2 de enero de 2014


Estoy aquí. 
La brisa acaricia mis cabellos,
y yo voy a tientas en la  noche 
porque he perdido mi hilo; 
ese que te di a ti, Teseo"
.
Antonio Tabucchi,  Se  está haciendo cada vez más tarde.
.
Yo nunca creí en las rayas, tanto si eran paralelos y meridianos, como si eran fronteras con pedestal o fechas como éstas, por ejemplo, que separan un año del siguiente.

Me pregunto si creo en algo más que en la noche, cuando riza de forma plateada la superficie azul oscuro del espejo, o en la presión que soportan los cansancios que llevan tu nombre; o en la esperanza del otro lado del tapiz, donde hacemos los nudos.
.
Me pregunto también si aún llegará a tiempo el oxígeno que me devuelva los besos deseados, o las metáforas de Borges que releo ávidamente para zafarme de la asfixia, si es que aún existe el segundo crucial que maneja lo aleatorio, la lotería comprada a mis espaldas, o el gusto por la torpeza que tienen los que no saben lo que hacen (o sea, todos nosotros).
.
Pregunto, en definitiva, por los horizontes tan lejanos que soplaron las velas con que se hacía la piel de aquel cuerpo que me citaba en plena juventud; incluso me remonto al áspid sinuoso que frecuentaba los pronombres desaparecidos para siempre. Y sobre todo, echo en falta el sentimiento coral del amor, que saltaba entonces por encima de todos los misterios y hoy se abraza con fuerza a los lejanos pétalos perdidos.

Codorníu.

6 comentarios:

FLACA dijo...

Gracias por tus palabras y tus buenos deseos, querido Pepe, llegan al corazón, aunque teñidas de gastada tristeza o desencanto. Empiezo este año habiendo pasado raya al viejo; me encantaría, en este nuevo año, ir haciendo ese ramo sin espinas. Y me encantaría,Pepe,ver en tus palabras la sonrisa producida por un fraternal brindis repleto de las burbujas del Codorníu o por el chocar las copas repletas de albariño. Yo festejo el comienzo de este año y haber podido terminar el otro, que ya es bastante. Y si me esfuerzo para saber qué es lo que deseo o pido, me doy cuenta de que con lo que tengo alcanza (y no hablo de lo material). Va un abrazo con el deseo de todo lo bueno para ti y tu familia.

carmen jiménez dijo...

Me uno al brindis de la Flaca y al tuyo. Si bien es cierto que yo tampoco creo que una línea pueda separar el ayer del hoy y del mañana, sirve al menos para detenerse un instante y brindar con los amigos con los que caminamos desde hace ya muchas rayas...
¡Qué nunca nos falte un abrazo!

mangeles dijo...

...el sentimiento coral del amor....Tengo que pensar en eso..jeje... Feliz año 2014 amigo. Que tengas días hermosos.
Besos

calmA dijo...

Abrazo también aquí y a la flaca tirón de orejas, no contestó mail ni nada... bueno pues feliz año también.

Besos a todos

Codorníu dijo...

Muchas gracias a las cuatro: Flaca, Carmen, Mangeles y Calma. Qué los reyes os traigan salud y os diseñen un año lleno de abrazos y besos de los grandes.

Maria Coca dijo...

Mi gran amigo de letras y sentimientos: Leerte siempre es contemplar un cielo. Se vislumbran nubes claras y oscuras. Lunas llenas y soles que en ocasiones se deprimen de su propia luz.

Sigue siendo un placer contemplar tus cielos a través de tus letras. Sentirnos siameses sin conocernos y sin que nuestras vidas si quiera contemplen el mismo horizonte.

Te deseo un feliz año y sobre todo, poder seguir sintiendo que tus estrellas siguen siendo las mías.

Besos gigantes como molinos desde el sur.