3 de mayo de 2012


Me meto en la noche hasta la rodilla,  mientras las estrellas bucean bajo la espuma batida del ruido diario.  

Los recuerdos me asaltan como una zarza ardiente, donde aún se queman en el cielo, dolorosos, los peces plateados de antaño. 


Hablo de cuando en cuando con Saleta en mis sueñosMe basta ver como se tiñe el pelo de todos los colores con ese toque burgués que encanta mis serpientes y aquieta otras cosas absurdas que me habitan cuando cierro los ojos. 


- Bastante nos hemos estrellado ya para vendernos motos -me dice.

Pero nadie enciende ya fósforos ante las mesas de mármol en aquellas cafeterías antiguas. Entonces sí lo hacíamos: nos quemábamos las yemas, agotando nuestras miradas frente por frente. Y a la vez, sin saberlo, nos jugábamos cuál de los dos dominaría al otro al llegar a casa: así de sencillo era lo inmediato. 

En nuestra ingenuidad, pasábamos ampliamente de los mirones que ocupaban las mesas contiguas.  Íbamos hacia adelante, sin miedo. Ella, con su poderosa minifalda que precedía a los tiempos; yo, con mi estigma de inconformista en mitad de la frente para que no se me fuera a olvidar nunca de dónde venimos ni -sobre todo- a dónde vamos. 


Por supuesto, no sabíamos lo que era un móvil.

Codorníu.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Dime que fumas para escribir estas cosas tan bonitas.

Un abrazo


RV

FLACA dijo...

Me hubiera encantado ser la primera en aparecer aquí hoy.
¡Al fin,Pepe!, música y texto. Éste es tu sitio. Esto es lo máximo.

FLACA dijo...

Debí destacar también la imagen. Un abrazo,con el corazón lleno y satisfecho de haber encontrado nuevamente a Saleta.

mera dijo...

Es raro que el móvil te permita no desplazarte para coger el teléfono y que él tampoco se mueva, a lo sumo vibre... Un abrazo maestro.

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Estamos de vuelta Pepe, el clima del texto es increible, y al final me has arrancado una sonrisa, que tengo dibujada mientras escribo y escucho a Baden Powel.
Un abrazo

gaia56 dijo...

Pepe te superas, fuerza, ternura y casi añoranza en tu texto.
Un beso.

FLACA dijo...

Sólo pasé a saludar. Y perdoname,Pepe, por ahora no se me da escribir. Abrazo.

FLACA dijo...

Sólo pasé a saludar. Y perdoname,Pepe, por ahora no se me da escribir. Abrazo.

FLACA dijo...

Te respondí en la Flacurita.

Isabel dijo...

Nostalgia de aquellas mesas de mármol, y de las charlas, y de las miradas. Tu lo expresas como nadie.
Un beso

calmA dijo...

Grande Pepe, eres muy grande, pedazo texto te has marcado, pero... ¿cuando no lo has hecho? lástima que economices tanto las letras, prodígate anda...

Besos al borde del colapso ya sabes.

ASOCIACIÓN CULTURAL BEATRIZ CIENFUEGOS dijo...

¡Hola!. Nos han nominado para el premio "Versatile Blogger" y hemos nominado a 15 blogs para el premio. El suyo está en nuestra lista. Enhorabuena por su trabajo.