19 de febrero de 2011


Escribo con una semana de retraso, pero bueno... sé que me disculpáis.  Ha sido todo muy intenso y había que dejar reposar las emociones para contarlas. Además, aunque lo he intentado dos o tres veces, la verdad es que no sabía ni cómo empezar.


El día de su cumple fue un jueves laborable en el que todos anduvimos a la carrera, ya que el mundo no se detiene por nuestras cosas particulares. Incluso mi mujer y mi hijo no pudieron dejar sus ocupaciones. 


Así que, como veíamos que íbamos a estar él y yo solos a la comida, decidimos hacerle los honores al desayuno, donde no faltó un instante muy emotivo, recordando a mi madre. “Lo que le hubiese gustado a ella estar presente en estos momentos”, decía, impresionado, mirando las velas con el "cien" antes de soplar. 


(Estoy seguro que cuando cerró los ojos, ese pensamiento ocupaba su corazón. También, el mío)

Y fuimos acercándonos al sábado, trenzando ingenio con mentirijillas para que no descubriese todo el montaje preparado: habíamos organizado un fiestón que sabíamos que sería inolvidable. 


Conseguí (arrancando tiempo atrás) traerle a su familia de Lugo, de Coruña, de la ría de Arosa… todos en avión. Allí estaban los del mundo rural, los del mar… incluso una cuñada suya no tan mayor como él, de ochenta y tantos años... Como por desgracia, los de su quinta ya no viven, esa tristeza -aunque no empañó el acto- fue inevitable. Al final, tropecientos y pico a la mesa. Fue un esfuerzo que hicieron todos, pero que tuvo su compensación con creces.

Al entrar en el local de mi brazo -faltaba la alfombra roja, más merecida que muchos otros que ganan óscares y goyas- iba poniendo los ojos como platos y se volvía para mirarme. Teníais que haberlo visto: muchos desconocidos de otras mesas que andaban por allí, sintonizaron enseguida con la situación (la gente se identifica enseguida con un evento así) y se fueron acercando para felicitarle… ¡Imaginad el mogollón!

Después, ya en la mesa, se fundió en abrazos entrañables, sentidos, sinceros... Tantos, que comenzamos a comer una hora y media más tarde de lo fijado.  A cada poco había interrupciones: unos y otros se levantaban y le venían a ver para decirle cosas... ¡Vamos, la repera! No creo que pueda olvidarlo nunca.


Por medio de la comida, fotos, vídeos, yo qué sé...

A los postres, fue recibiendo los regalos materiales; y sobre todo, más y más cariño y detalles, que es lo esencial. Un cuñado mío, que escribe muy bien, fue el encargado de decirle unas palabras. Casi nos hace llorar a todos con un toque muy bien traído acerca de la emigración gallega...

En fin, comprenderéis que no puedo resumir las innumerables anécdotas que vivimos.

Pero una cosa sí os puedo asegurar: logré que fuera feliz. Y esto no es una sensación subjetiva mía, porque tengo el mejor certificado: sus palabras exactas verbalizadas a mi oído.


(Desde ese día no para de repetirme que quiere salir a la calle de nuevo... "En cuanto llegue la primavera". Y añade: "A andar y andar los caminos...") 


Como Atahualpa.


Codorníu.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡Queeeeee hermoso Pepeeeeeee!!!

Me has contagiado tu emoción.

:´´)

Besos y abrazos a ese joven de 100 años, se lo ve fantástico!!!!!!!!!

Pato.-

mera dijo...

Me alegro mucho por todos vosotros, y por todos nosotros, que es gratificante veros. Un abrazo fuerte.

FLACA dijo...

Cuando se me pase la emocion, escribo. Por ahora solo voy a decir algo que decimos aca medio en chiste:¡que(con tilde) momento!.
Un abrazo a todos.

carmen jiménez dijo...

Bueno Pepe: Sin duda es imosible poder trancribir todos los momentos y todas las sensaciones que debieron pasar por ti ese día. Pero te aseguro que has logrado transmitir a la perfección ese sentimiento de satisfacción por ver que tu padre sigue VIVO. Si pudiera felcitaría a tu padre personalmente por el hijo que tiene.
Me alegra que todo el mundo haya colaborado.
Un abrazo muy especial por esos cien años.

gaia56 dijo...

Esperaba esta entrada Pepe, ¡que emocionante! sinceramente de lujo, enhotabuena y gracias por compartirla.
Un beso para los dos.

lys dijo...

Cuánto amor y ternura en esta entrada! Gracias por compartirla con nosotros. Es cierto que somos extraños en el sentido de no conocernos personalmente, pero comparto tu alegría. 100 años!! Felicidades a tu papá y a todos vosotros. Hacer todo cuanto uno puede por verlos felices mientras están con nosotros es, sin duda, un valor incalculable.

Un abrazo.

made dijo...

Precioso,entrañable...
Estos son los momentos que uno recuerda toda su vida.
Me alegro que fuera feliz a pesar de su gran ausencia.
Un saludo

calma dijo...

Maravilloso Pepe, me ha emocionado todo lo que nos has contado, hoy ha sido mi cumple y bueno... me gusta pensar que tu padre es un acuario como yo y como mi madre, un resistente, un luchador.
Dale un abrazo enorme de mi parte, por favor, otro para ti.

Anónimo dijo...

No tengo blog por eso mi comentario como anónimo.A traves de personas muy queridas que si lo tienen entré un dia en el tuyo y desde entonces te sigo con frecuencia pero nunca me he atrevido a comentar a pesar que muchisimas veces me he emocionado con tus entradas.Si siempre mereces un comentario,hoy con más motivo al hacer protagonista a un buen padre en un tiempo en que el cumplir años no es precisamente un valor en alza.En fin mi admiración total y "per molts anys".
Dora

DaliaNegra dijo...

hermoso a mas no poder.gracias por regalarnoslo.Un beso emocionado***

Lirium* dijo...

Hermoso post... muy emotivo.
Me siento una intrusa comentando en algo tan personal, pero qué lindo que compartas esto aquí.
Por lo visto el cumpleañero es un roble y claro que jamás olvidará este cumpleaños.
Un fuerte abrazo

Maria Coca dijo...

Qué bien!!! Maravilloso. Consigues que veamos el "vídeo" del evento en directo. Qué emocionante y qué entrañable...

Felicidades de nuevo, Pepe. Sois muy afortunados.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Me has emocionado, Pepe... mi gran simpatía y cariño para los dos.
Un besote

sasian dijo...

andar y andar caminos y seguir haciéndolos...cuando llegue la primavera...

Fue más feliz todavía.

Un abrazo

calma dijo...

Me alegra Pepe todo lo que me comentas, aprovecha el momento.
Muchos besos

FLACA dijo...

¡¡¡¡Pepeeeeeeeee!!!...

Xavier Mrtinez dijo...

Felicidades con retraso