14 de enero de 2012

Como Machado amo la primavera pero el invierno de la Historia se empeña en tropezar con baldosas levantadas.
Nuestros ojos se juntan, baten sus alas a cámara lenta, revolotean...
(Copos de recuerdos bajo la luz de la farola sobre la acera solitaria) 
Tiempo atrás cargaba con la bolsa de basura cada noche y aprovechaba para no derrochar los sustantivos que quedaban.
La vida se encoge nos encoge con preguntas que empañan los espejos de tanto condensarse sin respuesta...
Ni siquiera Pulgarcito repasa ya las geometrías de los hules buscando migas de pan tiradas a los dados...


...¿O eran bolitas de servilletas?

.
Codorníu.

4 comentarios:

FLACA dijo...

Estoy segura de algo ERAN BOLITAS DE SERVILLETAS, y me encanta ese empeño de tropezar con baldosas levantadas.
También me encanta entrar a este sitio y encontrar nuevamente la poesía y ,mejor todavía, acompañada por esa hermosa música de Silvio. Un fuerte abrazo.Y ojalá que el invierno traiga copos de viejas historias.

Maria Coca dijo...

Eran trozos de frases perdidas.

Las baldosas levantadas nos impiden ir más rápido pero tampoco importa tomarse un tiempo para mirar el cielo y ver los colores tan maravillosos que este invierno nos está dejando.

Un abrazo enorme, Pepe.

FLACA dijo...

Ya estoy en casa. Paso por aquí todos los días a ver si recojo alguna otra bolita de papel que me reencuentre con estos guiños. Un abrazo,Pepe, desde el tórrido sur.

calmA dijo...

Cuando te pones poetas, haces temblar todos los sentidos míos...

Cómo dice la Flaca, esas bolitas de servilleta eran auténticas joyas, de alguien que como tú, hace magia con las letras.

Abrazo querido amigo y otro pa la Flacurita