12 de junio de 2013



Alrededor de 500.000 jóvenes de alta titulación han abandonado el país desde 2008 hasta el momento actual, desalentados por la falta de empleo.  Por eso, y por la falta de fe en poder cambiar este sistema social injusto a todas luces.

Hijo, vete lejos, todo lo lejos que puedas; hasta donde el cielo y la tierra se dividen. Cual si se tratase de un viaje iniciático, has de conocer por experiencia propia que tus ojos te han estado engañando.

Luego, vuelve, vuelve libre de divisiones... y míranos a todos como en realidad somos: de la misma naturaleza que el reflejo de la luna en la fuente.

Codorníu.

3 comentarios:

FLACA dijo...

Pepe, amigo querido: eso que escribiste es muy, pero muy fuerte. Poner a los hijos libres así es una muestra muy grande de amor. Sabe muy bien lo qué es eso mi alma generosa de madre, y mi corazón de uruguaya que ha visto tanto y tanto exilio involuntario y voluntario. También lo sabe mi voluntad cobarde de hija, que nunca pudo romper con las responsabilidades y obligaciones filiales y hacer lo que se le cantara en la vida. Aquí estoy, hace 40 años viviendo en la misma casa vetusta que me dejó mi madre, en un barrio que no me gusta y una ciudad que tampoco. Lo máximo que añoro es la ciudad en que nací y viví mi infancia y adolescencia, distante a 5 km de aquí adonde , si quiero, puedo ir caminando. Admiro mucho la fuerza de mis hijos y el empeño en sentirse libres de ataduras, aunque me duelen en el alma los 25 km. de distancia de ella y los 150 de él. El mundo es ancho ahora y, por suerte, (o "afortunadamente", como tal vez digan ustedes) los jóvenes no son de ninguna parte en especial ni se atan a ningún lugar,eligen vivir donde más les guste y mejor puedan realizarse y desarrollarse de acuerdo a sus aspiraciones. Sin duda, las pequeñas vueltas de reencuentro transitorio son intensísimas y muy, pero muy, ricas para todos. Un abrazo,Pepe; y fuerza para aguantar el dolor de la oquedad, que siempre recuerda estar vivos y vigentes con nuestra capacidad de aprender intacta.

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.

calmA dijo...

Querido amigo, tu hijo, estará muy orgulloso de tener un padre tan fantástico como tú.

Han de volar Pepe, la pena, es que sea tan lejos.

Te quiero mucho