2 de diciembre de 2008

Con diferencia de pocas horas hemos pedido a dos grandes figuras de la música: el cantautor catalán Joan Baptista Humet, y el vasco Mikel Laboa.
.
Humet, autor de canciones como "Clara", "Que no soy yo" y ésta que suena de fondo en el blog, fallecía ayer en Barcelona a los 58 años. Perdía la batalla contra el cáncer de estómago que venía librando desde hacía casi dos años. Sus compañeros: Serrat, Lluís Llach, Marina Rossell y tantos otros le estaban preparando un homenaje que no llegó a tiempo.

Más sorpresa ha causado la muerte de Mikel Laboa, uno de los más sólidos referentes de la cultura vasca que fallecía en la madrugada del lunes, en el Hospital Donostia de San Sebastián en el que había ingresado de urgencia cinco días antes.

Joan Baptista Humet Climent había nacido el 4 de enero de 1950 en la localidad valenciana de Navarrés, donde sus restos recibirán sepultura hoy.

Con 74 años fallecía Mikel Laboa. Con él desaparece un de las mayores y más respetadas figuras de la música vasca; para muchos su verdadero patriarca, y su más capacitado valedor. En apenas dos semanas Laboa tenía previsto recoger la Medalla de oro de Gupúzcoa, el máximo galardón de la diputación Foral.
.
Nuestra generación los recordará con mucho cariño.
.
Codorníu
.

17 comentarios:

mangeles dijo...

Pues yo a Mikel Laboa no le conocía de na de na...algún día te contaré mi historia con BENITO LECHUNDi JJEJE..PERO ESA ES OTRA MOVIDA....(historia musical...nada personal ehhh)

A joan bautist Humet si...y su canción CLARA SIIIIII...

Descansen ambos en paz...y si existe algo...pues podrán componer canciones juntitos...supongo que Mikel (por ser mayor) cogerá de la manita a Joan...y '''' a cantar''''

BESOS PEPE

mangeles dijo...

(ES que soy la segunda ehhh...y claro...siempre he tenido un hermano mayor...y siempre te cogen de la mano...pues por eso..)

marisa dijo...

Se nos van partes de una banda sonora: la adolescencia, la juventud, los sueños, la utopía. En fin, "que pocas paraules tinc", que diría lluis llach...
Abrazos

calma dijo...

Amb tot el sentiment que sigui un viatje dolç per tot dos.

alfaro dijo...

Tengo un enlace al blog de
David Murders
si entras tiene una entrada de ayer con un video de Mikel Laboa que es precioso, no sé vasco, pero está traducido y es .. precioso.
Un beso.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Me voy a la dire que dice Alfaro...
Un besote y me voy a leer el que publicaste el domingo

Mityu dijo...

Saludos de nuevo, Pepe Codorniu.
Era una entrada merecida, un recuerdo que les trae al corazón,a pasear su música por el veteado del corazón, la memoria y la emoción. Una vez más, se justifica tu voz como la del testigo, la del amigo, la del pueblo cuya mano se levanta, hoy para depositar una flor.
En cuanto al post anterior... es una lección de vida que sirve, que marca diferencia entre el lamentarse de la circunstancia y la de vivir a pesar de ella, por encima de ella. A veces, casi de entre los muertos, elegimos. Que sea siempre vivir. Lo contrario sólo es fantasía y memoria, que es quietud.
Tus fotos se deslizan cada vez más melancólicas... mira adelante, compañero, y hacia atrás, sin dolor. Déjate invadir por el amor que fuiste capaz de sentir cuando ellos te conmovían, actualízalo y sigue permitiendo que latan fuerte.
Un abrazo.
Mityu

Esther dijo...

jejejej pedido

-Pato- dijo...

No los conocía, me los terminás de presentar vos, cuando se han ido. Esa es la magia de los artistas, que se van, pero siempre siguen estando de algún modo.

Besos.

calma dijo...

Pepe he añadido una pequeña reseña en mi blog de esta noticia, mencionando la procedencia y he puesto esa preciosa foto, espero no te importe.
Besos

Maria Coca dijo...

Se han ido ambos casi al unísono... menos mal que siempre quedará todo cuanto hicieron en la música.

Besos

FLACA dijo...

No se conocen aquí a esos artistas. Viniendo aquí siempre aprendo,gracias Pepe. Estoy con poco tiempo para escribir y andar por los blogs, terminan los cursos el sábado y tengo mucho, pero mucho trabajo.Este final ha estado y está muy movido.No he podido comentar tu relato de Taberna Lentiscal, que está impresionante,tengo eso en el debe.
También imprsionante la foto de abajo y tus palabras.Me quedo muda, sólo un nudo en la garganta.Algunas mujeres son así de fuertes, resilientes como los de la foto.
Ayer estuve muy cerca de ustedes, por primera vez en mi vida - y creo que lo escucho y que lo canto desde que tengo 10 años- fui a ver a Serrat en vivo.Una gran emoción.
Cuando salga de todo este atolladero te escribiré con más tiempo. Un abrazo.

brujaroja dijo...

Llevaba unos días sin aparecer por aquí (qué complicada es la vida, pordiós) y me encuentro con que hablas de Humet. Esa sensación extraña que me quedó en el corazón, como de frío, me hizo volver a escribir. Conmueve ver que más gente lo recuerda.

carlota dijo...

Joan Baptista Humet es una de aquellas voces que siempre se recuerdan asociadas a canciones como Clara.
Bonito recuerdo para ambos cantautores esta entrada en tu blog.
Un abrazo

calma dijo...

Rectificado Pepe, creí que se daba por sobre entendido, pero bueno, ahí está.
En cuanto al descuido... ya no me afecta.
Buen puente

Sasian dijo...

me atrevo Pepe, imaginando tu permiso, a hacerles un pequeño homenaje a estos dos personajes de nuestra memoria histórica personal, de nuestra vida, con un poema de Salvador Espriu que Mikel Laboa musicó un día

Assentiré de grat, car només se'm donà
d'almoina la riquesa d'un instant
Si podien, però, durar
la llum parada, l'ordre clar
dels xiprers, de les vinyes, dels sembrats,
la nostra llengua, el lent esguard
damunt de cada cosa que he estimat !
Voltats de por, enmig del glaç
de burles i rialles d'albardans,
hem dit els mots que són la sang
d'aquest vell poble que volem salvar.
No queden solcs en l'aigua, cap senyal
de la barca, de l'home, del seu pas.
L'estrany drapaire omplia el sac
de retalls de records i se'n va,
sota la fosca pluja, torb enllà,
pels llargs camins que s'esborren a mar.

---------------------------------
Asentiré con agrado, pues tan solo se me dió
de limosna la riqueza, la riqueza de un instante.
Si podían, sin embargo, durar,
la luz recibida, el claro orden
de los cipreses, de las vidas, de la sembrada,
nuestra lengua, la lenta mirada
encima de cada una de las cosas que he querido !
Rodeados de miedo, en medio del hielo
de las burlas y las risas de los bufones,
hemos pronunciado las palabras que son la sangre
de este viejo pueblo que queremos salvar.
No quedan surcos en el agua, ninguna señal
de la barca, del hombre, de su camino.
El extraño trapero llenaba el saco
de retales de recuerdos y se va,
bajo la oscura lluvia, hacia la ventisca
a través de los largos caminos que se borran en el mar.


(me permití traducirlo, aunque en toda traducción se pierde fuerza, sin embargo pensé que mejor perder fuerza que perder espíritu).


Bueno, parece que hoy mi ordenador está siendo mas benevolente conmigo y me permite navegar un rato...

Un abrazo Pepe

Sibyla dijo...

En especial lloré la muerte de Humet.
Era mi refugio de adolescencia, sus canciones me ayudaron a caminar por esa senda llena de timidez y complejos.
Madreselva, Terciopelo ardiente, Gemma y tantas otras canciones duermen en un hueco de mi corazón, ya para siempre.

Precioso homenaje!
Un abrazo Pepe:)