10 de septiembre de 2008

Aún bajo el agua y los vientos de Ike, los cubanos salieron el miércoles a levantar escombros, despejar carreteras cortadas, reinstalar su tendido eléctrico y evaluar las pérdidas, que ya fueron pronosticadas como "cuantiosas" desde primera hora.
.
El meteoro dejó cuatro muertos a su paso y 2,6 millones de evacuados, el 21% de la población total de la isla.
.
Las consecuencias de Ike (que tocó tierra el domingo por la zona de Guantánamo, Santiago y Holguín, salió al mar el lunes por el sur, y el martes regresó por occidente), se agravaron debido a que es el segundo ciclón en 10 días que impacta en Cuba.
.
En la capital, hogar de 2 millones de personas, antes que el viento se disipara (e incluso bajo el aguacero), brigadas de trabajadores trataban el miércoles de limpiar las calles convertidas en depósitos de escombros y todo tipo de basura que las ráfagas hicieron volar como proyectiles.
.
A lo largo del día se podía ver a la gente cómo cortaba con sierras los troncos de árboles que entorpecían la circulación, y la Unión Eléctrica tenía a obreros "verificando circuitos", pues más de la mitad de La Habana se encontraba sin energía. Semáforos, señales de tráfico, carteles y vidrios se encontraban tirados en la calle junto a pedazos de maderas y ramas.
..
En la zona rural de la provincia de Holguín (oriente) hubo 19.000 viviendas afectadas total o parcialmente; en Ciego de Ávila, 3.600; en Santiago, 3.500; y en la pequeña localidad de Baracoa (donde pusieron pie por vez primera los españoles), se contaron alrededor de 1.000 edificios dañados.
.
Mientras tanto, la capital de Holguín se encuentra sin luz, y en ese mismo territorio se detuvo la producción de níquel, primer material exportable de Cuba. En Santiago -además- peligran las cosechas de café, y en Camagüey (la cuna de Ignacio Agramonte -el "Mayor" con su herida- al que canta Silvio Rodríguez) la carretera central quedó cortada por el desborde de ríos.
.
Amanece..
.

10 comentarios:

FLACA dijo...

En esto han mostrado su templanza, como en todo, amigo Pepe. Yo he estado mirando en la tele, y no los ves llorando ni tirados por el suelo esperando que les caiga del cielo la solución. Los ves enérgicos, trabajando, metiendo para adelante. No se ven desesperados, saben que juntos pueden. Ojalá que Tabaré, nuestro Presidente, pueda hacer algo para ayudar.
Un abrazo.

FLACA dijo...

Mirando de nuevo la foto, y pensando en aquella realidad, la verdad es que me dan ganas de llorar.

alfaro dijo...

Ojalá todos los periodista cuando escriben sus noticias lo hicieran así, como tú, con el corazón, lo sientes todo más próximo, es como si de cada ciudad un cubano te lo estuviera contando,
me ha encantado leerlo, por lo bien escrito que está y al mismo tiempo ante la devastación en la que quedan las personas se te va poniendo ese nudo de tristeza... y sientes la mirada más líquida...
un beso.

PIZARR dijo...

No sabes cuanto he pensado estos días en Cuba y en tí, a quien imaginaba pensando en Cuba.

Ya sabes que tengo gente querida alli de la que no se nada hace tiempo. Pienso en ellos...

Un beso

Lena dijo...

Cuando vivía en Florida,

nos llegó la cola de un huracán...

Imposible, Pepe, describir el

estruendo....

(tampoco tengo palabras para el miedo)

Besos, ladrón de alientos...

calma dijo...

Es horrible, pobre gente, que desesperación e impotencia deben sentir, pero seguro que con la fuerza de espríritu que tienen, darán una lección de unidad y bien hacer.
Pensé en ti Pepe...
Besos amigo

Inuit dijo...

¿Sabes Codorníu? (cuando pienso tu nombre, para escribirlo, una imagen de muchísimas burbujas asciende hasta la azotea de mis
neuronas,jajjaja.
Los paréntesis son flujos de inconscientes carente de contención formal. Serán las burbujas del Codrníu más brut y selecto). Bueno, que me rencuentro.
Cuando he hecho la lectura de tu texto desde el reader, también he pensado lo que Alfaro ha escrito sobre los periodistas.
Conocemos un Codorníu reportero,un Codorníu intimo e intimista...un Codorníu que el escribir nos parece que le es más fácil que coser y cantar, que no se nos sube a la cabeza y no da resaca y que a partir de este año mira cada mañana el este y lo saluda casi cuando amanece.
Inus

-Pato- dijo...

Siempre me quedo mirando tu mirada, esta vez, tiene razón quien me antecede, has sido un cronista, un emotivo cronista.

Besos.

Isabel dijo...

Debe ser horrible tener que buscar entre los escombros los recuerdos de una vida, y volver a empezar. Tu lo cuentas de una forma muy serena, ojalá ellos tengan la misma serenidad para continuar.
Me ha impresionado tu blog, las fotos, los textos....

Sasian dijo...

Y sin querer levantar el embargo... y el resto de los paises mudos...
Se levantarán... lo que les falta en lo material lo tienen de orgullo...

Aún así maldigo la hipocresía mundial.

un beso