste hoy de "la alfombra roja", lo que asocio inconcientemente a Agamenón volviendo de Troya, descalzando sus pies de las sandalias y pisando la alfombra púrpura que le hizo caer en hybris, me vino muy bien hoy en que ando un poco alicaída con mi tarea.
Un fuerte abrazo.

FLACA dijo...

¡¡¡Uyyyy!!!....¿Qué me pasó?....Escribí "luz" con "s".
Aclaro que sé que va con zeta; no sé si me fallaron los dedos o qué.Eso me pasa por escribir como si estuviera hablando y no leer antes de apretar el botoncito de "publicar".

untalgregorio dijo...

Pepe
aqui andamos leyendote,
Definitivamente, el mejor camino con los seres elementales es lograr un acuerdo, que iempre viene bien un poco de sus confusiones, y tal vez no sean más que agujas de pino esparcidas,.
Un abrazo, y sigo escuchando tu música.

carlota dijo...

Me encanta esa relación que tienes con los seres elementales y tu capacidad para pactar con ellos.
En Laura hay una metáfora preciosa: "la rialla dels teus dits". Es una preciosa canción de agradecimiento y de amor sincero a su compañera de instrumento.
No me extraña que con este ambiente llegues a "comprender".
Un beso

lys dijo...

Los seres elementales, deben ser eso, elementales, porque aunque parece que están, no están y sin embargo los echamos de menos, los necesitamos. En tu caso, serán las musas. Seguro.

SALUDOS LINDOS