15 de agosto de 2008

(“…la mer, la mer, toujours recommencée…”, sentía Paul Valéry. Y así, Carpentier que adoptó la cita. El mar o la mar, como igual le daba a Alberti. Porque te engulle y te arroja saturado de vértigo… o te mece y acuna suave... suave… cauterizada la mirada, rayada por la nostalgia de ver como la Habana se aleja en una balsa de columnas bailando sobre el oleaje.

“...la mer, la mer, toujours recommencée…” besando suave -o a veces desesperadamente- su amada y rubia arena. O enhiesta y feroz, esculpiendo los acantilados rebeldes, casi eternos...

La Habana... siempre volviendo a comenzar)


En un lugar donde se alzaba un gran morro -ideal para carenar las naves y protegerlas de un fuerte vendaval que les venía azotando-, atracaron los españoles. A dicho puerto, y por las circunstancias de haber carenado allí sus naves, lo llamaron Puerto Carenas.

.Pero una de esas mañanas que siguen a las tormentas, salieron de exploración por la isla, y allí, en una peña, sentada, vieron la más hermosa india que podían imaginar. Su larga cabellera, negrísima como el azabache, parecía como un manto que cubría todo su cuerpo color del bronce, y que ostentaba un brillo especial porque se acababa de bañar en una cascada, y se había sentado a secarse con el aire fresco y el calor del sol en lo alto de una peña. Entonces un oficial se dirigió a la hermosa joven y le preguntó:


-¿Quién eres, bella india?

-Habana -contestó dignamente.

-¿Cómo se llama este lugar?

-Habana -volvió a contestar.

-¿Quién es tu padre?

-Habanex -contestó orgullosa, y al parecer sin temor.

-¿Cómo te llamas, di?

-Habana -repitió claramente la indígena.

-Pues desde hoy este lugar se llamará La Habana.

.
La india hizo un gesto circular del contorno, repitiendo:

-Habana, Habana.

.
Y tocándose el pecho como en el gesto de yo, repitió:

- Habana.

.
Cada día volviendo a empezar,

Codorníu.
__________________

17 comentarios:

Sasian dijo...

No podía ser de otra manera: orgullosa, bella, imponente, enigmática, poderosa, inconquistable, ¿loca?...
magnifica descripción, realmente maravillosa o...maravilloso real.
... Y ahora quedo aquí, junto a Menegildo Cue...esperado volver pronto.


Un abrazo

Hacía tiempo que no retomaba a Carpentier...gracias por recordármelo

alfaro dijo...

Preciosa leyenda...
sin embargo, más preciosa es la frase final... empezar, como nacer o renacer.
Un abrazo.

FLACA dijo...

La Habana bella y orgullosa sintetizada en una maravillosa imagen.
"cauterizada la mirada, rayada por la nostalgia de ver como la Habana se aleja en una balsa de columnas bailando sobre el oleaje".Me conmovió esa frase. ¿Será que Codorníu no puede dejar de comenzar sin suspirar por lo inasible?.

FLACA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLACA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLACA dijo...

Perdón por la torpeza; ha salido tres veces repetido el comentario que hice,por eso borré los dos últimos.

mera dijo...

Animo, hay que volver a carenar muchas veces...

brujaroja dijo...

No sé si la historia es real, si es leyenda o si te la has inventado sobre la marcha, pero es muy bonita...
Qué placer volver a encontrarte.

-Pato- dijo...

Hermosa esta hisotria, no s� si real o leyenda, pero tu modo de contar siempre tan bello.

Un abrazo Pepe, que est�s bien.

Lena dijo...

Pepe querido...

A mí también me embrujó.

Hace años ya.

Pero al leerte me viene el recuerdo y su magia.

El morro con luz de tarde.

Y ese no sé qué en las miradas...

Será que me tira la tierra, las islas...

Extrañé leerte, ladrón de alientos.

Estoy de vuelta.

Besos

calma dijo...

¡Qué bonita historia Pepe¡ y las fotos tienen una cadencia muy muy especial, tienen sabor a ron y a humo.
Besos guapo

PIZARR dijo...

Bienvenido de nuevo a tu blog, se te echaba de menos Pepe.

En esas nos movemos algunos hace tiempo, intentando cada día volver a empezar.

Un beso a puntito de partir en un par de días a Galicia.

Sibyla dijo...

Hola Pepe!

Parece que la bella, cautivadora, seductora y cálida...la eternamente tórrida,sí, esa que tiene nombre de mujer, La Habana te ha inspirado por una buena cantidad de tiempo, y yo que lo celebro, con ron y caña de azúcar!

Me encantó el lugar de la foto.

Un abrazo:)

calma dijo...

Besitos Pepe, gracias por pasar, qué sigas disfrutando de tu descanso en Gata, yo te espero siempre.
Me encanta mirar estas fotos y escuchar esa música.
Muassssss

Chalá perdía dijo...

¿Que si te gustó la Habana?...como no te iba a gustar, si a uno le reciben con ese Caribe y ese Malecón...

Me alegra volver por aquí y ver que no te fuiste; que no soy otra, soy la de antes con otro nombre.

Besos suertudo!!!.

FLACA dijo...

Todo lo bueno llega a su fin, Pepe. Pero con esas vacaciones es de esperar que hayas cargado tus pilas como hasta casi las próximas.
Aquí parece que está llegando la primavera, al menos eso dicen las flores de algunos montes de durazno que hay en el camino de mi trabajo, pero aún hace bastante frío. Falta mmmmuuuuccchhho para las vacaciones, que son en enero;así que no me queda más remedio que resistir con mi mejor talante.Éste es un fin de semana largo, porque el lunes es feriado. Y te cuento que en mi país de paradojas mañana se festeja oficialmente "La Noche de la Nostalgia".Un abrazo.

Inuit dijo...

Codorníu ,
Me da a mi la espina, que tus minis vacaciones en Cuba podrían ser un almanaque de 365 días de historias
y nosotros disfrutándolas.
¡¡¡¡¡¡Viva Codorníu LIBRE!!!!!!!!!