17 de mayo de 2008

Sin violentar el paso lento de las nubes, ni querer que la borrasca se quite o se ponga, se puede comparecer o desaparecer como la acción de una pieza más de un puzzle que todo el mundo entiende. Por imaginar, puede imaginar uno que sigue allí, escarbando en las rocas cuando el sol hace salir las nécoras, sin que nadie sospeche que lo que busca son servilletas de papel escritas y hechas bolas como aquellas que encontré en desconocidas tabernas de ciudad.

Para eso siempre se puede contar con un mar y un cielo juntos, aliados… los dos abiertos y amplios, haciendo de espejo uno del otro. O una brisa salada y fiel, que nunca deja de estar ahí, para ayudarnos a inventar el mundo cuando el presente niega lo que los mercados no pueden proporcionar jamás.
.
- Vete a los recuerdos y rebusca igual que las gaviotas entre las redes -me aconseja Codorníu como si lo gritase desde una ventanilla camino del olvido propio.
.
En su mirada, un ronco descanso palpitando. Siempre cogido del brazo de la orilla, pasea ya cansado de esculpir tiovivos con el tamborileo de la arena y los rizos sonoros del oleaje. Lo sé... podría tan sólo ser el viento del nordeste que le llena la cabeza de ruidos. Sin embargo, insiste tanto... Cuando oigo su voz confidente que me dice que quiere desaparecer entre la bruma, se me abren las arterias. El momento está tan a mano, que al lado del mar apenas se ve el agua. No sé. No sé.
.
Entonces retiro la vista del teclado, levanto la copa de albariño, y gesticulo y hago el tonto... por animarle, por sacarle de esa niebla de mica que se le echa encima envolviéndolo todo. Hasta que me doy cuenta de lo que pasa en realidad, y no sé si reír, o llorar, o seguir escarbando en las rocas.
.
Pepe.

18 comentarios:

ana dijo...

Gracias por tu marea y tu beso de arena,
estoy bien, solo eso.
un beso Pepe,
ana

Lena dijo...

Pude sentir la brisa salada.
Pude ver las necoras y el tio vivo de arena.
Pena no, Pepe...Pena nunca.

Es hermoso tu texto...Eres un mago.

Recibí un beso cariñoso, lleno de espumas y corales.

Te dejo uno con pinos que restallan piña. Uno con clo azulísimo de Madrid!

Fermina Daza dijo...

Ay, Pepe, este Codorníu es un provocador, te sube en el tiovivo de los recuerdos, te seduce con sus cantos de sirena y acaba arrastrándote mar adentro como una mala resaca.

Pero...¡es tan tierno!

Abrazo doble

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... Sigue escarbando en la roca. Insisto que tus pots bien podrían conformar el nuevo libro de horas del S.XXI con JMSerrat de telón de fondo y el último tango en parís como los dibujos a puro estilo de la edad media.
Tienes una habilidad para escribir los paisajes del alma que me maravilla, Pepito.
Besillos de domingo

calma dijo...

Hoy Pepe... me partes el lo tengo "partío" y venir aquí, leer eso y escuchar esa canción del Noi, que hace años no escuchaba, y era una de mis favoritas, pues me voy hecha polvo, con los kleenes en la mano...
Uffff Codorníu... que palo
Besos de sal y arena

calma dijo...

corazón, el alma, y los huesos también...

mera dijo...

Sigue escarbando mientras ries, pero cuéntanos que descubriste, que los descubrimientos son para compartir.
Un abrazo,

-Pato- dijo...

Reí, llorá y escarbá rocas, que cuando quieras acordar habrás garabateado muchas servilletas de papel, con mares abiertos, con ventanas agitadas, con mesas desiertas y vasos vacíos, por eso Pepe, si de las rocas salen estas letras, reí, llorá y no dejes de escarbar.

Besos

FLACA dijo...

Pepe, mi entrada de hoy está dedicada a ti, que todavía gesticulás y hacés el tonto tratando de animar a Codorníu, que todavía andas buscando viejas servilletas escritas y hechas bollitos,que todavía intentás escarbar en las rocas.

brujaroja dijo...

El mar y el cielo hacen de espejo el uno del otro. Y en la oscuridad de uno, a veces, se oculta la claridad del otro.
Qué enorme placer deslizarse por las líneas de tus palabras...

FLACA dijo...

¡Uy, Pepe!... me hiciste llorar de la emoción.
Miro la hora en los comentarios y creo que no coinciden; no sé por qué, sé que cuando llega mi presente vos ya hace cuatro o cinco horas que lo viviste. Pero nos encontramos acá,queridísimo amigo, en este mundo virtual, en donde no existen ni el tiempo ni el espacio. No tengo palabras, porque estoy absolutamente emocionada.
Dije en mi post, que no me gustaban Los Olimareños,pero ellos son un símbolo, no se puede negar; pero ésa era la canción. Zitarrosa sí, cuando lo escucho casi te diría que me pongo de pie, como con el himno, y me pongo la mano en el corazón. Vos decís que cuado escuchaste a Viglietti en vivo tuviste que salir corriendo del teatro. Cuando se me pase la emoción, te voy a contar de la primera vez que vi a Zitasrrosa cantar en vivo, en La Paz mi ciudad natal. También te voy a contar otra coincidencia: cuando fui a sacar entradas al Palacio Peñarol para ver a otro que a vos te llega, Paco Ibáñez, allá por el 84, creo.
Gracias, amigo, me robaste el alma. Un beso

PIZARR dijo...

Pepe... hoy a pesar de que de nuevo tus bellas letras, me lleguen dentro, rodeadas de vientos, mares, nieblas y servilletas de papel peleando por salir a la luz antes que las necoras cuando sale el sol...

Me quedo prendada de esa imagen... Imposible explicarte aqu� lo que esa pel�cula, esa actriz y esa imagen significaron en mi vida...

Prohibida en Espa�a hasta mucho despues de la democracia... Los viajes a Perpignan...

Un beso Pepe

Margot dijo...

Pues sí, yo también me pongo a hacer el ganso cuando me doy cuenta de lo que pasa en realidad... así desconcierto a la realidad. No se merece más.

Nos dejamos las arterias largas? nos hacemos rastas en ellas?

Besos de nécoras y sol.

Mityu dijo...

A veces la palabra que acude a mí cuando te leo es "impecable". Un estilo propio, elaborado, exento de artificios, que alcanza imágenes emocionales de cuño propio, pero de sentido universal:
"Una brisa salada y FIEL.."
"Un ronco descanso PALPITANDO..."

Inevitablemente me veo en ellos. En cuanto a los recuerdos, ni luchar contra ellos, ni retenerlos hasta la inmovilidad. Dentro de nosotros, los sentimientos, lo vivido, lo soñado, lo añorado tiene grados, pero no distinciones específicas, de modo que todos son reales. Pero sigues aquí, escribiendo, latiendo, formando parte de nosotros. Tus redes siguen creciendo. Siempre. Mueves un dedo y el mar se agita. Han comenzado las olas, que no pararán.

Esta ola llegó aguas abajo, a contraveta. :)

Un abrazo

Sibyla dijo...

Yo también levanto la copa de albariño, para brindar por los tiempos pasados, por esos trozos
de canciones, de poemas, de sentimientos, retazos de oro, de gaviotas blancas...

Sigamos escarbando en las rocas...
Siempre podremos sorprendernos.

Un abrazo:)

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenas, soy yo la de siempre.
¿Estás bien? Es que tu blog está demasiado quieto y silencioso y...
Un besito grande

Codorníu dijo...

Mº Ángeles: gracias por preocuparte por mí. Estoy bien. Codorníu, sin embargo, necesita un descanso transitorio y coyuntural. Creía que lo había dejado caer en la última entrada.

Un beso.
Pepe

Inuit dijo...

Bon dia de d'aquesta terra acaronada per la salabró mediterrània. El cel amenaça turmentes de primavera i el dia està per fer.
Bon dia a les teves lletres tardanes per mi.Que siguis feliç allà on habiten tu alas .
Aurores